Dragon-Mart

El proyecto chino Dragon Mart plantea construirse en Cancún, Quintana Roo. Foto: Especial.

Ciudad de México, 12 de septiembre (SinEmbargo).– La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso una nueva multa al proyecto comercial Dragon Mart, que se plantea construir en Cancún, Quintana Roo, en materia forestal por 2 millones 758 mil 890 pesos, al tiempo que ordenó de manera adicional la aplicación de medidas de remediación y restauración por 11 millones 888 mil 951 pesos, lo cual hace un total de más de 14 millones de pesos.

La sanción administrativa, se informa en un comunicado, es por los daños ocasionados a los ecosistemas de Selva Baja Espinosa/Vegetación Hidrófila y Selva Baja Subcaducifolia, ya que el proyecto chino no cuenta con la autorización federal en materia de cambio de uso de suelo de terrenos forestales.

La resolución se emitió después de que la Profepa concluyera el análisis y desahogo de las pruebas presentadas por los responsables de la obra, ubicada en el predio “El Tucán”, municipio de Benito Juárez, Quintana Roo.

El proyecto comercial se publicita como el más grande de China en el exterior y sólo será superado por el de Dubái. Se ubica estratégicamente entre los dos polos turísticos más importantes de América Latina y el Caribe: Cancún y la Riviera Maya. Prevé una inversión de 200 millones de dólares en su primera fase. Ese Centro de Distribución de Productos Chinos (MDCCC, por sus siglas en inglés), dicen los socios, será la punta de lanza para movilizar mercancía de ese país por todo el continente.

La remoción de vegetación para la realización de cambio de uso de suelo forestal sin contar con la autorización correspondiente, afecta o deteriora los ecosistemas forestales de manera directa, en primera instancia como una disminución en la cobertura del dosel forestal, y posteriormente desencadena una serie de efectos negativos  como: disminución de la infiltración de agua; pérdida de suelo por erosión hídrica; mengua en la tasa de captura de carbono; y diversos contaminantes, alteración del hábitat de la fauna, pérdida de biodiversidad, reducción en la función de amortiguamiento de los impactos por fenómenos naturales extremos (huracanes).

Adicionalmente a la sanción administrativa, la Propefa ordenó la presentación de un Proyecto de Compensación ambiental que contemple la reforestación con fines de restauración, el cual incluya obras de conservación y protección de suelos (restauración de ecosistemas forestales) por un monto de inversión de 9 millones 380 mil 708 pesos.

De igual manera, se incluye la restauración del área por 2 millones 508 mil 243.15 pesos para la recuperación de los ecosistemas afectados, los cuales se evaluaran de manera periódica. Sumando éstas un total de 11 millones 888 mil 951 pesos por la afectación ocasionada a los ecosistemas forestales, en vía de resarcimiento.

Esta última sanción es adicional a la impuesta el pasado mes de agosto en materia de impacto ambiental por la que se le multó a los responsables del proyecto con 7 millones 233 mil 675 pesos, por carecer de su autorización en materia de impacto ambiental federal.