El Presidente Andrés Manuel López Obrador reprochó que es el órgano electoral “más caro del mundo” y abrió la puerta a reformarlo tras las elecciones intermedias de junio.

Ciudad de México, 13 de abril (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo desconfiar del Instituto Nacional Electoral (INE) porque en el pasado respaldó fraudes electorales y aclaró que no está en contra del Consejero presidente del órgano electoral Lorenzo Córdova Vianello.

“Yo no le tengo confianza [al INE], yo le tengo confianza del pueblo. Lo que pasó en [las elecciones de] 2018 fue por confianza al pueblo, que la gente salió a votar y a cuidar el voto, pero yo he padecido de los de arriba, los padecí mucho”, dijo el Presidente en su conferencia mañanera de este martes en Palacio Nacional.

Cordova ha acusado en varias ocasiones un asedio en contra del INE, desde que inició el sexenio de López Obrador y en los últimos meses, en medio del proceso electoral, ha acentuado esa narrativa ante los comentarios que el Presidente y el Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) han lanzado ante el retiro de candidaturas que hizo al partido, entre ellas las los aspirantes a Gobernador de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, y de Michoacán, Raúl Morón Orozco.

“Hay que aclarar que al presidente del INE (….) y creo que uno o dos consejeros más, ya se les vence su periodo, no sé si este o el año próximo, entonces para que no se piense que se está en contra del (consejero) presidente, ya él va a terminar, está por concluir su periodo, esto tenerlo en cuenta”, señaló esta mañana el mandatario al referirse al retiro de la candidatura de Salgado Macedonio, a quien el órgano electoral acusa de no haber presentado su informe de gastos de precampaña.

López Obrador pidió este martes defender las candidaturas  “de manera pacífica” después de que Salgado Macedonio amenazara a los consejeros del organismo.

“Hay que luchar en contra del fraude de manera pacífica, esa es la recomendación. No a la violencia”, expresó el mandatario.

Salgado Macedonio, veterano político acusado de abuso sexual, amenazó el lunes en una concentración frente al INE con ir a “buscar” a los consejeros del organismo a sus casas y dar a conocer dónde están sus domicilios.

En la manifestación, apoyada por el presidente de Morena, Mario Delgado, se escenificó con una corona de flores la muerte del INE, organismo independiente encargado de convocar y fiscalizar las elecciones.

López Obrador, quien apoya a Salgado Macedonio, sostuvo este martes que “defender la democracia tiene que darse en el marco de la legalidad de manera pacífica”.

Y aunque dijo no justificar las palabras de Salgado Macedonio, aseguró que “los que crispan el ambiente electoral también son los que hacen fraude”.

“Querer impedir que un candidato participe, ¿no es también un agravio y un atentado a la democracia?”, cuestionó el Presidente, quien sugirió que la anulación de la candidatura obedece a “intereses creados”.

El INE tiene que decidir este martes si suprime definitivamente la candidatura de Félix Salgado Macedonio luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le ordenara la semana pasada revisar la sanción impuesta.

López Obrador, que también mantiene su propia disputa con el INE porque le prohibió hablar de elecciones en sus conferencias de prensa matutinas, reprochó que es el organismo electoral “más caro del mundo” y abrió la puerta a reformarlo tras las elecciones intermedias de junio.

“Vamos a revisar esto porque estos aparatos onerosos impiden que se liberen fondos para el beneficio del pueblo”, expresó el Presidente, quien dijo querer que sea un “órgano realmente independiente”.

El INE es heredero del Instituto Federal Electoral (IFE), organismo creado en 1990 para democratizar el país tras décadas de control hegemónico del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Pero López Obrador lo acusó de estar detrás de los “fraudes” en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012 en las que quedó en segundo lugar.

–Con información de EFE