México

No hay claridad sobre cómo actuarán las Fuerzas Armadas; los DDHH estarían en riesgo: CNDH

12/05/2020 - 9:20 pm

El organismo de los derechos humanos aseveró que es indispensable fiscalizar la intervención de las Fuerzas Armadas dado su antecedente de abusos e impunidad en labores de seguridad pública.

Ciudad de México, 12 de mayo (SinEmbargo).- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) expresó su preocupación por el decreto presidencial que faculta la participación de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad hasta marzo de 2024.

A través de un comunicado, la dependencia al mando de Rosario Piedra Ibarra criticó que el decreto no delimita términos como “extraordinaria”, “fiscalizada”, “subordinada” y “complementaria”, con lo cual se falta al principio de certeza jurídica.

“No se tiene claridad sobre los supuestos en los cuales cabría la actuación de la Fuerza Armada”, detalló.

Añadió que ni en la Ley de la Guardia Nacional ni en la Ley del Uso de la Fuerza se establece “qué se debe entender respecto a los mencionados términos, configurando una indefinición jurídica con graves riesgos para el respeto y garantía de los derechos humanos“.

Aseveró que esta indefinición podría derivar en que se establezca “un esquema permanente de participación de la Fuerza Armada en funciones de seguridad pública”, lo cual contravendría la Constitución y las obligaciones internacionales del Estado mexicano.

La CNDH insistió en que la participación del Ejército y la Marina deseo ser extraordinaria, excepcional, temporal y restringida.

“El acuerdo no brinda elementos para respetar y garantizar dicha condición”, alertó.

El organismo de los derechos humanos aseveró que es indispensable fiscalizar la intervención de las Fuerzas Armadas dado su antecedente de abusos e impunidad en labores de seguridad pública.

“Ante los abusos e impunidad de la Fuerza Armada en el pasado, resulta necesario asegurar una estricta fiscalización de su intervención en funciones de seguridad pública, tanto por el Congreso de la Unión, como por la propia sociedad, incluyendo los órganos autónomos”, agregó.

A la par, reiteró su compromiso de observar y dar seguimiento a la participación de las Fuerzas Armadas en las funciones e seguridad pública.

Finalmente, si bien reconoció la buena fe de las Fuerzas Armadas en dar cumplimiento al Artículo 1 Constitucional, pidió tener la certeza de la capacitación de los militares en situaciones concretas en las que deban intervenir.

LOS NECESITAMOS: DURAZO

Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, defendió que el trabajo de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad pública estará subordinado a la Guardia Nacional.

El funcionario aseguró en su cuenta de Twitter que el decreto presidencial publicado ayer que dispone que las Fuerzas Armadas pueden realizar tareas de seguridad pública “concreta las facultades que da a las Fuerzas Armadas el Artículo Quinto Transitorio de la reforma constitucional que creó a la Guardia Nacional”.

Aseguró que el decreto “es una consecuencia natural de dicha reforma”.

Recordó que la reforma constitucional fue aprobada por unanimidad en el Congreso de la Unión, así como en las legislaturas estatales, y fue publicada el 26 de marzo de 2019.

“El objetivo del Acuerdo es darle operatividad al mandato legislativo, facultando a las Fuerzas Armadas como primer respondiente; así de importante, pero también así de simple. Tal apoyo estará siempre subordinado a la Guardia Nacional”, afirmó.

Durazo defendió que el acuerdo “se ajusta a los límites y condiciones establecidos en el Artículo Quinto Transitorio” y forma parte de la reforma legal aprobada por los partidos políticos “prácticamente por unanimidad”.

Ayer, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana reconoció en un comunicado que requiere de las Fuerzas Armadas para hacer frente a la ola de violencia e inseguridad que vive el país, ya que la Guardia Nacional se encuentra aún en proceso de consolidación.

Por ello, detalló que la intervención en asuntos de seguridad pública hasta el año 2024 de las Fuerzas Armadas será sólo en tareas de seguridad pública “de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria”.

EL DECRETO

Ayer, el Presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), en el que se dispone que las Fuerzas Armadas del país puedan realizar tareas de seguridad pública de manera extraordinaria hasta marzo de 2024.

Este apoyo por parte de las Fuerzas Armadas será otorgado mientras la Guardia Nacional desarrolla estructura, capacidades e implantación en el territorio nacional.

En el oficio firmado por el titular del Ejecutivo se expone que la participación del Ejército, Marina y Fuerza Aérea será “regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria con la Guardia Nacional”. No obstante, el actuar de las Fuerzas Armadas en el país sólo será en el periodo contemplado y no podrá exceder los cinco años.

De acuerdo con el documento publicado el día de hoy, el actuar de las Fuerzas Armadas será regido por el respeto a los Derechos Humanos, en términos del artículo primero de la Constitución y de la Ley Nacional Sobre el Uso de la Fuerza y demás ordenamientos en la materia.

“Se instruye al Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana para coordinarse con los secretarios de la Defensa Nacional y de Marina para definir la forma en que las actividades de la Fuerza Armada permanente complementarán la función de la Guardia Nacional”, expresó el oficio.

El Almirante Rafael Ojeda, Secretario de Marina. Foto: Captura de video

La Guardia Nacional nació en esta administración como una corporación para hacerle frente a los altos nieles de inseguridad que actualmente prevalecen en territorio nacional desde al menos 12 años atrás. El domingo 19 de abril de 2020 registró 105 homicidios dolosos y se convirtió así en el día más violento en lo que va del año.

Hasta el pasado 15 de abril, habían más de 79 mil elementos de la Guardia Nacional desplegados a lo largo de todo el territorio nacional. Las autoridades prevén que esta cifra llegue a los 100 mil elementos entre 2020 y 2021.

De acuerdo con cifras proporcionadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de esos 105 asesinatos ocurridos, el Estado de México encabezó la lista con 12, Chihuahua le siguió con 10, mientras que la Ciudad de México, Guanajuato y Oaxaca se ubicaron en tercer lugar con nueve cada uno.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas