El director para México y Canadá de BofA explicó que “el problema es que quiere (el gobierno federal) cambiar muchas políticas, quiere cambiar la Ley del trabajo para el outsourcing, quiere cambiar la Ley de Banxico, quiere cambiar la Constitución para eliminar algunos organismos autónomos, quiere cambiar y cambiar y eso genera incertidumbre”.

“De materializarse estos cambios que están a discusión en el Congreso, y en la medida que esos cambios debiliten la fortaleza institucional de México”, planteó.

Ciudad de México, 13 de enero (SinEmbargo).- México logrará un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del tres por ciento en 2021, con una caída del 8.5 por ciento en 2020, estimó Bank of America Securities (BofA). La nota actual de la institución mejora la expuesta en diciembre, cuando esperó un crecimiento del 2.5 por ciento en 2021.

“Caemos 8.5 por ciento y solo recuperamos 3 por ciento, entonces quedamos muy por debajo de lo que producíamos antes de la pandemia, a eso me refiero cuando digo que tenemos un problema de crecimiento y aunque llegara a crecer hasta cinco por ciento esto no cambiaría el problema”, planteó Carlos Capistrán, economista en jefe para México y Canadá de BofA.

El economista planteó que el país podría llegar a crecer hasta un ocho por ciento en 2021, pero si no hay cambios en las políticas que se ejecutan actualmente, sólo se crecerá un tres por ciento. “¿Deberíamos estar creciendo más? Sí, ¿México podría crecer cinco, seis, siete u ocho por ciento este año? Sí, ¿Cuánto va a crecer? Probablemente, a menos que se cambien las políticas que estamos siguiendo, vamos a crecer algo como tres por ciento este año”, dijo Capistrán.

El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, planteó recientemente que México podría llegar a crecer hasta un 5.3 por ciento en caso de que la campaña de vacunación acelere.

En caso de que proceda la eliminación de organismos autónomos, planteados por el Presidente López Obrador, además de la siguiente discusión en el Congreso sobre las modificaciones planteadas a la Ley del Banxico podrían afectar y hasta deteriorar la calificación crediticia de México y hasta se podrían efectuar recortes a la nota soberana del país.

“El problema es que quiere cambiar muchas políticas, quiere cambiar la Ley del trabajo para el outsourcing, quiere cambiar la Ley de Banxico, quiere cambiar la Constitución para eliminar algunos organismos autónomos, quiere cambiar y cambiar y eso genera incertidumbre, entonces lo que necesitamos es un periodo en donde se planteen las reglas del juego y esas no vayan a cambiar en un buen rato y eso permite a los inversionistas tener tranquilidad”, expuso en conferencia.

Aseguró que para que ocurra una recuperación, aunque sea incipiente, el Gobierno federal debe dar mayor certidumbre a las inversiones.

“De materializarse estos cambios que están a discusión en el Congreso, y en la medida que esos cambios debiliten la fortaleza institucional de México, sin duda serían una de las cosas que afectaría la calificación de México y pudiera hacer que México perdiera el grado de inversión”, planteó.

Además adelantó que BofA observa que, con el aumento de casos de la COVID-19 y de muertes por esta enfermedad, en el primer trimestre del año, el PIB podría caer un cuatro por ciento, con respecto al periodo anterior. “Es posible que las restricciones que estamos viendo tengan que extenderse por un periodo mayor al que se tiene actualmente y entonces es posible que no sólo se afecte diciembre y enero, sino incluso también febrero”, puntualizó.