Un estudio de Nokia destacó que las compañías deben acelerar el despliegue del 5G y acelerar la innovación de su modelo de negocio para aprovechar las oportunidades de esta tecnología.

Compara el nivel de desarrollo del 5G en Alemania, Arabia Saudí, Australia, Corea del Sur, Estados Unidos, Finlandia, Japón y Reino Unido. Europa va atrás en el despliegue de esta tecnología frente a Norteamérica y Asia.

Helsinki, 12 de octubre (EFE).- La tecnología móvil de quinta generación (5G) tiene el potencial de aportar ocho billones de dólares a la economía mundial para el año 2030, según un estudio de la compañía finlandesa de telecomunicaciones Nokia publicado este lunes.

De acuerdo a este informe, la pandemia de COVID-19 ha acelerado la inversión digital de las empresas a medio y largo plazo, creando un auge global en este sector que supondrá que el 72 por ciento de las grandes empresas invierta en tecnologías relacionadas con el 5G durante los próximos 5 años.

El estudio de Nokia destaca que existe una clara correlación entre la adopción del 5G y el rendimiento empresarial, ya que las compañías con un nivel más avanzado en esta tecnología fueron el único grupo que experimentó un aumento neto en la productividad desde el inicio de la pandemia, de cerca del 10 por ciento.

Asimismo, el 49 por ciento de las empresas que se encuentran en la fase más avanzada del 5G, la de expansión, creció en 2019 a un ritmo considerablemente más rápido que las que están en fases más tempranas, según Nokia.

“Se ha demostrado categóricamente que la adopción del 5G impulsa el éxito empresarial. Las organizaciones que han integrado el 5G pueden beneficiarse de ventajas que van mucho más allá de unos servicios de red más rápidos, eficientes y fiables”, afirmó en un comunicado Gabriela Styf Sjöman, jefa de estrategia de Nokia.

En su opinión, las compañías deben acelerar cuanto antes el despliegue del 5G y acelerar la innovación de su modelo de negocio si quieren aprovechar las tremendas oportunidades que ofrece esta tecnología y mantener su competitividad en una economía global cada vez más digitalizada.

El informe, que compara el nivel de desarrollo del 5G en ocho países -Alemania, Arabia Saudí, Australia, Corea del Sur, Estados Unidos, Finlandia, Japón y Reino Unido- revela que Europa se está quedando atrás en el despliegue de esta tecnología en relación a Norteamérica y Asia.

Arabia Saudí cuenta ya con un 13 por ciento de empresas en fases avanzadas del despliegue del 5G y Estados Unidos con un 12  por ciento, mientras que en Alemania esta cifra es de tan solo el 3 por ciento, en Reino Unido del 4 y en Finlandia del 2.

A escala global, alrededor del 7 por ciento de las grandes empresas se encuentran en fase de expansión o implementación, las más avanzadas, y cerca de la mitad cuentan con un nivel intermedio en cuanto a la adopción del 5G.

Según el estudio, el 86 por ciento de los ejecutios encuestados tiene algún tipo de estrategia para el despliegue empresarial del 5G, y más de un tercio teme ser superados por la competencia si no realiza inversiones en 5G en los próximos 3 años.

No obstante, en la actualidad solo el 15 por ciento de las grandes empresas está invirtiendo en su implementación y el 29 por ciento no está planeando ninguna inversión 5G en los próximos 5 años.