Comunidad

12/06/2020 - 11:00 am

Cuando se abrazan dos abismos saltan cerrojos.
Los ecos de Uno se hunden
en los oídos del Otro;
los aullidos.

Su incandescencia alumbra otros abismos.
Sentirse ajeno es el primer paso a las fauces.
(Por eso la piedad)

En el agujero en el que estamos nadie es otro.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas