Panista plantea “Pagaré Social”, una iniciativa para castigar a políticos que incumplen sus promesas de campaña

12/10/2013 - 12:04 am
Durante la campaña presidencia, Enrique Peña Nieto promovió la frase: "Te lo firmo y te lo cumplo". Foto: Especial
Durante la campaña presidencia, Enrique Peña Nieto promovió la frase: “Te lo firmo y te lo cumplo”. Foto: Especial

Ciudad de México, 12 de octubre (SinEmbargo).– Dicen que prometer no empobrece, y las campañas políticas previas a las elecciones están plagadas de promesas de parte de los representantes de todos los partidos. Pero esto podría cambiar en caso de prosperar la iniciativa de “Pagaré Social”, presentada por el Senador panista Luis Fernando Salazar.

Es una propuesta para que los servidores públicos electos mediante el voto popular que incumplan sus promesas de campaña sean sancionados, explica el legislador.

Un ejemplo de políticos incumplidos es el de su paisano Rubén Moreira Valdéz, quien en su campaña para la gubernatura prometió eliminar el pago de la tenencia, promesa que le sirvió para ganar los comicios, y que al llegar al cargo se olvidó de ella y decidió aumentarla en 68%, dice el panista.

Aún no define cuál sanción se le impondría al incumplido, porque eso se redactaría en una ley secundaria, pero podría ser como en el caso colombiano, que según la magnitud del incumplimiento pudiera llegar hasta a quitarle el cargo al político.

“No quiero mencionar una hasta no tener consenso de aprobación de esta reforma constitucional, pero hay países como Colombia en los que llegan a la destitución del cargo. No digo que esto sea, habría que valorarlo y hacer un catálogo de promesas y de responsabilidades, y de excluyentes de responsabilidades, pero sí es justo y es correcto que se regule la promesa de campaña. No se vale que la campaña política sea sinónimo de mentiras electorales, que cualquier político salga a decir que va a eliminar la tenencia como dijo Rubén Moreira y cuando llega al gobierno en lugar de eliminarla la aumenta en 68 por ciento, ese tipo de cosas son las que deben ser cuestionadas porque eso es burlarse del ciudadano y traicionar su confianza”, dice en entrevista a SinEmbargo.

SIN DEDICATORIA

“En 15 minutos resuelvo el problema de Chiapas”, ofreció Vicente Fox Quesada, o ser el “presidente del empleo”, se comprometió Felipe Calderón Hinojosa… son algunas de las promesas hechas por algunos candidatos a la presidencia. Pero a ellas se suman las que en cada elección hacen los candidatos a a diputados y a senadores, con tal de obtener la preferencia electoral de los electores.

Salazar sabe que las promesas provienen de cualquier partido y afirma que su iniciativa no lleva dedicatoria.

Pero sí nota que en los últimos años se ha dado una nueva variante de la práctica de prometer: la de firmar las promesas ante un notario público, el famoso “te lo prometo y te lo cumplo” iniciado por Enrique Peña Nieto cuando fue candidato al gobierno del Estado de México, y posteriormente en su candidatura a la Presidencia de México.

Un recurso que otros candidatos de su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), han imitado.

“Si hiciéramos ahorita un recuento de las promesas ante Notario Público y cuántas se han cumplido, el saldo es negativo para el ciudadano. Por eso creo que se ha abusado de la figura del Notario Público, la mayoría de los ciudadanos piensa que un notario le genera confianza porque la mayoría de los trámites más importantes de su vida son normalmente por la mano de un Notario. Me parece mala fe, dolo de parte de un político que utiliza a un notario público para dar fe pública e intentar engañar o hacer creer una promesa, no hay vinculación, obligación, cualquier cosa que se levanta no vincula al político para obligarse a cumplir lo que dijo, es lo que quiero generar con esta reforma y concretamente en el caso de las promesas instaladas en la práctica por el Presidente, que se ha abusado de ellas de una manera que uno recibe engaños de distintos candidatos que simplemente prometen y no tienen intención de cumplir”, explica.

Su iniciativa de reforma implica hacer reformas constitucionales a los artículos 35, 39 y 41 de la Constitución.

Una de sus propuestas es obligar a los partidos a poner en sus sitios de internet las promesas hechas por sus candidatos y dejarlas abiertas a quien las quiera consultar durante 12 años.

Además, que cuando un servidor público elegido por el voto popular incumpla, explique por qué no lo hizo: “Cuáles fueron las razones por las que no pudieron llevarlo a cabo, también es importante decir que pueden surgir situaciones como los desastres naturales que están ocurriendo, y que afectó a miles de mexicanos, pero finalmente es importante que exista vinculación, que el político informe si no cumplió, por qué. De eso se trata la propuesta de reforma que presentamos, le llamo ‘Pagaré Social’. Cuando un político promete se compromete con la ciudadanía, así como un pagaré mercantil, en este caso (el pagaré) es uno social que se cumpla la promesa que se dijo”.

Salazar espera que la discusión de la Reforma Política le abra un espacio a su propuesta. Por ser de carácter constitucional debe turnarse a las Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, y a las de Justicia y la de Estudios Legislativos.

“He recibido buenos comentarios de otras bancadas y de mi bancada y espero que sea bien aceptada, más en un momento en el que ahorita estamos discutiendo la reforma política esta iniciativa de reforma viene a aportar mayor poder de decisión y dota de elementos que den madurez al político mexicano”, comenta.

El legislador coahuilense recuerda que se inspiró en el caso colombiano para la propuesta. “Ahí la vi por primera vez, trabajé en una campaña y vi que ahí sí se sancionaba a políticos que prometían algo y no lo cumplían y pueden llegar a la destitución. Por eso justo le llaman Pagaré social, el político suscribe un pagaré una promesa social y al cumplir con quienes la eligen y hay que exigirla”, concluye.

LOS CASTIGOS

La iniciativa se llama Pagaré Social y propone sancionar, incluso con la destitución, a quienes incumplan sus promesas de campaña.

Propone conservar durante 12 años una base de datos con la plataforma política, planes o proyectos de gobierno de cada partido y promesas de campaña de sus candidatos para observar su cumplimiento.

EJEMPLO DE INCUMPLIMIENTO

El Senador dice que uno de los políticos que tiene promesas “fabulosas” incumplidas es el Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, quien en campaña prometió derogar la tenencia, pero al llegar al gobierno no sólo no la derogó, sino que incrementó su pago.

Otro ejemplo del mismo mandatario es que en campaña repartió tarjetas y decía que quien la tuviera iba a recibir mensualmente cinco mil pesos al mes, esto no ocurrió. “Hubo gente que creyó esto, votó y no se cumplió y es un fraude social”, dice.