En octubre de 2017, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) aseguró que la policía hizo uso excesivo de la fuerza contra los habitantes de Nochixtlan, Huitzo, Hacienda Blanca y Viguera en Oaxaca, el 19 de junio de 2016, que violó derechos fundamentales humanos.

Ciudad de México, 13 de febrero (SinEmbargo).- El Comité de Víctimas por Justicia y Verdad 19 de julio informó este jueves que la Fiscalía General de la República (FGR) ya dio luz verde para citar al ex Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, y a el ex comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, por la muerte de ocho personas en Nochixtlán.

“Ha señalado el día 27 de febrero de este año, a las 10 horas para desahogar la entrevista de Gabino Cué, y a las 16:00 horas la de Renato Sales”, informó un vocero del Comité de Víctimas por Justicia y Verdad 19 de julio en conferencia de prensa.

El 19 de junio de 2016, ocho personas murieron y más de un centenar resultaron heridas en un operativo de la Policía Federal para poner fin a un bloqueo carretero de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que protestaba contra la reforma educativa impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto, en el municipio oaxaqueño de Asunción Nochixtlán.

POLICÍA USÓ FUERZA EXCESIVA: CNDH 

En octubre de 2017, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) aseguró que la policía hizo uso excesivo de la fuerza contra los habitantes de Nochixtlan, Huitzo, Hacienda Blanca y Viguera en Oaxaca, el 19 de junio de 2016, que violó derechos fundamentales humanos.

El organismo señaló el mal diseño y ejecución del operativo para retirar el bloqueo instalado en la ruta principal por los maestros y habitantes que apoyaban la causa, en el que no se siguieron los protocolos de actuación.

Señalaron que existió mala coordinación entre las corporaciones policiales que participaron además de un análisis inexistente de los posibles escenarios y la falta de una cadena de mando.

La CNDH informó que el uso de la fuerza excesiva esta relacionado con al menos una de las 7 muertes que dejó el encuentro, según cifras del organismo.

En el enfrentamiento de doce horas de duración, que se dio entre civiles y elementos de seguridad, hubo armas de fuego, explosivos caseros y bombas incendiarias molotov.

“Cerca de 11.75 por ciento del total de policías estatales que participaron en el operativo no estaban en condiciones para acudir al mismo porque no estaban debidamente capacitados, como fue el caso de 30 elementos pertenecientes a la Banda de Guerra y diverso personal administrativo, porque tenían más de 24 horas laborando o no contaban con el equipo completo, resultando lesionado casi 15 por ciento del personal que se ubicó en estos supuestos”, dijo el presidente de la CNDH Luis Raúl González Pérez.