En medio de protestas, alegatos y empujones, María del Rosario Piedra Ibarra rindió protesta este martes como nueva titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Ciudad de México, 12 de noviembre (SinEmbargo).- María del Rosario Piedra Ibarra rindió protesta este martes, entre abucheos y reclamos de la oposición en el Senado de la República, como nueva titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En respuesta a los reclamos de legisladores de oposición, los morenistas celebraron la toma de protesta de Ibarra Piedra al grito de “si se pudo, sí se pudo”.

La toma de protesta llegó después de una discusión de aproximadamente tres horas, donde se rechazó remetir la votación para elegir a titular de la Comisión, y también se desechó la propuesta de regresar a comisiones la terna de candidatos para la CNDH.

La Senadora Kenia López, presidenta de la Comisión de Derechos humanos del Senado, dijo que esta toma de protesta muestra que “a Morena no le importan las instituciones, quieren destruir los contrapesos. Hoy han deteriorado al Senado y a la Comisión de Derechos Humanos”, escribió la legisladora panista en Twitter.

El pasado siete de noviembre, Rosario Piedra fue electa como la primera mujer emanada de un movimiento social que presidirá la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en México.

En un hecho histórico, la también hija de Rosario Ibarra de Piedra, la luchadora social y símbolo de las madres que buscan a sus hijos desaparecidos, obtuvo 76 votos de los senadores de la República, mientras que Arturo Peimbert Calvo sumó 24, José de Jesús Orozco Henríquez alcanzó 8 y 6 legisladores se abstuvieron.

“Que este logro, sea de todas y todos”, expuso Piedra Ibarra desde su cuenta de Twitter.

Sin embargo, la elección desató acusaciones de fraude por parte de senadores del Partido Acción Nacional (PAN), incluso esta mañana integrantes de la bancada panista se manifestaron afuera de las instalaciones del Senado de la República para impedir la toma de protesta de Rosario Piedra, y presentaron una impugnación ante la presidencia de la Mesa Directiva del Senado.

Como lo había anticipado la dirigencia blanquiazul, los panistas inconformes se reunieron frente al acceso principal del Senado. Previamente, al interior del dicha Cámara, los legisladores tuvieron una reunión para definir su estrategia para impedir que Piedra Ibarra tomara protesta como titular de la CNDH.

Sobre la impugnación, en un documento entregado hoy a la presidencia de la Mesa Directiva del Senado, la bancada panista señaló que la elección de Piedra Ibarra “se apartó de la normatividad aplicable que disciplina el procedimiento parlamentario, particularmente al haber determinado que la C. María del Rosario Piedra Ibarra obtuvo los votos suficientes para ser designada para el cargo mencionado, cuando pruebas fehacientes demuestran que en el proceso participaron 116 senadores, de modo que no se reunió el quórum mínimo de votación que exige la Constitución”.

Los senadores reiteraron que el pasado 7 de noviembre, 116 senadores depositaron su voto en la urna, de los cuales sólo fueron contabilizados 114.

NO SE REPITIÓ VOTACIÓN

La propuesta para repetir, por tercera ocasión, la votación para designar al presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), fue rechazada este martes en el Senado de la República.

La propuesta de repetir la votación fue anunciada en la mañana por los senadores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), encabezados por el presidente de la Junta de Coordinación Política, el Senador Ricardo Monreal.

“Ni somos tramposos, ni somos rateros, ni cometimos fraude”, aseguró Monreal en respuesta a las denuncias sobre fraude durante la votación donde Rosario Piedra fue electa.

Tras las protestas del PAN, en las que se plantaron a las afueras del Senado con mantas que decían “Morena roba votos”, los legisladores morenistas decidieron discutir la situación, a las que se sumó la oposición.

Monreal aclaró que se trata de una decisión política, más que legal, por lo que se someterá a votación la misma terna en un nuevo procedimiento hoy mismo.

“Morena, como grupo parlamentario, no puede estar sometido a la duda o a la desconfianza. No tiene precedente, no hay incluso ningún fundamento jurídico; sin embargo, la voluntad política queda con el riesgo de que no se logre la mayoría, o que se logre, pero es una nueva elección”, declaró el Senador.