“Las aerolíneas no tienen por qué aprobarlo, lo conocieron y ya. Sabrán cómo va a ser, después de eso vamos a tener reuniones individuales con cada una de las aerolíneas para ver cuáles son sus necesidades”, afirmó el titular de Comunicaciones y Transportes, Jiménez Espriú.

Luego de su participación en la ceremonia de conmemoración del Día del Cartero, el funcionario confirmó que “a principios o a mediados de 2024” el Tren México-Toluca entrará en funciones.

Ciudad de México, 12 de noviembre (SinEmbargo).- Las aerolíneas no tienen por qué aprobar el proyecto aeroportuario del Gobierno de México, afirmó el Secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) Javier Jiménez Espriú sobre la construcción del aeropuerto de Santa Lucía y su articulación.

El funcionario presentó el Plan Maestro del proyecto del Sistema Aeroportuario Metropolitano, ante la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y el Colegio de Pilotos.

En la reunión detalló la articulación de los tres aeropuertos -el de Santa Lucía, el de la Ciudad de México y el de Toluca- que cubrirán vuelos tanto nacionales como internacionales.

Luego de presentarse en un evento con motivo del Día del Cartero, Espriú detalló que quienes representan a las aerolíneas conocen el proyecto, entre las que se encuentran Aeroméxico, Volaris, Interjet, Aeromar, TAR, Delta y American Airlines.

“Las aerolíneas no tienen por qué aprobarlo, lo conocieron y ya. Sabrán cómo va a ser, después de eso vamos a tener reuniones individuales con cada una de las aerolíneas para ver cuáles son sus necesidades y sus puntos de vista y cómo definimos la parte logística del caso”, afirmó el titular de la SCT.

Además confirmó que se tomó la decisión de establecer cinco comités técnicos que analicen y emitan recomendaciones para la operación del Sistema Aeroportuario Metropolitano.

TREN MÉXICO-TOLUCA

En el mismo evento, Espriú confirmó que “a principios o a mediados de 2024” el Tren México-Toluca entrará en funciones, debido a que las obras culminarían a finales de 2023.

Destacó la importancia de realizar pruebas de funcionamiento, por lo que se decidió el inicio de operaciones hasta el año siguiente.

Cuando inició la construcción del proyecto, durante la administración de Enrique Peña Nieto, se planteó que la inversión ascendería a 32 mil millones de pesos, pero al momento el gasto se ha colocado en los 65 mil millones de pesos.