Con tintes de comedia, mucha intriga y hasta romance, El Misterio del Sr. Pick llega a las salas mexicanas como una adaptación de la novela del escritor francés David Foenkinos, La biblioteca de los libros rechazados.

El recibimiento del la cinta en México ha sido “genial”, en palabras de su director, por lo que le sorprende aún más que Alfonso Cuarón haya decidido estrenar Roma en Netflix y no en salas de cine.

Ciudad de México, 12 de septiembre (SinEmbargo).– La edición 23 del Tour de Cine Francés arrancó desde el pasado 6 de septiembre para quedarse en 73 ciudades de México y hasta el 17 de octubre, presentando siete títulos que son garantía para disfrutar del séptimo arte galo.

Una de las cintas que no se pueden perder es El Misterio del Sr. Pick del director Remi Bezançon. Un filme que narra el enigma que envuelve a Henri Pick, un pizzero de Bretaña que habría sido descubierto por una joven editora como el autor de un manuscrito que se convertirá, posteriormente, en una de las mejores novelas de los últimos tiempos.

El que el pizzero desconocido de un lejano pueblo haya escrito la novela, llena de expectación. El libro se convierte en un éxito rotundo que todo mundo celebra, excepto un viejo crítico literario que no se fía de la historia del descubrimiento, por lo que decide emprender una investigación para dar con el verdadero autor.

Con tintes de comedia, mucha intriga y hasta romance, El Misterio del Sr. Pick llega a las salas mexicanas como una adaptación de la novela del escritor francés David Foenkinos, La biblioteca de los libros rechazados.

“Lo que a mí me interesaba del libro fue la investigación, y la investigación es llevada a cabo por el critico literario que es actuado por Fabrice Luchini, pero la novela llega hasta la mitad del libro, empiezan hablar de él a partir de la mitad del libro. Entonces el hecho de que yo me localizara más en este personaje hizo que los demás desaparecieran un poco, los demás fueron cayendo como si fueran frutas”, comenta en entrevista para SinEmbargo, Remi Bezançon.

El afamado actor francés se vuelve en el protagonista de la historia en el papel de Jean-Michel Rouche, un crítico voraz que no se da por vencido en su misión por desenmascarar lo que para él es un gran engaño para vender.

La novela fue escrita por el enigmático Henri
Pick, un pizzero de la zona que murió dos años antes del descubrimiento. Foto: Especial

“Estaba este asunto de la investigación y además estaba la idea tan poética de la biblioteca de los libros rechazados, me bastan estas dos cosas para hacer una película: la investigación y la biblioteca, porque en el libro de David hay muchísimos personajes, y era imposible poner en la película todos, entonces yo tenía que elegir algunos”.

La película toma los elementos mencionados par hacer una dura crítica sobre el marketing en las editoriales. Algo que no es ajeno en el cine y en otras artes.

“Es algo que puede suceder, puede suceder que el autor empiece a tomar más espacio que su obra, lo cual sucede en la película. Se empieza hablar de Mr.Pick que de su libro. Yo creo que eso puede suceder en cualquier arte de hecho”, aseguró el director, que detalló que los señalamientos en la cinta no son una “una critica malvada”.

Remi Bezançon llegó a México como parte de las actividades del Tour para presentar su cinta, y se sorprendió al ver el recibimiento que ha tenido gracias al público mexicano y la labor importante que hace el Tour al traer para que las cintas se den a conocer en América Latina.

“El público mexicano es genial porque es muy reactivo, muy sensible. Vive la película y eso es muy agradable para un director de cine. Escuchar risas, escuchar que la gente reacciona. No es un público tímido para nada”.

Fabrice Luchini y Remi Bezançon durante la filmación. Foto: Especial

Bezançon estuvo presente en varias de las funciones que se han ofrecido para México porque le gusta ver la reacción de las personas cuando ven el cine que se convierte en un nuevo canal de comunicación para unir países, al reunir audiencias, por ello destaca la importancia de que las cintas tengan un estreno en el cine, antes de hacerlo en las plataformas de streaming, como fue el caso de Roma en el mundo.

“Me siento muy triste de que Roma de Alfonso Cuarón, que es un gran director en la actualidad haya salido únicamente en Netflix. Sí, yo vi su película en Netflix, pero me hubiera gustado verlo en una sala. La película está hecha para verla en una sala de cine, no en mi computadora. Entonces yo sí hago películas para una sala de cine y Cuarón también, y no entiendo que haya aceptado que su película saliera nada más en Netflix.