En una breve conferencia de prensa, el ex Presidente de Brasil denunció que el sábado 9 de noviembre, un día antes de renunciar, un miembro del equipo de seguridad del Ejército le informó en el trópico de Cochabamba que militares habían pedido su cabeza a cambio de 50 mil dólares.

“Por eso digo que estamos agradecidos por salvarnos la vida”, reiteró Morales junto al que era su Vicepresidente y su Ministra de Salud. También denunció que su país ha vivido un “golpe de Estado” desde su “triunfo” en las elecciones presidenciales del 20 de octubre.

Ciudad de México, 12 de noviembre (SinEmbargo).– Evo Morales Ayma, ex Presidente de Bolivia, llegó a México a las 11:09 horas de este martes procedente de la provincia de Cochabamba, donde un avión de la Fuerza Aérea Mexicana lo recogió ayer por la noche, aproximadamente a las 19:50 horas de México.

El ex mandatario boliviano salió de la aeronave, vestido con una playera azul y unos pantalones negros, bajó las escalinatas y se encontró con Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), quien le dio la bienvenida a nuestro país.

Morales viajó junto con Álvaro García Linera, Vicepresidente de Bolivia, y Gabriela Montaño, quien se desempeñaba como su Ministra de Salud. Todos arribaron al hangar del Sexto Batallón Aéreo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“Quiero darle la más cordial bienvenida a Evo Morales y a su comitiva de acompañantes a México. Es apara nosotros el día de hoy un día de alegría porque el asilo que se ha ofrecido es efectivo y ya está aquí en tierras mexicanas, en donde gozará de libertad, seguridad, integridad y protección a su vida, que son las causas que nos animan. Bienvenido Evo, un saludo del Presidente [Andrés Manuel] López Obrador y de todo el pueblo de México”, aseguró Ebrard Casaubón.

“Quiero decirles que estamos muy agradecidos porque el Presidente de México, el Gobierno, el pueblo boliviano me salvó la vida”, dijo Evo Morales ya frente a los medios de comunicación.

En una breve conferencia de prensa, denunció que el sábado 9 de noviembre, un día antes de renunciar, un miembro del equipo de seguridad del Ejército le informó en el trópico de Cochabamba que militares habían pedido su cabeza a cambio de 50 mil dólares.

“Por eso digo que estamos agradecidos por salvarnos la vida”, reiteró Morales junto al que era su Vicepresidente y su Ministra de Salud. También denunció que su país ha vivido un “golpe de Estado” desde su “triunfo” en las elecciones presidenciales del 20 de octubre.

“En la última etapa, lamentablemente, al golpe político y cívico se sumó la Policía Nacional”, reprochó el ahora asilado en México, quien acusó a los opositores de haber quemado actas electorales y sedes sindicales, así como haber asaltado su casa en Cochabamba y la de su hermana.

Incluso “hicieron renunciar a dos alcaldes de ciudades importantes como Sucre y Potosí”, expresó.

“Para que no haya más hechos de sangre ni mas enfrentamientos hemos decidido renunciar”, expresó sobre su renuncia, hecha pública el pasado domingo.

Al final de su breve discurso, Evo Morales, visiblemente cansado tras un periplo aéreo de varias horas que comenzó anoche en Bolivia, volvió a dar de nuevo las “gracias a México y a sus autoridades”.

Además, reiteró que mientras “tenga vida” seguirá en la política y “en la lucha”, y reivindicó que durante su Gobierno logró acabar con la “opresión”.

Evo Morales dijo que su único “delito” es ser “indígena” y que su único “pecado” fue el de implementar “programas sociales para los más humildes” en Bolivia.

Morales se declaró como “antiimperalista” y dijo que pese al “golpe” no va a cambiar “ideológicamente”, reivindicando la reducción de la pobreza que logró en sus años en el poder.

El avión de las Fuerzas Armadas Mexicanas que transporta al ex mandatario realizó una parada en Paraguay. Foto: Graciela López, Cuartoscuro

Al ex mandatario de Bolivia lo acompañó el ex Vicepresidente Álvaro García Linera. Foto: Graciela López, Cuartoscuro

El domingo, Evo Morales había anunciado la repetición de las elecciones presidenciales después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) diera a conocer numerosas irregularidades en los comicios del 20 de octubre pasado en los que fue reelegido para un cuarto mandato.

Después de su anuncio y ante presiones de policías y militares, Morales anunció su renuncia a la Presidencia tras casi 14 años en el poder.

Antes del aterrizaje del político boliviano, el Secretario de Relaciones Exteriores hizo un reconocimiento especial a la tripulación de la Fuerza Aérea Mexicana “que con más de 24 horas de vuelo sin descanso cumplieron la misión. General Miguel Eduardo Hernández, Tte Coronel Felipe Jarquin Hernández, capitán Julio César Sanchez Ruperto muchas gracias!!! [sic]”.

