El Festival Internacional de Cine de Los Cabos tiene abiertas sus convocatorias para que realizadores con proyectos finalizados o en desarrollo puedan participar y así ser apoyados con el objetivo de que sean concretados y tener una mayor visibilidad.

La edición número ocho aumentó la bolsa de sus premios respecto al año pasado, pese al recorte del Gobierno federal con estos eventos, pues los organizadores de Los Cabos buscaron a través de la iniciativa privada salir adelante conservado la calidad que los caracteriza.

Ciudad de México, 12 de julio (SinEmbargo).– El Festival Internacional de Cine de Los Cabos ya se cocina e inicia su recorrido previo a la gran celebración con el lanzamiento de sus convocatorias para el talento interesado en inscribir sus proyectos y así reciban apoyo y visibilidad.

La octava edición de este Festival que se celebra del 13 al 17 de noviembre, en el estado de la Baja California, es un encuentro para la industria del cine que tiene como misión entablar un diálogo con el fin de concretar proyectos que estén desarrollándose, lograr el estreno de las producciones que estén terminadas y proponer ideas que sólo estén en papel, además de poder disfrutar de una selección oficial de cintas. Todo esto creando un lazo entre México, Estados Unidos y Canadá.

“Nuestro festival se caracteriza con esta competencia en la que ponemos al mismo punto el cine de México, Estados Unidos y al de Canadá, y pues eso abre espacios y oportunidades muy amplios para las películas y los proyectos para que puedan competir bajo el mismo esquema, juzgados por un jurado que nosotros traemos y que siempre ha sido de muy alta calidad, tanto la sección oficial como en la parte de industria. Organizamos estos puntos de reunión en los que provocamos que ocurran conversaciones que siempre van a enriquecer tanto a las películas como los productores”, dijo Alejandra Paulín, directora del Festival, en entrevista con SinEmbargo.

“Nuestros aliados de la iniciativa privada son fundamentales para que el festival pueda continuar”: Alejandra Paulini. Foto: Cortesía para SinEmbargo

El Festival de Los Cabos ha crecido a lo largo de casi una década. En las pasadas ediciones trajo a talento internacional de la talla de Spike Lee, Nicole Kidman, Monica Bellucci, Jared Leto, Liam Nesson, por mencionar sólo algunos, con la misión que la relación comercial entre los países del norte de América mencionados agranden sus lazos y se expanda a América Latina.

“Hemos estado enfocándonos estos años en conocer, en crecer, en traer ejecutivos, compañías productoras, distribuidores, compradores, etcétera, que puedan dialogar con los realizadores y productores de México y también de este lado traer financieros, traer empresas que puedan dialogar con nuestro vecinos del norte”, comentó a este diario Francisco Westendarp, director de industria del Festival.

Para Maru Garzón, directora artística, este encuentro es una oportunidad única para los realizadores: “Estar ahí y poderte sentar con los que siempre has querido hablar y que en otros lugares son completamente inaccesibles, creo que ya es un enorme premio”.

LOS CABOS EN TIEMPOS DE RECORTE

Después de la convocatoria de la Secretaria de Cultura a través del Programa de Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos ProFest, fueron varios los festivales que quedaron fuera del apoyo del Gobierno federal, otros más como el de Los Cabos sufrió un recorte a su presupuesto.

Frente a estas adversidades el equipo detrás del Festival tuvo que buscar soluciones a través de la iniciativa privada, para conservar la calidad del evento.

“Esta edición que viene con muchos retos, complejidades efectivamente de presupuesto. Nosotros estamos obligados a mantener nuestra calidad antes de todo, nosotros nos hemos puesto esa premisa del Festival, mantener esa calidad. Hemos reestructurado ciertas cosas para poderlo llevar a cabo en los términos que nosotros consideramos que un festival de cine y el nuestro merece ser. […] Tenemos un nuevo diseño de festival que nos permite hacer ahorros considerables pero sin que merme en ese sentido nuestra misión y vocación”, comentó la directora del festival de Los cabos.

Alejandra Paulín detalló que la iniciativa privada fue fundamental para para sacar al Festival adelante, además de contar con el apoyo del estado.

“Uno de los objetivos del festival es lograr que las películas no sólo sean finalizadas, sino que puedan tener una exhibición digna”: Francisco. Foto: Cortesía para SinEmbargo

Maru Garzón destacó la importancia del apoyo en la cultura en todas sus modalidades y la función que cumplen este tipo de encuentros, en este caso con la industria del cine, que en México va en ascenso.

“Trabajamos aquí con la convicción absoluta de que la cultura es vital para la construcción y reconstrucción del tejido social. […] Los festivales de cine y los festivales de cualquier otro tipo de manifestación artística deben prevalecer. Estamos en un momento de cambio, todos los cambios provocan ajustes, pero confiamos en que se estabilice esa situación en los festivales y manifestaciones artísticas sigan contando con apoyos”.

“Todos estos cambios generan incertidumbre, pero también generan oportunidades. Nosotros buscamos voltear más a las oportunidades. Por darte un ejemplo, la bolsa de premios este año creció respecto al año pasado y eso fue porque enfrentamos la situación, dijimos ‘vamos a buscar a nuestra propia industria’, a aliados, y tuvimos una gran respuesta”, agregó Francisco Westendarp.

