Los hijos de la viróloga, que está al frente del proyecto de la universidad británica, han participado como voluntarios en los ensayos. Los tres desarrollaron anticuerpos.

Ciudad de México, 12 de agosto (AS México).- Los laboratorios trabajan a contrarreloj para encontrar una vacuna contra la COVID-19, pero lo más importante es probar que la dosis es eficaz en humanos. En eso trabajan los proyectos más avanzados en la actualidad, como el que está desarrollando la Universidad de Oxford en colaboración con la farmacéutica británica AstraZeneca. En ello trabaja sin descanso el equipo que lidera la viróloga Sarah Gilbert, que está al frente de un equipo de 300 científicos que continúan su investigación en busca de un remedio contra el coronavirus.

La vacuna de Oxford se encuentra probando su vacuna en humanos y ahora se ha sabido que un ensayo que constó de 1 mil 077 personas voluntarias contó con la participación de los trillizos de Sarah Gilbert. Sus tres hijos actualmente tienen 21 años, estudian bioquímica, siguen de cerca la investigación que está liderando su madre en la Universidad de Oxford y decidieron formar parte como voluntarios en los ensayos de la vacuna.

Los ensayos tuvieron resultados positivos, los voluntarios mostraron una respuesta inmune fuerte y desarrollaron anticuerpos que combaten el virus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad de la COVID-19. Sarah Gilbert aseguró recientemente en una entrevista en la BBC que lo importante era inmunizar a jóvenes de edades comprendidas entre 18 y 55 años, por lo que sus trillizos entran dentro de las edades que su madre ha marcado como prioritarias.

UNA HIJA DE PUTIN HA PROBADO LA VACUNA DE RUSIA

Se da la casualidad que este martes el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, también ha anunciado que una de sus hijas, sin especificar cuál, también ha sido partícipe de los ensayos de la vacuna que ha desarrollado el país ruso, que ha registrado hoy su vacuna contra la COVID-19. El jefe del Kremlin ha explicado que una de sus descendientes ya ha sido inoculada y que se encuentra bien. “Se siente bien y tiene un alto número de anticuerpos”, ha manifestado Putin.

Putin no ha dado más detalles. Ni de cómo ha sido el experimento con su hija ni de los resultados de las pruebas de la vacuna que hoy han registrado. Todo lo contrario que el proyecto que lidera la viróloga Sarah Gilbert en la Universidad de Oxford, que ya ha publicado en reputadas revistas científicas los resultados de ensayos previos y ahora continúa los ensayos de la fase 3, última antes de que sea aprobada, que daría paso a la fabricación y posterior distribución de las dosis. Oxford y AstraZeneca confían en que a finales de año la vacuna pueda estar disponible.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE AS MÉXICO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.