“A pesar de los menores precios del petróleo durante la primera mitad de 2019, continuamos registrando unas ganancias sólidas y un fuerte flujo libre”, declaró el presidente y consejero delegado de la compañía, Amin H. Nasser.

Además la petrolera Saudí suscribió un acuerdo no vinculante de intenciones con vistas a la adquisición de un 20 por ciento del negocio petroquímico de la empresa india Reliance Industries, cuyo valor ha sido estimado en 75,000 millones de dólares.

DHAHRAN, Arabia Saudí, 12 de agosto (Europa Press).- La petrolera estatal de Arabia Saudí, Saudi Aramco, registró un beneficio neto atribuido de 46,938 millones de dólares en los seis primeros meses del año, cifra que representa un retroceso del 11.3 por ciento en comparación con el resultado obtenido en el mismo periodo del ejercicio anterior, según la compañía árabe, que por primera vez ha revelado sus cuentas, que la confirman como la empresa más rentable del mundo.

De hecho, en el primer semestre de su ejercicio fiscal, el gigante tecnológico estadounidense Apple, la empresa cotizada más rentable del mundo, logró un beneficio neto de 31,526 millones de dólares, mientras que el beneficio agregado de las cinco mayores petroleras occidentales (Exxon Mobile, Shell, BP, Chevron y Total) sumó entre enero y junio 32,056 millones de dólares.

Los ingresos de Saudi Aramco entre los meses de enero y junio disminuyeron un 2.3 por ciento interanual, hasta 163,882 millones de dólares, mientras que los costes operativos de la petrolera aumentaron un 7 por ciento, hasta 71,115 millones de dólares.

“A pesar de los menores precios del petróleo durante la primera mitad de 2019, continuamos registrando unas ganancias sólidas y un fuerte flujo libre de caja apoyado en nuestro desempeño operacional, gestión de costes y disciplina fiscal”, declaró el presidente y consejero delegado de la compañía, Amin H. Nasser.

Saudi Aramco abonó en el primer semestre al Estado saudí, único accionista de la compañía, 46,390 millones de dólares en concepto de dividendos, frente a los 32,000 millones de dólares del mismo periodo de 2018, incluyendo el pago de un
dividendo ordinario de 26,390 millones de dólares y un dividendo extraordinario de 20,000 millones de dólares.

El pasado mes de abril, Saudi Aramco realizó su primera emisión de bonos en los mercados internacionales al vender 12,000 millones de dólares con una demanda récord para deuda emergente de más de 100,000 millones de dólares.

Tras el éxito de esta colocación, la petrolera habría retomado sus planes para salir a Bolsa, protagonizando así el mayor debut bursátil de la historia y que permitiría a Riad nanciar sus programas de gasto social, según informaba The Wall Street Journal.

COMPRA RELIANCE INDUSTRIES

La petrolera estatal saudí Saudi Aramco ha suscrito un acuerdo no vinculante de intenciones con vistas a la adquisición de un 20 por ciento del negocio petroquímico de la empresa india Reliance Industries, cuyo valor ha sido estimado en 75,000 millones de dólares, según han informado las empresas.

De confirmarse, la inversión de Saudi Aramco sería una de las mayores inversiones extranjeras en la historia de la India, apuntó la compañía india.

Como parte del acuerdo, Saudi Aramco suministrará a largo plazo medio millón de barriles diarios de petróleo árabe a la refinería de Jamnagar, propiedad de Reliance Industries.

Reliance Industries es la mayor empresa privada de la India, con una facturación de 90,100 millones de dólares, y está dirigida por Mukesh Ambani, la mayor fortuna de Asia, con un patrimonio estimado por la revista Forbes de 46,200 millones de dólares.

Ambani, presidente y director gerente de Reliance Industries, destacó la larga colaboración que mantienen ambas empresas, expresando su deseo de estrechar sus vínculos con Saudi Aramco.

“El interés de Saudi Aramco supone un espaldarazo a la calidad de nuestros activos y operaciones, así como al potencial de la India”, añadió.