Según confesó la propia Laura Gallego, en un principio se eligieron a actores de doblaje profesionales para interpretar a los personajes de la serie. Sin embargo, Netflix decidió apostar por actores más populares entre el público.

Por María Lovera

Ciudad de México, 13 de enero (AS México).- Las expectativas para la serie basada en las novelas de Memorias de Idhún eran altas. Después de años leyendo y releyendo los famosos libros fantásticos de Laura Gallego, podríamos ver a Victoria, Jack y Kirtash en pantalla. La animación, por lo que veíamos en las primeras imágenes que Netflix desvelaba, prometía. Pero lo que la plataforma de streaming no previó fue una mala gestión de los actores de doblaje.

Y es que según confesó la propia Laura Gallego, en un principio se eligieron a actores de doblaje profesionales para interpretar a los personajes de la serie. Sin embargo, Netflix decidió apostar por actores más populares entre el público. Pero esta decisión solo salvó a Victoria, que fue interpretada por Michelle Jenner, actriz experimentada en el mundo del doblaje.

La autora de las novelas ya adelantó que no estaba de acuerdo con la elección de Netflix, por lo que Memorias de Idhún nació condenada cuando se estrenó en septiembre de 2020. Tal y como había señalado Gallego, los que siguieron la serie desataron las polémica en redes sociales por un doblaje poco creíble. Tales fueron las críticas en Twitter que alguno de los actores tuvo que defenderse en público.

Ante esta situación, era de esperar que el estreno de la segunda temporada tuviera poco éxito en la plataforma, y tampoco nos ha sorprendido que se haya cancelado la tercera. Laura Gallego se lo ha explicado a un fan que le preguntaba en Twitter. “Se cedieron los derechos para adaptar el primer libro pero no se ha llegado a un acuerdo para los siguientes libros de la saga, lo sentimos”, comenta.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE AS México. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.