Elementos de la Fiscalía General del estado de Chihuahua, policías estatales y municipales impidieron que agentes federales trasladaran a Alejandro Gutiérrez, Antonio Tarín y Gerardo Villegas, al Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

Los tres sujetos están acusados de presunto peculado por 250 millones de pesos en agravio del erario de Chihuahua. La orden de traslado fue dictada bajo la causa penal 24/2018 por el juez Gerardo Moreno García, del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, justo cuando los acusados se encontraban declarando en un juzgado federal y bajo custodia de Policía Federal.

Coahuila/Ciudad de México, 12 se mayo, (Vanguardia/SinEmbargo).- Luego de que un juez de control ordenara al Jefe de la Policía Federal en Chihuahua trasladar a Alejandro Gutiérrez al Reclusorio Norte de la Ciudad de México, elementos de la Fiscalía del Estado, policías estatales y municipales montaron un operativo para impedirlo, con lo que lograron finalmente reingresarlo al Cereso de Aquiles Serdán.

La orden fue dictada bajo la causa penal 24/2018 por el juez Gerardo Moreno García, del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, justo cuando los acusados se encontraban declarando en un juzgado federal y bajo custodia de Policía Federal.

Fue una noche de incertidumbre la que se vivió ayer, pues agentes federales y locales se disputaron el resguardo del coahuilense, así como de Antonio Tarín y Gerardo Villegas, los tres acusados de presunto peculado por 250 millones de pesos en agravio del erario de Chihuahua.

A las 19:00 horas se celebró una audiencia ante el juez federal Gerardo Moreno en el penal de la capital del País, en la que los tres implicados estuvieron interconectados vía videoconferencia desde una sala del Centro de Justicia Penal Federal de Chihuahua.

Los abogados de Tarín y Villegas pidieron a Moreno que, aprovechando que en ese momento sus clientes estaban custodiados por elementos de la Policía Federal, ordenara reubicarlos esa misma noche a CDMX al concluir la audiencia.

Tras lo anterior, el juzgador dictó al mando federal –quien también estaba enlazado vía internet– realizar el traslado al Reclusorio Norte.

Como respuesta, las corporaciones locales desplegaron patrullas y personal para resguardar el edificio del Poder Judicial de la Federación, ubicado en la colonia Campestre de Chihuahua.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Vanguardia. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.