Tanto Ratzinger como el cardenal y prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Robert Sarah, escriben: “No puedo callar”, citando una frase de San Agustín para referirse a su postura contra la ordenación sacerdotal de los hombres casados.

Ciudad del Vaticano, 13 de enero (EFE). El Papa emérito Benedicto XVI y el Cardenal Robert Sarah han escrito un libro, que se publicará el próximo 15 de enero, en el que el pontífice defiende el celibato de los sacerdotes, después de que en el último sínodo se propusiese ordenar a hombres casados en la Amazonía.

Joseph Ratzinger rompe de nuevo el silencio que prometió tras su renuncia al pontificado en febrero de 2013 con este volumen titulado De profondeurs de nos coeurs (Desde el profundo de nuestro corazón) que será publicado en francés por la casa editorial Fayard, según anunció el editor Nicolas Diat y el mismo cardenal Sarah en su cuenta en Twitter.

“Creo que el celibato” de los sacerdotes “tiene un gran significado” y es “indispensable para que nuestro viaje hacia Dios siga siendo la base de nuestra vida” escribe en este libro Benedicto XVI, según adelantó por su parte el diario Le Figaro.

Según el diario francés, tanto Ratzinger como el cardenal de la República de Guinea y prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos escriben: “No puedo callar”, citando una frase de San Agustín para referirse a su postura contra la ordenación sacerdotal de los hombres casados.

El nuevo libro del Papa emérito y del Cardenal Sarah, uno de los mayores críticos con algunas posturas de Francisco, se adelanta a la exhortación apostólica que el papa argentino deberá publicar en los próximos meses sobre el Sínodo de la Amazonía y donde se esperaba una respuesta a las petición aprobada por la Asamblea de los obispos de ordenar a hombres casados para llegar a las zonas más remotas.

“Nos hemos encontrado y hemos intercambiado nuestras ideas y nuestras preocupaciones”, escriben Ratzinger y Sarah, quienes aseguran que “lo hacen con un espíritu de amor y unidad en la Iglesia”.

En abril del año pasado, Ratzinger, de 92 años, publicó un documento de 18 páginas en el que reflexionaba sobre la Iglesia y los abusos sexuales, lo que volvió a reabrir el debate sobre la delicada presencia de los dos papas en el Vaticano.


Con la publicación de este libro se reabrirá de nuevo el debate sobre cómo se debería comportar un papa emérito y el alcance que pueden tener sus textos.