[pageview url=”http://www.sinembargo.mx/audios/penanieto.htm” width=”580″ height=”90px” border=”no”]

Este lunes por la noche, en el noticiero de Salvador Camarena en W Radio, se transmitió la entrevista que le realizó el periodista junto con Luis Prados a Enrique Peña Nieto para el diario español El País.

El fin de semana se publicó la entrevista en el diario madrileño. Peña Nieto desconocía el salario mínimo. El audio lo confirma:

–¿Cuál es el precio de la tortilla?

–No soy la señora de la casa. Cuesta entre 7 u 8 pesos.

–¿El precio de la carne de res?

–Esa está un poco más cara. No sé dónde lo compres, depende de dónde lo compres y qué tipo de carne sea.

–¿Y el salario mínimo, más o menos?

–Debe estar sobre 900 pesos al mes.

–¿Cuanto cuesta una coca  tamaño normal?

–Entre seis pesos.

–¿Y un café en Starbucks?

–No lo sé.

Mas tarde el virtual candidato del PRI, llamó al Salvador Camarena para aclarar todas las descalificaciones que se están haciendo respecto a la respuesta de que “no es la señora de la casa”, dijo que fue una pregunta fuera de contexto, pues él se refería al hecho de que en familia es su mujer es quien tiene más esa responsabilidad, por lo que ella está más familiarizada con dicho tema.

“Todas las descalificaciones no tienen lugar, están fuera de contexto”, afirmó Peña Nieto.

También Camarena le preguntó sobre los cuestionamientos que le han hecho al candidato en la red social Twitter, a lo que dijo que “a veces son señalamientos muy radicales, otros divertidos, es parte de la dinámica de la sociedad en la que vivimos, algunos con un gran sentido del humor”, además, “los que participan en estas redes saben sus alcances, soy totalmente respetuosos de la libertad de expresión”.

En la entrevista para el diario español también habló sobre la legalización de las drogas, tema en el que afirmó: “No creo que la despenalización sea una solución para el tráfico de drogas y el crimen organizado (…) “estoy totalmente en contra de la legalización”.

En cuanto al tema del aborto, dijo que éste debería ser la última de las decisiones que una mujer debería tomar.  “Públicamente, me he pronunciado a favor de la vida. Comparto las excepciones que la ley hace, en casos de malformación congénita, violación o riesgo para la vida de la madre. No estoy a favor de la criminalización de quienes aborten. Son momentos muy difíciles para una mujer, así que abogo por el impulso de una cultura que ayude a las mujeres a evitar que se llegue a ese escenario.”