Marsella, 12 Mar (Notimex).- El primer ministro de Francia, François Fillon, pidió hoy aquí a la comunidad impulsar la creación de la Organización Mundial del Medio Ambiente, que coordine de forma transversal todos los asuntos relacionados con el clima, agua y tierra.

Al inaugurar aquí el Sexto Foro Mundial del Agua, que del 12 al 17 de marzo congrega en este puerto del sur de Francia a unas 20 mil personas de 170 países, dijo que poco se conseguirá en estas cumbres “si el agua sigue siendo el pariente pobre de la gobernanza mundial”.

Ante representantes de gobiernos de los cinco continentes de Naciones Unidas indicó que el reto del problema de la escasez del agua corresponde en parte a cada país, pero también lo que haga a nivel global “en el marco de una política de medio ambiente más fuerte y coherente”.

Expuso que hay muchas direcciones en las que Francia quiere encaminarse y articular acciones para el clima y el agua, ya que las dificultades en esta materia van a dejar efectos entre los más vulnerables.

Fillon consideró que se debe crear la Organización Mundial del Medio Ambiente, tal cual existe una Organización Mundial del Comercio, y favorecer en ella el tema del agua.

Asimismo, se pronunció a favor de que entre en vigor la Convención de Naciones sobre Ríos de 1997, la que regula la situación de cuencas transfronterizas para la gestión compartida de 276 ríos internacionales, y una vez en vigor Francia pide ser sede de su primera conferencia de partes.

“Veinte años después de la Cumbre de la Tierra, esta se volverá a reunir en Río y es fundamental que le demos al problema del agua el lugar que se merece, es uno de los retos de Marsella, preparar la Cumbre de Río + 20”, abundó.

“Pero no se podrán concretizar si el agua sigue siendo el pariente pobre de la gobernanza mundial, y pedimos construir una iniciativa para gestión sostenible del agua bajo el mismo modelo de energías para todos que lanzó el Secretario General de la ONU este año”, señaló.

Refirió que en el trabajo ante los retos de acceso y saneamiento del agua no se debe caer en fatalismos, porque a corto plazo se pueden conseguir progresos tangibles importantes, porque la conciencia del problema cobra cada vez mayor dimensión.

Manifestó que todo ello implica pasar de un modelo de crecimiento económico que afecta al medio ambiente, a uno que combine desarrollo con conservación de los ecosistemas, “una nueva revolución industrial que conserve el planeta en la que cada país tiene su parte de responsabilidad”.

“Todos debemos sentirnos ciudadanos de un mundo en el que hay que proteger sus recursos, y cada cual influir con sus gestos en un modelo de vida responsable”, añadió.

En el discurso de bienvenida, el alcalde de Marsella, Jean Claude Gaudin, expresó que el reto del VI Foro Mundial del Agua es encontrar soluciones para todos los países ante la escasez, que es una causa que debe unir a los países.

“Los tiempos del acceso fácil al agua se han terminado, y el deseo de todos es que tiempos de acceso difícil también queden atrás. Esta cita nos incita a aportar soluciones concretas y sostenibles frente al tiempo”, subrayó.

“Debemos asumir retos que lanzan las evoluciones meteorológicas y el desarrollo urbano, la afectación sobre los recursos, las desigualdades entre países ricos y pobres y entre regiones de esos países, que es algo que nos compete a todos”, afirmó.