También el riesgo país que mide el banco estadounidense JP Morgan trepó 32 unidades, hasta los 904 puntos básicos.

Alberto Fernández, candidato ganador, mostró un discurso muy crítico con la visión pro mercado del macrismo y la crisis que afecta al país desde el segundo trimestre del año pasado, cuando una abrupta devaluación ante el dólar desencadenó una recesión que aceleró la inflación, la caída del consumo y el aumento del desempleo y la pobreza.

Buenos Aires, 12 de agosto (EFE).- El valor del peso argentino ante el dólar se desplomaba a la apertura de mercados de este lunes tras la derrota del oficialismo el domingo en las elecciones primarias presidenciales y los buenos datos del peronismo. El índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires caía también.

Según datos del estatal Banco Nación, el precio de la divisa estadounidense comenzó el día escalando y subía un 32 por ciento con respecto al cierre del viernes (61 pesos por dólar frente a 46.20 de finales de la pasada semana), por lo que el peso se devaluaba un 24 por ciento.

Tras reconocer la derrota en las primarias, lo que complica su reelección en las generales del 27 de octubre, Macri -que quedó 15 puntos abajo que su principal adversario, Alberto Fernández– alertó del efecto que esto tendría en el ámbito financiero, al considerar que los inversores apostaban a su victoria, después de que el viernes el Merval subiera al cierre un 7.94 por ciento.

BOLSA SE DERRUMBA

El índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires caía este lunes un 12.18 por ciento en la apertura de los mercados, tras las elecciones. También el riesgo país que mide el banco estadounidense JP Morgan trepó 32 unidades, hasta los 904 puntos básicos.

El pasado viernes, dos jornadas antes de los comicios, el S&P Merval, principal indicador bursátil argentino, había cerrado con una fuerte subida del 7.94 por ciento, hasta las 44,355.09 unidades, lo que el Ejecutivo de Macri había leído a su favor, como un explícito apoyo de los inversores a su eventual victoria.

Pero a media mañana de hoy ya descendía a los 38.952,42 puntos.

En medio de la incertidumbre, la Presidencia adelantó formalmente, a través de un correo enviado a la prensa, que el Gabinete nacional, encabezado por Macri, se reunirá a las 15:30 horas en la Casa Rosada, sede gubernamental en Buenos Aires.

Es así que el Ejecutivo, que normalmente se reúne por la mañana, espera al cierre de mercados para hacer balance.

Ya a primera hora de este lunes, se vio llegar a la casa de Gobierno a funcionarios del equipo económico, entre ellos el presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

ELECCIONES

Según los resultados del primer recuento oficial de votos (al 98.67 por ciento escrutado), el Frente de Todos, liderado por el peronista Alberto Fernández, obtuvo en las primarias un 47.65 de los apoyos, frente al 32.08 de los cosechados por la alianza Juntos por el Cambio que encabeza Macri.

“Se dan cuenta (los mercados) que han sido estafados (…) El presidente tendría que estar dando tranquilidad y los mercados están intranquilos por el porque admiten que el Gobierno se metió en un escenario donde ahora no puede dar respuesta”, declaró esta mañana Fernández a Radio 10.

Estos datos llegan tras conocerse el escrutinio provisional -el definitivo lo hará la Justicia electoral-, que muestra que el candidato presidencial peronista Alberto Fernández, que tiene a la expresidenta Cristina Fernández como postulante a la Vicepresidencia, aventaja en 15 puntos a la candidatura oficialista.

En la campaña, Fernández mostró un discurso muy crítico con la visión pro mercado del macrismo y la crisis que afecta al país desde el segundo trimestre del año pasado, cuando una abrupta devaluación ante el dólar desencadenó una recesión que aceleró la inflación, la caída del consumo y el aumento del desempleo y la pobreza.

La situación llevó al Gobierno a pedir un millonario rescate financiero al Fondo Monetario Internacional.

Fernández incluso llegó a sugerir que si llega a la Presidencia dejará de pagar los intereses de las letras de liquidez del Banco Central, instrumento de política económica usado por el Gobierno para controlar la inflación.

“Se dan cuenta (los mercados) que han sido estafados (…) El presidente tendría que estar dando tranquilidad y los mercados están intranquilos por el porque admiten que el Gobierno se metió en un escenario donde ahora no puede dar respuesta”, declaró esta mañana Fernández a Radio 10.

Por el momento, ningún referente de peso del Ejecutivo de Macri ha hecho declaraciones públicas sobre la situación, aunque se sabe que el presidente ya se ha reunido con funcionarios del equipo económico, entre ellos el presidente del Banco Central, Guido Sandleris y esta tarde, al cierre de los mercados, reunirá a su Gabinete para evaluar la situación.