La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró infundados los recursos interpuestos por el Gobierno federal en contra la suspensión de la Ley de Remuneraciones, que busca que ningún funcionario gane más que el Presidente. El pasado 7 de diciembre, el Ministro Alberto Pérez Dayán admitió a trámite la acción de inconstitucionalidad promovida por el PRI, PRD, PAN y MC en el Senado, y prohibió que se utilice para fijar los salarios que los funcionarios tendrán en 2019.

 Ciudad de México, 13 de febrero (SinEmbargo).– La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) consideró infundado el recurso promovido por el Presidente Andrés Manuel López Obrador para dejar sin efecto controversias constitucionales en contra de la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos, la cual busca que ningún funcionario gane más que el Jefe del Ejecutivo federal.

El pasado 7 de diciembre, el Ministro Alberto Pérez Dayán admitió a trámite la acción de inconstitucionalidad en contra la Ley y prohibió que se utilice para fijar los salarios que los funcionarios tendrán en 2019.

La acción de inconstitucionalidad fue promovida por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), De la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) en el Senado, además del Senador independiente Emilio Álvarez Icaza.

El Ministro Alberto Pérez concedió la suspensión, la cual, sin embargo, no impide expresamente la reducción de los salarios, pero obliga a que los sueldos se fijen con base en reglas previstas en la Constitución, según los artículos 75, 94 y 127.

Este miércoles, con tres votos a favor y dos en contra, la Segunda Sala declaró infundados los recursos de reclamación promovidos por el Presidente y dos más de las cámaras de Diputados y Senadores.

La Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, publicada el 5 de noviembre en el Diario Oficial de la Federación (DOF), establece que “ningún servidor público debe recibir una remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión mayor a la establecida para el Presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación”.

Lo que significa que nadie podrá ganar más de 108 mil pesos mensuales, que es el sueldo del Presidente Andrés Manuel López Obrador. La Ley generó que más de 2 mil empleados del Poder Judicial de la Federación se ampararan para evitar reducciones salariales.

Andrés Manuel López Obrador deseaba que ningún empleado público ganara más que él, como parte de su plan de austeridad. Pero en 2019, la realidad es otra: más de 4 mil 200 funcionarios tienen ingresos superiores al del Presidente de México, de acuerdo con una revisión de los Analíticos de Plazas y Remuneraciones del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), aprobado por la Cámara de Diputados para 2019.