En conferencia de prensa, el Canciller mexicano afirmó que por el momento no se va a revelar el lugar en el que residirá el ex Presidente de Bolivia por cuestiones de seguridad. “Estamos a cargo de su seguridad como cualquier otra persona que tenga asilo en México”, señaló.

Ciudad de México, 12 de noviembre (SinEmbargo).– Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), informó esta mañana que Evo Morales, ex Presidente de Bolivia, llegará a México entre las 11:00 y 11:30 horas de este martes, ya que su traslado al país “ha sido como un periplo por diferentes espacios y decisiones políticas”.

A partir de las 11:00 de la mañana. No les diría una hora exacta porque falta el reporte del General a cargo de la aeronave”, dijo en conferencia de prensa.

Desde Palacio Nacional, el Canciller mexicano dio a conocer que por instrucciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador va a ir a recoger al ex mandatario de Bolivia, por lo que aún no sabe si a su llegada él quiera tener un encuentro con los medios de comunicación.

El Secretario de Relaciones Exteriores respondió esta mañana los cuestionamientos de la prensa. Foto: Gobierno de México

“Lo tendré que consultar. No sé qué planes tiene él. Esa sería decisión de él. Si sí, nosotros facilitaremos que se lleve a cabo. Este hombre lleva unos días terribles. No vamos a revelar su residencia por cuestiones de seguridad. Estamos a cargo de su seguridad como cualquier otra persona que tenga asilo en México”, precisó.

Ebrard Casaubón recordó que Morales tendrá la única obligación de respetar la Constitución y las leyes de México. Y aclaró que asilo político no se puede revocar, ya que se ha concedido a un Presidente en funciones.

Respecto a si también se dará asilo a la familia del boliviano, apuntó que primero necesitan que arribe al país para poder conversar con él y que manifieste cuál es su deseo o su decisión sobre el tema.

Por otra parte, el funcionario explicó que el avión de la Fuerza Aérea Mexicana que fue por Evo Morales bajó ayer por la tarde en Lima, Perú, donde tuvo que esperar las autorizaciones correspondientes para poder continuar con su trayecto.

“Al final del día se dio el permiso por las autoridades competentes de Bolivia y cuando ya iban, les dijeron que no podían pasar por el espacio aéreo porque el permiso no era válido. Entonces volvió a Lima. Finalmente el comando de la Fuerza Aérea fue el que otorgó el permiso para que pudiéramos ir, lo que dice también quién tiene el poder ahorita en Bolivia”, relató.

Un policía rocía agua a manifestantes durante una protesta contra la eventual reelección del Presidente Evo Morales en La Paz, Bolivia, el martes 5 de noviembre de 2019. Foto: Juan Karita, AP

El Secretario de Relaciones Exteriores detalló que la ruta que se tenía prevista para retornar era la misma, pero “ya casi por salir, ya alrededor de las 7:30 de la noche, el Gobierno de Perú, a través de su Canciller, me informó que se suspendía el permiso de volver a Lima a cargar combustible para venir a México, Eso fue muy difícil”.

“Fue un periodo de mayor tensión para nosotros. Tuvimos que buscar un plan ‘B’. Hablamos con Paraguay. Nos ayudó mucho el Presidente electo de Argentina porque él habló con el Presidente de Uruguay, quien nos dijo que no había problema para ir y recargar combustible. Le agradecemos al Gobierno de Paraguay. Eso prolongó el viaje todavía más”, indicó.

Asimismo, consideró que el General que viene a cargo de la aeronave “es excepcional”, pues contó también con la habilidad para poder dialogar con la contraparte. “Volvió a intervenir la Embajadora y la fuerza de Bolivia nos permitió salir porque ya no nos iban a dejar salir. Ya saliendo de Bolivia. Luego hablar con el Canciller del Ecuador para consultar si podíamos bajar en Guayaquil para cargar combustible. Se tramitaron los permisos. Luego volvemos a hablar a Bolivia”, añadió.

“Como no se puede cruzar Bolivia, ¿cuáles serían las alternativas? El Embajador de Brasil en La Paz nos dice ‘yo les ayudo’ y en la madrugada consiguieron el permiso para poder volar en el espacio aéreo de Brasil, en la línea fronteriza de Perú y Brasil”, agregó el encargado de la SRE.

Además, señaló que una vez dado el permiso en Brasil, Perú y Ecuador, “al fin despegó el avión al filo de las 2:00 de la madrugada de México”. “La mayor parte del vuelo transcurrirá en aguas internacionales. Es como un viaje por la política latinoamericana. Estamos esperando que a partir de las 11:30 de la mañana podamos estar recibiendo a Evo Morales en México”, reiteró.

Cuando se le preguntó sobre un posible reclamo por parte de autoridades estadunidenses, Ebrard aseveró que “la buena relación con Estados Unidos no debe basarse en la sumisión, sino en el respeto. Por lo tanto, no espero un reclamo de la posición de México en este asunto”.

“Pensaría que la relación con los Estados Unidos está en los mejores momentos de los últimos años y se basa en que, además de la buena comunicación de los dos presidentes, hay un respeto mutuo y un conocimiento del peso de México y su democracia”, destacó.

Finalmente, López Obrador aseguró que él fue quien dio la instrucción de ofrecer el asilo a Evo Morales, por lo que ha estado al pendiente del seguimiento del proceso.

“Yo di la instrucción de ofrecer el asilo y he estado pendiente, pero afortunadamente cuento con mi equipo de Gobierno de primer orden”, subrayó.