En la sesión de este viernes, el peso encontró apoyo en las decisiones de los bancos centrales del mundo. Tanto el Banco de Inglaterra, como el Banco Central Europe y la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, pusieron a disposición del mercado cuantiosas cantidades de dinero para paliar el nerviosismo del mercado.

Ciudad de México, 13 de marzo (SinEmbargo).- El peso vivió una de sus peores semanas, en medio de la incertidumbre provocada por el aumento en los casos de contagios de coronavirus en el mundo.

Las cifras registradas por la moneda mexicana no se veían desde noviembre de 2016, cuando Donald Trump ganó las elecciones presidenciales en Estados Unidos, de acuerdo con un análisis de Banco Base.

La moneda mexicana acumuló una depreciación de 9.01 por ciento, o 1.81 pesos, cotizando alrededor de 21.92 pesos por dólar.

La analista de Banco Base, Gabriela Siller, señaló que la volatilidad del peso subió a 25.2 por ciento, su nivel más alto desde la segunda semana de noviembre de 2016.

Siller añadió que durante esta semana, el peso alcanzó un nuevo máximo histórico de 22.4996 pesos por dólar.

“En las últimas cuatro semanas, el peso acumula una depreciación de 18.24 por ciento o 3 pesos y 38 centavos, siendo la mayor caída en un periodo de tiempo igual desde octubre de 2008, cuando comenzó la Gran Recesión”, añadió.

De acuerdo con el Banco de México (Banxico), en la última sesión de la semana, el dólar interbancario se ubicó en 21.9760, una apreciación del 0.04 por ciento con respecto al cierre anterior.

En ventanillas de Bancomer, el billete verde se vendió en 22.30 unidades.

En la sesión de este viernes, el peso encontró apoyo en las decisiones de los bancos centrales del mundo. Tanto el Banco de Inglaterra, como el Banco Central Europe y la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, pusieron a disposición del mercado cuantiosas cantidades de dinero para paliar el nerviosismo del mercado.

Mientras el Banxico, elevó el techo de su programa de coberturas cambiarías a 30 mil millones de dólares y subastó 460 millones en coberturas, durante la sesión del jueves.

Banco Base estimó que la volatilidad del tipo de cambio continúe durante la siguiente semana, a medida que los casos por coronavirus aumenten en el mundo y se observe su efecto en la actividad económica de Estados Unidos y México.

LA BOLSA REBOTA

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró una corrección este viernes al ganar el 3.95 por ciento tras una semana en la que el Índice de Precios y Cotizaciones, su principal indicador, perdió más del 10 por ciento presionado por la pandemia del coronavirus.

“Esta es una reacción a las fuertes perdidas en la semana. Este índice perdió más del 10 % en la semana, la perdida semanal más grande después de la de hace dos semanas, que hasta ese momento había sido la segunda más grande desde la gran recesión de 2008”, explicó a Efe el analista de Banco Base, Luis Alvarado.

“Ese porcentaje de ganancia habla de una recuperación parcial después de sesiones bastante volátiles”, añadió.

Dijo que esta corrección del mercado mexicano, que bajo otro escenario sería buena, se da ante la expectativa de alguna medidas que tomaron algunos países y bancos centrales que “pueden contribuir a reactivar la economía después del daño que pueda ocasionar el coronavirus”.

El Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana cerró en 38 mil 085.05 unidades con una ganancia del 3.95 por ciento, que representó un total de mil 448.35 puntos más respecto al cierre de la jornada anterior.

El volumen negociado en el mercado alcanzó los 282 millones de títulos por un importe de 21 mil 098 millones de pesos (unos 960 millones de dólares).

En la jornada cotizaron 550 emisoras, de las cuales 303 cerraron con precios al alza, 233 tuvieron pérdidas y 14 más cerraron sin cambio.

-Con información de EFE.