Los españoles trajeron el tamarindo a México en la época de la Colonia y su cultivo se extendió en las zonas tropicales del país. Este fruto es rico en vitaminas B, C y E y contiene calcio, hierro, potasio, magnesio, zinc y el fósforo, destaca la vitamina A y el betacaroteno que ayudan a reducir el riesgo de degeneración macular y mejoran la vista.

Ciudad de México, 12 de julio (SinEmbargo).- Ya es verano y los días calurosos y con lluvias se hacen presentes; seguramente en algún momento te apetece tomar algo refrescante como un “agua fresca” y la de tamarindo es una de las más populares. El tamarindo es un fruto muy popular y usado en nuestro país que aporta valiosos nutrimentos y beneficios a la salud de quién lo consume; con esto en mente preparamos esta nota con detalles como propiedades, origen y opciones para consumirlo.

El tamarindo es fruto de un árbol de la familia de las fabáceas, originario de África Oriental; se encuentra en una vaina oscura de aproximadamente 10 o 15 centímetros de longitud que contiene una pulpa acidulada y dulce. Su nombre proviene del árabe y significa “dátil de la India” y pertenece a la familia de las leguminosas.

De acuerdo con Larousse, en India es un ingrediente importante de las mezclas de especias, ensaladas, caldos y purés de legumbres. Mientras que en China se usa en forma confitada para endulzar opas agridulces.

Los españoles trajeron el tamarindo a México en la época de la Colonia y su cultivo se extendió en las zonas tropicales del país.

Un árbol de tamarindo, de aproximadamente 20 años de vida, puede producir de 100 a 500 kilogramos de fruto al año; actualmente se cosecha entre los meses de enero y abril.

El sabor agridulce del tamarindo es muy apreciado en el mundo culinario. Foto: Pixabay

BENEFICIOS

El tamarindo es un alimento que cuenta con distintos nutrimentos y beneficios para la salud, entre ellos es un fruto que contiene una mayor cantidad de proteína y carbohidratos, en comparación con otros frutos tropicales, según Paulina Magaña Carbajal, Coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor. A continuación te compartimos los más importantes:

Vitaminas y minerales: El tamarindo es un fruto rico en vitaminas B, C y E y contiene calcio, hierro, potasio, magnesio, zinc y el fósforo. que son importantes para nuestra salud. Destaca la vitamina A y el betacaroteno que ayudan a reducir el riesgo de degeneración macular y mejoran la vista.

“Es una buena fuente de vitaminas y minerales tales como la tiamina (vitamina B1), la vitamina A y C, así como calcio y fósforo”, explicó Magaña.

Calmante y antiinflamatorio: Sus propiedades lo colocan con un antiinflamatorio que brinda una capa protectora a los huesos y articulaciones por lo que puede ser usado como un tratamiento alterno para la artritis.

Bueno para el corazón: el tamarindo contiene un alto nivel potasio lo que ayuda a reducir la presión sanguínea, además de que ayuda a controlar los niveles del colesterol debido a la fibra.

Desintoxicante: El tamarindo es un diurético natural que ayuda a depurar el organismo de toxinas y residuos. “El tamarindo es considerado un laxante natural efectivo”, compartió la especialista.

Antimicrobiano: La Facultad de Ciencias Químicas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla comprobó con el
“Estudio de las Propiedades Antimicrobianas del Tamarindo” que este alimento presenta actividad antimicrobiana contra bacterias, específicamente Escherichia coli.

Es importante mencionar que si se consume demasiado de este alimento puede tener efectos negativos en la salud como la erosión dental debido a su acidez, que también puede causar irritación en la mucosa de la garganta y provocar dolor.

Dulce de tamarindo Con azúcar. Foto: ladulceestacion.com

¿CÓMO CONSUMIRLO?

Existen diversas opciones en nuestro país para consumir el tamarindo, entre las más comunes están en dulces en los que se usa su pulpa mezclada con azúcar o sal.

“Otro uso que también se le atribuye al tamarindo de manera frecuente es en la preparación de bebidas como el agua fresca. Sin embargo, puede ser utilizado en salsas, aderezos o como condimentos en diversos platillos, un ejemplo de ello es el pescado en salsa de tamarindo. Se recomienda consumir la pulpa de forma natural y en su totalidad ya que es ahí en donde encontramos la mayor cantidad de nutrientes y fibra”, señaló Paulina Magaña Carbajal.