La semana pasada se dio a conocer que una menor de edad denunció que cuatro policías de la Ciudad de México la agredieron sexualmente la madrugada del pasado 3 de agosto en la colonia San Sebastián, en la Alcaldía Azcapotzalco. Días después, un elemento de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) fue detenido como presunto responsable de haber abusado sexualmente de una menor de edad al interior del Museo Archivo de la Fotografía, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

La marcha de este lunes fue convocada bajo el hashtag #NoMeCuidanMeViolan en donde también decenas de jóvenes mujeres, activistas y ciudadanas reclaman mayores condiciones de seguridad.

Ciudad de México, 12 de agosto (SinEmbargo).– Decenas de mujeres e integrantes de colectivos feministas protestaron hoy contra la inseguridad y la violencia policiaca en la Ciudad de México, ante las recientes denuncias de al menos dos casos de policías acusados de atacar sexualmente a mujeres jóvenes.

En punto de las 13:00 horas, decenas mujeres comenzaron a reunirse en el exterior de las oficinas de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, cerca de la Glorieta Insurgentes; de ahí partieron hasta las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia (PGJ-CdMx).

“Eres popo, eres popo, eres popolicía violador”, cantaron al unísono el grupo de mujeres que clausuraron de manera simbólica la SSC.

“Queremos caminar y volver a casa libres y sanas”, reclamaron. “Queremos que los agarren”, “a mí no me cuidan los policías, me cuidan mis hermanas”, gritaron.

Las mujeres exigen justicia para las víctimas de policías. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

Las manifestantes criticaron que los policías no estén para cuidar a las capitalinas. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

El grito de justicia retumbó fuerte por varios segundos frente a la sede de la SSC, y posteriormente la marcha avanzó hacia la Procuraduría capitalina.

La marcha de este lunes fue convocada bajo el hashtag #NoMeCuidanMeViolan en donde también decenas de jóvenes mujeres, activistas y ciudadanas reclaman mayores condiciones de seguridad.

Las manifestantes avanzaron hacia la Procuraduría capitalina. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

De acuerdo a diversos colectivos feministas, en la Ciudad de México se han documentado al menos tres casos de mujeres atacadas sexualmente por policías.

El primero de ellos habría ocurrido el 10 de julio, una mujer de 27 años fue secuestrada y violada por dos policías en el Hotel Pensilvania, ubicado en la Colonia Tabacalera. El segundo caso, la madrugada del 3 de agosto, es el de la menor violada en Azcapotzalco, a cuadras de su casa; y el 8 de agosto, cuando un policía abusó de una menor en los baños del Museo Archivo de la Fotografía.

“Las palabras no alcanzan para nombrar nuestro repudio ante este acto inadmisible por parte de las autoridades. La ciudad debería paralizarse cada vez que algo tan atroz sucede”, señaló un posicionamiento firmado por diversos colectivos feministas.

LANZAN DIAMANTINA AL TITULAR DE LA SSC

Durante la concentración frente a la SSC, el Secretario de Seguridad Ciudad, Jesús Orta Martínez, salió unos minutos y, entrevistado por medios, confirmó que los policías señalados de violar a una menor siguen sin ser requeridos y en servicio en tanto no haya una imputación formal.

Cuestionado si hay riesgo de fuga, el titular de SSC aseguró que no existía tal riesgo.

Mientras el titular hablaba con los medios, el grito de “¡violador, violador, violador!” retumbaba en el lugar. Luego, integrantes de la protesta se acercaron al vasto grupo de medios que rodeaba al Secretario y rociaron pintura roja y diamantina rosa a los policías que resguardaban al titular.

Las manifestantes reclamaron los actos de violencia de los policías. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

Orta Martínez, que fue alcanzando por la diamantina, fue inmediatamente ingresado al edificio, en tanto que un grupo de al menos doce policías bloquearon con sus cuerpos la puerta principal de la Secretaría para evitar la entrada de cualquier persona.

A gritos de “violador, culero, no te tenemos miedo, con mi impuestos pago tu uniforme”, mujeres reclamaron por la violencia policial a los agentes presentes.

Norma Andrade, madre de una joven víctima de feminicidio, también se acercó al grupo de policías que resguardaba el inmueble y, con la voz calmada y serena, y los ojos llorosos, les pidió empatía y cumplir con su deber hacia la ciudadanía.

“Como madres de los sigo, ojalá que ese celo con el que resguardan y cuidan este edificio, ojalá así buscaran a nuestras hijas. Porque son muchas más mujeres que desaparecen”, dijo.

LA PROTESTA EN LA PROCURADURÍA

A su arribo a la Procuraduría capitalina, el contingente colgó una cabeza de cerdo. Fueros dos hombres quienes, primero trataron de colgar la cabeza en la cámara de vigilancia, pero en el intento tiraron el aparato, que no soportó el peso de la extremidad.

