Por la noche del pasado 11 de noviembre, Pemex reconoció que fue víctima de intentos de ataques cibernéticas, aunque dijo que “fueron neutralizados oportunamente”.

Ciudad de México, 12 de noviembre, (SinEmbargo).- Los hackers que atacaron la red interna de Petróleos Mexicanos (Pemex) habrían solicitado 5 millones de dólares, o 565 bitcoins, para liberar el sistema, reportó la agencia Reuters.

Sin embargo, la petrolera mexicano habría “perdido” la oportunidad de pagar un “precio especial”, ya que el plazo de 48 horas se venció este martes.

Reuters señaló que pudo contactar con los hackers, quienes le dijeron que “el plazo ha expirado solo para el precio especial”; aunque se negaron a aclarar si la petrolera los había contactado para la liberación de sus sistemas.

EL ATAQUE

Desde las primeras horas del pasado lunes, usuarios de redes sociales denunciaron que los sistemas de Pemex habrían sido atacados, por lo que el personal de la petrolera estaba impedida de usar los equipos de cómputo.

Aparentemente, detallaron los periodista Adriana Barrera y Raphael Satter, Pemex descubrió el ataque el pasado domingo, cuando una computadora mostró una nota con los pasos para que los hackers liberaran los servicios de la Empresa Productiva del Estado.

Para liberar los sistemas, los hackers exigieron la entrega de 565 bitcoins, que equivalen a cinco millones de dólares, a una cuenta para realizar la transparencia y a una dirección de correo electrónico.

La agencia señaló que Pemex no ha respondido a los señalamientos, aunque personal al interior de la petrolera ha apuntado que el ataque sí se llevó a cabo.

Hasta el momento permanece la duda de qué tipo de ransomware pudo haber sido utilizado.

Por otro lado, Bloomberg señaló que una fuente les había confirmado que Pemex podría presentar problemas en sus sistemas de facturación, luego del supuesto ataque informático.

El diario estadounidense puntualizó que Pemex ha recurrido a la facturación manual, lo que afectaría el pago para personal y proveedores.

Incluso, trabajadores de distintas divisiones de Pemex no han podido ingresar a sus correos o computadoras.

En este sentido, Reuters afirmó que los trabajadores se han tenido que comunicar mediante WhatsApp, para evitar la propagación del ransomware.

PEMEX RECONOCE ATAQUE

Por la noche del pasado 11 de noviembre, Pemex reconoció que fue víctima de intentos de ataques cibernéticas, aunque dijo que “fueron neutralizados oportunamente”.

Sin embargo, ocasionó afectaciones en menos del 5 por ciento de los equipos personales de cómputo pero actualmente opera con normalidad, por lo que garantiza la producción, abastecimiento e inventarios de combustible, según informó la Empresa Productiva del Estado.

En un comunicado, Pemex aseguró que el funcionamiento de los sistemas de operación y producción de la empresa no están comprometidos y que, además, están blindados.

Consideró que, como todas las grandes empresas e instituciones gubernamentales y financieras recibe “con frecuencia” amenazas y ataques cibernéticos “que al día de hoy no han prosperado”.