APOYO AL CINE MEXICANO

El Festival Internacional de Cine de Los Cabos, como otros eventos de este tipo, apoya en gran medida al cine mexicano y su talento, en una cartelera dominada por cine comercial de Hollywood.

“Buscamos crear relaciones de distinto tipo, y algunas de estas relaciones lo que implican justamente es que las películas puedan tener mayor visibilidad ya sea aquí o sea en el extranjero. Entonces, los invitados que traemos también apuntan hacia la gente que pueda decir ‘esta película la puedo hacer viajar a este país porque la podemos distribuir acá o podemos llevar este proyecto a tal festival’. Entonces sí, obviamente es uno de los objetivos del festival es lograr que las películas no sólo que se finalicen o financien  sino que puedan tener una exhibición digna”, comentó Westendarp.

Pruebas de lo anterior están presentes en todas sus ediciones, pero los más recientes fueron La Camarista y Bayoneta, la primera logró ser terminada y la segunda viajó a Cannes. Ambos tuvieron varias nominaciones en la última entrega de los Premios Ariel.

Y es que la presentación de cintas en Cannes es otro logro del Festival gracias a una alianza que buscó con el de Francia.

EL STREAMING TAMBIEN ENTRA

Una de las cualidades con las que cuenta el festival es la inclusión de las producciones de streaming. Una industria que ha crecido a pasos agigantados gracias a las plataformas y las grandes ideas. Incluso, los prestigiados nombres del cine ya han decidido trabajar en él.

“Nos interesa mucho ver cómo los cineastas han ido de un lado a otro ya de una manera muy cómoda del cine a los contenidos episódicos, por no llamar televisión”, comenta Garzón.

Opina que aunque antes a los cineastas les daba pena omitir que trabajaban también para la televisión, esto ha cambiado gracias a la evolución de estos trabajos.

“Pensamos que si hay contenidos con un altísimo valor estético y creativo los tenemos que voltear a ver”: Maru Garzón. Foto: Cortesía para SinEmbargo

“Los contenidos episodios tienen el mejor nivel. Ahora ves a los grandes cineastas del mundo, sin ningún tapujo, decir estoy haciendo esto y mira que delicia de episodios, podrían ser una película de 8 horas. Creo que se han quitado esos tabúes”.

“El festival es totalmente bicéfalo en términos de la propuesta fílmica, actividad de la industria, no podemos entonces hacer caso de cómo se están desarrollando estos nuevos contenidos, cómo hay nuevas maneras de contar historias y como hay nuevas formas de las historias se vean ya no necesariamente en la pantalla negra”, agrega.

DIÁLOGOS CERCANOS 

Como se ha mencionado, la principal función del festival es la de crear lazos de comunicación entre el talento del cine. Por ello, esta edición cuenta con una nueva modalidad llamada Open Sessions, la cual permitirá hacer citas entre los interesados para platicar sobre sus ideas y proyectos.

Estás citas se llevarán a cabo del 22 al 26 de julio. La puedes registrar aquí.

CONVOCATORIAS

El Festival actualmente cuenta con cuatro convocatorias para los realizadores. Los aliados del evento: Chemistr, Cinemex, Fipresci, Art Kingdom, CTT Exp & Rentals, Talent On the Road, Cinecolor México, y las casas productoras Piano y Disruptiva Films, son los encargados de otorgar los premios.

SELECCIÓN OFICIAL: COMPETENCIA DE LOS CABOS Y MÉXICO PRIMERO

Los realizadores que cuenten con un largometraje pueden inscribirse a esta convocatoria para dar conocer sus trabajos. La Competencia de Los Cabos tiene un premio de 300 mil pesos, en ella pueden participar filmes de ficción o documental producidos o coproducidos con México, Estados Unidos o Canadá.

Para México Primero, las cintas inscritas pueden obtener varios premios: El de Cinemex México Primero por 300 mil pesos, el Premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica y el Premio Art Kingdom con un valor de 760 mil pesos.

Para consultar las bases, puedes entrar al siguiente link. Estará disponible hasta el 27 de agosto.

FONDO FÍLMICO GABRIEL FIGUEROA

En esta serán elegidos 10 trabajos en desarrollo producidos o coproducidos por México, Estados Unidos o Canadá. Los premios para esta categoría rondan desde más de un millón de pesos en especie para la renta de equipo de grabación, hasta los 150 mil pesos en efectivo para la cinta. Además de viajes a festivales de cine internacionales para presentar su trabajo.

Para conocer la bases y requisitos, puedes entrar al siguiente link. La convocatoria estará disponible hasta el 17 de agosto.

Las convocatorias están abiertas hasta finales de agosto: Foto: Especial

LA OCTAVA EDICIÓN

Aunque aún no se sabe mucho de la edición 2019, lo que ya se tiene claro es que ahora se creará un vínculo más cercano con la gente de Baja California que asista, las proyecciones serán Cinemex y se mantendrán las funciones en la playa y en plazas púbicas.

“Estamos muy contentos que a lo largo de estas ediciones el festival a dado muy buenos resultados. Siempre cuidamos que realmente asista la gente clave que debe estar, traemos productores agentes de ventas, distribuidores, festivales de cine, para que puedan ver estas películas que ya casi están terminándose para que puedan llevársela a otros festivales su certámenes”, culminó Alejandra Paulín.