Posteriormente, la extremidad fue colocada en un poste frente al edificio, mientras las manifestantes gritaban “violadores, violadores. Aquí no se procura la justicia, ¿por qué los encubren?”.

Colgaron una cabeza de cerdo frente a las instalaciones de la Procuraduría capitalina. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

Minutos más tardes, el encargado de enlace de la Procuraduría capitalina salió para atender la movilización, y pedir que se integrara una comisión para dialogar, sin embargo, integrantes del contingente –como lo hicieron previamente con Orta Martínez– también le arrojaron diamantina rosa.

El funcionario mencionó que esperaría a “que se calmaran los ánimos” y de inmediato se metió al edificio.

Las puertas de la Procuraduría fueron cerradas, lo que generó el enojo de unas manifestantes. Una chica molesta comenzó a patear la puerta de cristal, otros asistentes comenzaron a tirar botes de agua, y de pronto arrojaron objetos. Otras jóvenes se acercaron y comenzaron a patear las puertas. De pronto, un hombre con pañuelos en la cara, tomó un martillo y quebró las puertas.

Las manifestantes rompieron la puerta de cristal de la Procuraduría capitalina. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

Las jóvenes al frente avanzaron e irrumpieron en el edificio. Mientras ingresaban, tiraron algunas mesas y otras comenzaron a pintar la leyenda de “violadores”, “cerdos”  en las paredes y en las barras de recepción del edificio. El hashtag #nomecuidanmeviolan fue pintado en computadoras y máquinas detectoras de metales.

Policías se colocaron en las plumas de ingreso para evitar que el contingente avanzara. Finalmente, el grupo se contuvo en la entrada del inmueble, y ahí, sobre los vidrios rotos, continuaron con la protesta.

Un grupo de al menos 11 mujeres, entre ellas las activistas Aracely Osorio y Norma Andrade, madres de víctimas de feminicidio, pidieron hablar con las autoridades para entablar el diálogo pero no fueron recibidas.

La semana pasada se dio a conocer que una menor de edad denunció que cuatro policías de la Ciudad de México la agredieron sexualmente la madrugada del pasado 3 de agosto en la colonia San Sebastián, en la Alcaldía Azcapotzalco.

Mobiliaria de la Procuraduría fue pintado con leyendas de protesta. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo

Días después, un elemento de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) fue detenido como presunto responsable de haber abusado sexualmente de una menor de edad al interior del Museo Archivo de la Fotografía, ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Hasta la semana pasada, los cuatro policías denunciados por presuntamente violar a la menor de edad en Azcapotzalco no habían sido requeridos por la PJG-CdMx. Además, se dio a conocer que la víctima no quiso seguir, de momento, con la declaración ya que se filtraron datos delicados y ella y su familia temen por su seguridad.

La Jefa de Gobierno de al Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, afirmó el viernes que los policías acusados no están en funciones y dijo que se está buscando que la víctima vuelva a declarar. Sin embargo, ese mismo día, el titular de la SSC, Jesús Orta Martínez, afirmó también que los elementos de seguridad se encontraban en sus labores debido a que las autoridades no los habían requerido.

VIOLENCIA SEXUAL EN CDMX

La Procuraduría capitalina informó, en su portal de transparencia, que tiene abiertas al menos 2 mil 437 carpetas de investigación por el delito de violación, en diferentes modalidades –sin distinguir sexo–, de las cuales, 76 fueron violaciones tumulturias.

Los años con mayor incidencia son el 2018 con un total de 792 denuncias y 2016, con un total de 605 carpetas. En lo que va de 2019, de enero a junio, se han abierto en total 585 carpetas de investigación por el delito de violación, de las cuales, al menos 13 han sido tumulturias.

Las alcaldías que concentran el mayor número de investigaciones por el delito de violación en las últimas dos décadas son Iztapalapa con 415 casos, Cuauhtémoc con 401 y Gustavo Madero con 218 investigaciones, de acuerdo a la PGJ-CdMX.

Y en lo que va de 2019, las alcaldías con mayor incidencia son Cuauhtémoc con 98 casos, Iztapalapa con 94 casos, y Álvaro Obregón con 71 investigaciones abiertas.

La PGJ-CdMx reporta un total 8 mil 191 denuncias por abuso sexual registradas desde 1999 a junio de 2019. La mayoría se concentran en los últimos cuatro años y medio: en 2016 reporta un total de 1 mil 868; en 2017, 1 mil 640; en 2018, 2 mil 518 y en la primera mitad de 2019, un total de 1 mil 800.

Finalmente, en las últimas dos décadas se han abierto sólo 1 mil 298 carpetas de investigación por acoso sexual.

Por otra parte, de acuerdo con el SESNP, la capital del país es la entidad que registró en 2018 el mayor número de llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de acoso y hostigamiento sexual a mujeres, con un total de 848 reportes en 2018.