El mandatario estatal, Miguel Barbosa, indicó que el decreto no tiene fecha de vigencia, por lo cual estará efectivo hasta que Puebla presente las condiciones para iniciar la Nueva Normalidad en la entidad.

En lo que el gobierno les da luz verde para reactivar actividades, el Consejo Coordinador Empresarial pidió a sus agremiados terminar de tomar todas las medidas de sanidad en sus centros de trabajo.

Por Jessica Zenteno y Osvaldo Valencia

Puebla, 12 de junio (Periódico Central).- El Gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta anunció que firmó este 12 de junio otro decreto para que, por segunda ocasión, se postergue el regreso de la Volkswagen y la industria de la construcción a sus actividades, así como la reapertura de los restaurantes como terrazas como se había programado para el 15 de junio, esto a consecuencia de que la entidad sigue en la cúspide de contagios de coronavirus.

Más tarde, las cámaras empresariales de Puebla anunciaron que acatarán el nuevo decreto del Gobierno de Puebla, que retrasa el regreso de las industrias.

En conferencia de prensa, señaló que el estado sigue sin condiciones para que en Puebla inicie la Nueva Normalidad, bajo el argumento de que el estado se encuentra en la alerta máxima de contagios.

Refutó que, permitir el regreso de las industrias y el inicio de labores de los restaurantes como se había determinado puede llevar al estado a un esquema de contagio, que obligue a las propias industrias decidir un paro obligado por las condiciones que se generen.

“Sé que es importante, pero un escenario de regreso puede llevarnos a un esquema de contagios en esas industrias que los puede llevar a ellos a que decidan parar y un paro obligado por esas condiciones, por las condiciones de contagios que llegaran a tener presentara un escenario complejo”, expuso.

Por otra parte, indicó que el decreto incluye la permanencia del confinamiento, la sana distancia, el uso de cubrebocas, así como el resto de las medidas de seguridad sanitaria para prevenir la generación de cadenas de contagios como el programa “Hoy no circula”.

“Hoy viernes 12 de junio he firmado por la mañana un decreto en el que se determinó que no hay condiciones para el regreso de las actividades de la industria automotriz, de la industria de la construcción y que pueda mantenerse el estado de confinamiento, la sana distancia y el uso de cubrebocas y todas las medidas que hemos determinado para evitar o prevenir los contagios”, expresó.

Sentenció que, es obligación de la administración estatal evitar que se provoque un estado de crisis de salud, a pesar de que su decisión lo lleve asumir consecuencias políticas contra su gobierno o su persona.

“Consecuencias políticas habrá, yo lo sé contra mi gobierno, no sé si contra mí, pero si las hay es el papel que me tocó jugar señores y yo me guío por dos principios honestidad y buena fe y es lo que estoy obligado a ser y lo hago por ser el gobernador del estado de Puebla de antemano tengo la convicción de que va a ser muy complejo su cumplimiento, de antemano lo sé”, apuntó.

El primer decreto lo publicó el 22 de mayo, con el objetivo de impedir que las industrias se reactivaran el 1 de junio como lo había determinado la federación.

CCE APOYA EL DECRETO

A través de un comunicado, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE Puebla), que aglutina a 26 sectores empresariales, manifestaron su respeto a las medidas anunciadas por el gobierno estatal.

Reconocemos la difícil tarea en la que hoy nos enfrentamos al tener que procurar la salud de los poblanos y al mismo tiempo, buscar la forma de sostener la economía de Puebla por ello, tomaremos con responsabilidad este decreto que anunció el Ejecutivo del Estado.

El sector empresarial aseguró que han acatado todas las indicaciones del gobierno estatal para el retorno de las actividades, por lo que el no tener aún una reactivación de la economía se afecta los trabajos, empleos y seguridad.

El CCE Puebla consideró que la curva de contagios no descenderá si la sociedad en general no acata los protocolos de prevención y mantiene la jornada de sana distancia, por lo que pidieron a los empresarios que del 15 al 22 de junio terminen de establecer y ajusten sus protocolos para la reapertura programada.

También solicitaron al gobierno del estado establecer protocolos de revisión n e inspección más rigurosos para que haya un piso parejo, pues aseguraron que hay negocios en los que existe un alto número de concentración de personas que no están tomando los cuidados de sanidad respectivos.

Pedimos al Gobierno concentre sus esfuerzos en garantizarle a la ciudadanía un transporte digno que cumpla con cada una de las medidas requeridas para evitar contagios.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE CENTRAL. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.