“El Gobierno tiene un papel fundamental para la generación de un ambiente optimista –o pesimista– de confianza empresarial. Acciones como la revisión de contratos en el sector energético o la cancelación de proyectos de gran escala como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México merman la confianza de los empresarios sobre la situación económica del país”, destacó la Confederación empresarial.

Ciudad de México, 12 de julio (SinEmbargo).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) dio a conocer los datos sobre los niveles de confianza empresarial recogidos por su organización que arrojaron que en el mes de junio la percepción es la más baja en lo que va del 2019.

En el sexto mes del año, la Coparmex informó que el sector de manufactura se vio más afectado con una disminución de 52.84 a 51.23 puntos porcentuales (-1.6); en la construcción bajó 0.5 por ciento, pasando del 49.7 en mayo a 49.2 en junio. En el sector terciario hubo una disminución de 0.1 por ciento.

“A pesar de que más de 50 puntos quiere decir que hay más optimismo que pesimismo, es fundamental no dejar caer más la confianza de los empresarios”, apuntó un documento de la Coparmex.

De acuerdo con los datos de la Confederación, a lo largo del año el indicador ha disminuido, pues en febrero se registró el punto más alto con 53.0 puntos y cuatro meses después el indicador se colocó en 51.2, una reducción del 1.8 por ciento.

El gremio empresarial recalcó que es necesario generar confianza, pues un ambiente de optimismo genera mayores niveles de inversión lo que se traduce en generación de empleos y crecimiento económico.

“El Gobierno tiene un papel fundamental para la generación de un ambiente optimista –o pesimista– de confianza empresarial. Acciones como la revisión de contratos en el sector energético o la cancelación de proyectos de gran escala como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México merman la confianza de los empresarios sobre la situación económica del país”, destacó el texto.

Además, plantearon que uno de los mayores retos nacionales es la atracción de inversión extranjera y nacional, para lo que propusieron “no atentar en contra de los acuerdos a los que el sector público y el privado pueden lograr”.

“El Gobierno de México tiene que velar por la confianza empresarial, porque sin inversión privada el desarrollo económico de México puede detenerse o reducirse”, advirtió Coparmex.

La metodología de elaboración del nivel de confianza se realiza con base en el monitoreo de los empresarios sobre la situación económica del país y de sus empresas, la confianza que tienen para invertir.