“Le agradezco a Froylan Gamez de la subsecretaría de América Latina por su participación y apoyo diplomático a bordo de la aeronave de la FAM que tuvo éxito en la misión encomendada a la diplomacia mexicana”, escribió en su cuenta de Twitter.

También destacó la participación de la Embajadora de México en Bolivia, Teresa Mercado; así como de Raquel Serur en Ecuador, Victor Hugo Morales en Perú, José Ignacio Piña en Brasil, Juan Manuel Nungaray en Paraguay.

EL TRASLADO FUE UN PERIPLO: EBRARD

El viaje del ex Presidente boliviano Evo Morales a México, que le dará asilo, se convirtió en un periplo que incluyó escalas y rutas casi inverosímiles para trasladarlo a destino.

El Canciller mexicano Marcelo Ebrard explicó el martes por la mañana, con la aeronave todavía sobrevolando aguas internacionales rumbo a la Ciudad de México, que el avión mexicano llegó a Lima el lunes para, desde allí, esperar el permiso de Bolivia para recoger a Morales.

Pero cuando se le permitió despegar y la aeronave militar ya estaba en vuelo, el permiso para aterrizar en territorio boliviano fue revocado y tuvo que regresar a la capital peruana y esperar que las fuerzas armadas de Bolivia dieran su autorización.

El retorno también fue complicado. Perú prohibió el regreso por Lima, como estaba previsto en un principio, con lo que el despegue de la aeronave con Morales a bordo tuvo que retrasarse. Ebrard relató que fue un momento de gran tensión y que, de haberse prolongado, podría haber puesto en riesgo la integridad de Morales. “Eso fue muy difícil, muy tenso”, agregó.

Finalmente Paraguay aceptó que el avión parara en Asunción para abastecerse de combustible y de ahí partió rumbo a México pero no por la ruta más lógica y directa, ya que algunos países cerraron su espacio aéreo.

El aterrizaje del ex Presidente en la capital mexicana está previsto para cerca del mediodía.

Evo Morelos renunció como Presidente de Bolivia debido a las presiones de los militares y las protestas. Foto: Graciela López, Cuartoscuro

Evo Morales y el Canciller mexicano Marcelo Ebrard. Foto: Graciela López, Cuartoscuro

Bolivia entró en un vacío de poder e incertidumbre política tras la renuncia de Morales a la Presidencia presionado por el ejército y después de semanas de protestas masivas y denuncias de supuesto fraude en los últimos comicios presidenciales. También renunciaron todas las autoridades que, según la constitución, estaban facultadas para sucederlo.

Ebrard dijo que dos personas acompañan a quien fuera el primer presidente indígena del país andino, aunque no ofreció sus identidades.

EVO ACEPTA ASILO EN MÉXICO

Apenas ayer por la tarde, Marcelo Ebrard confirmó que Morales Ayma formalizó su petición de asilo político a México y el país se lo otorgó por razones humanitarias. Más tarde, la Secretaría de Gobernación (Segob), que preside Olga Sánchez Cordero, abrió la opción para que el boliviano solicite el estatus de refugiado, lo que impediría su extradición en caso de que el nuevo Gobierno de Bolivia la solicite.

Morales se despidió del pueblo bolivianos desde su cuenta de Twitter y ahí también agradeció al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El político renunció el domingo pasado a la Presidencia de Bolivia, luego de que policías y militares le dieran la espalda e incluso le exigieran dimitir, y ante las protestas que se desataron por el presunto fraude en la elección del pasado 20 de octubre.

Morales Ayma, de 38 años de edad, fue Presidente de ese país andino durante 13 años y 9 meses.

Luego de las elecciones aceptó que la Organización de Estados Americanos (OEA) hiciera una auditoría para despejar dudas. Pero la OEA reveló que era estadísticamente improbable que Morales hubiese ganado por el margen de 10 por ciento que necesitaba para evitar una segunda ronda electoral.

El informe de esa organización alentó a los opositores de derecha y miles tomaron las calles de Bolivia, hasta que policías y militares exigieron la renuncia al Presidente.

MÉXICO SERÁ LA CASA DE EVO EN EL EXILIO

La tarde de este lunes, el Canciller Marcelo Ebrard Casaubón confirmó que Evo Morales hizo una solicitud formal de asilo a México, misma que fue aceptada por el Gobierno mexicano por razones humanitarias.

Por su parte, la Secretaría de Gobernación anunció que el ex mandatario podrá solicitar el estatus de refugiado en México ante la Coordinación General de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), lo que implicará que esté protegido ante cualquier orden de extradición a Bolivia.

Una vez que Morales realice la petición, la Comar emitirá una resolución en los 45 días posteriores. En tanto, se garantiza la no devolución del solicitante a su país o al lugar en donde su vida, seguridad o libertad estén amenazadas, explicó la Segob en un comunicado.

-Con información de EFE y AP