La empresa beneficiada por más 100 millones de dólares fue MSL Group Americas, la operación tenía como objetivo promover la imagen de México en el exterior.

Ciudad de México, 13 de enero (SinEmbargo).– El Gobierno de Enrique Peña Nieto destinó aproximadamente 110 millones de dólares a una empresa de Nueva York para promover “la marca México”. El acuerdo se manejó con discreción ya que ni la Embajada de México en Estados Unidos supo de él, informó la revista Proceso.

Un reportaje publicado esta semana en el semanario revela que el contrato entró en vigor desde el 14 de julio de 2017 hasta el 30 de noviembre de 2018 y fue firmado por la Secretaría de Turismo cuando la dirigía Enrique Octavio de la Madrid Cordero, hijo del expresidente Miguel de la Madrid.

La empresa beneficiada fue MSL Group Americas, la operación tenía como objetivo promover la imagen de México en el exterior. De acuerdo con la información firmada por el reportero J. Jesús Esquivel, los resultados no han podido comprobarse y la Fiscalía General de la República ya investiga el caso.

El contrato con la empresa de publicidad y relaciones públicas – y al que Proceso tuvo acceso– se firmó sin informar a la Embajada de México en Washington.

La revista cuestionó al respecto a Gerónimo Gutiérrez, quien era Embajador de México en Washington cuando la Secretaría de Turismo firmó el acuerdo a través del Consejo de Promoción Turística de México (CPT), el exfuncionario se mostró sorprendido.

“Puedo confirmar que en este asunto no intervino la embajada de México en Washington”, dijo a Proceso.

La dirección general de comunicación social de la dependencia que actualmente lidera Miguel Torruco Marqués aseguró que el contrato se liquidó cuando inició la administración del Presidente López Obrador e informó que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda le da seguimiento.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) ya había identificado que durante el Gobierno de Peña Nieto el Consejo de Promoción Turística de México no acreditó procedimientos para comprobar que los precios propuestos por prestadores de servicios fueron los más razonables, tampoco justificó porqué algunos contratos se realizaron con empresas extranjeras, en ese sentido se pronunció sobre el trato con MSL Group Americas, Inc.