Rusia 2018

¿Quién alcanzará la gloria en Rusia? El ABC de las selecciones que pelearán la Copa del Mundo

13/06/2018 - 12:02 am

Alemania y Brasil presentan sus credenciales como máximos favoritos al título en Rusia 2018, en donde tienen una cita con la historia, en tanto que Leo Messi y Cristiano Ronaldo, los dos auténticos monarcas de los últimos años, llegan con sueños de gloria Mundial.

Los germanos defienden el título obtenido en Maracaná hace cuatro años y persiguen alcanzar en el historial de la Copa del Mundo precisamente las cinco coronas de Brasil. La Canarinha ha renacido de la batuta de Tite y con Neymar como gran referencia y figura recobra el sueño de convertirse en hexacampeón.

Rusia 2018 echará en falta a grandes jugadores y equipos. Italia es la única campeona ausente tras acabar en la fase previa por detrás de España y sucumbir en la repesca ante Suecia; Holanda, que llegaba después de ser subcampeona en 2010 y tercera en 2014, confirmó su decadencia; y Chile, ganadora de las dos últimas ediciones de la Copa América, no pudo sobrevivir en unas eliminatorias sudamericanas enloquecidas.

Además de las figuras de estos equipos, no se verá a otros grandes futbolistas, de renombre internacional. La lista de ilustres ausentes es amplia. Ejemplos son Zlatan Ibrahimovic, Gareth Bale, Marek Hamsik, Riyad Mahrez o Mario Goetze, autor del tanto de la victoria de Alemania en el Mundial de Brasil, por decisión de Joachim Low, e incluso Dani Alves, lesionado.

Ciudad de México, 13 de junio (SinEmbargo/EFE).– ¿Quiénes son las selecciones que se disputarán la victoria en Mundial de Rusia?, ¿qué las caracteriza sobre las demás?, ¿cuáles son sus debilidades?, ¿quiénes son figuras a destacar?… pues en esta nota resolveremos algunas de estas dudas para que estés preparado, o al menos, llegues con datos sobre esta justa deportiva y puedas disfrutarla al máximo.

GRUPO A

La selección rusa de futbol Foto: Twitter @TeamRussia

RUSIA

El anfitrión, entre las dudas y la obligación

Rusia encara su Mundial inmersa entre el mar de dudas sobre su rendimiento y la enorme presión de tener que dar la cara y aprovechar su condición de local para llegar lejos, algo que se le ha resistido en las citas universales bajo su actual denominación.

La Copa de las Confederaciones disputada el pasado año alimentó esa incertidumbre, por cuando el conjunto de Stanislav Cherchesov no fue capaz siquiera de alcanzar las semifinales al quedar tercera de su grupo con tan solo un triunfo, ante la modesta Nueva Zelanda. Rusia y México, con victorias ajustadas, dejaron a los rusos en la cuneta.

Ese resultado echó el traste con las grandes esperanzas que había despertado el nombramiento de Cherchesov como seleccionador. La afición confiaba en su aportación tras los batacazos en el Mundial de Brasil y en la Eurocopa de Francia, donde el cuadro eslavo cayó en la primera fase.

El hecho de no tener que jugar fase de clasificación no ha sido muy bien aprovechado por Rusia. Los resultados de los encuentros amistosos no han sido ni mucho menos brillantes en los últimos tiempos, en los que tan solo en algunas fases de determinados partidos los jugadores han alimentado ilusiones, como en el empate a tres ante España en noviembre del año pasado.

No le ha quedado más remedio que hacer experimentos a Cherchesov, cuyo equipo precisa ganar en empaque, en continuidad y en competitividad para defender el orgullo patrio en el proyecto deportivo-social más importante desde los Juegos Olímpicos de Moscú 1980.

-Participación en fases finales: 10 (desde 1992 como Rusia) (1958, 1962, 1966, 1970, 1982, 1986, 1990, 1994, 2002, 2014).

-Mejor participación: 4º puesto, en 1966

-Entrenador: Stanislav Cherchesov (Alagir, 2/9/1963). Guardameta que militó en clubes como Spartak Ordzhonikidze, Spartak Moscú, Lokomotiv, Dinamo Dresde y Tirol Innsbruck, lleva ya catorce años como entrenador desde que empezó en el Kufstein y el Wacker Innsbruck austríacos.

Internacional con la URSS y Rusia -formó parte de las selecciones de los Mundiales de 1994 y 2002-, dirigió al Spartak Moscú, al Terek Grozny, al Amkar Perm, al Dinamo Moscú y al Legia de Varsovia antes de acceder a la selección rusa en 2016. Despertó grandes expectativas, pero aún no ha podido confirmarlas.

-La figura: Fedor Smolov (Krasnodar) (Saratov, 9/2/1990). Pasa por ser la referencia ofensiva de su selección, con la que debutó ante Estados Unidos en noviembre de 2012 y marcó su primer tanto a los nueve minutos del inicio del choque.

Ha pasado por diversos clubes desde que comenzó (Dinamo Moscú, Feyenoord, Anzhi Majachkala, Ural Sverdlovsk) y tras superar momentos en los que llegó a plantearse dejar el fútbol antes de partir al Ural, se ha asentado en el FC Krasnodar desde hace tres años. Ya ha dado muestras de su clase en la Liga Europa. De su rendimiento y acierto dependerá buena parte de las opciones rusas.

-Equipo tipo (3-5-2): Akinfeev; Ignashevich, Kudryashov, Granat; Mario Fernandes/Smolnikov, Yerokhin, Golovin, Samedov, Zhirkov; Aleksey Miranchuk y Smolov.

ARABIA SAUDITA

Foto: Twitter @LaligaCF7

Pizzi, en el banquillo eléctrico al frente de la incógnita saudí

Pese a la llegada al fútbol español de varios jugadores internacionales, que pasaron prácticamente inéditos, Arabia Saudí pasa por ser una de las grandes incógnitas de Rusia 2018 ante la ausencia de nombres conocidos en el panorama exterior, aunque tratan de exhibir su potencial en los torneos asiáticos de clubes.

Al frente de todos ellos aparece el exdelantero hispano-argentino Juan Antonio Pizzi, que ha aceptado todo un reto en un banquillo que es casi una silla eléctrica.

El holandés Bert van Marjwik fue el encargado de devolver al conjunto saudí a una fase final pero divergencias con los dirigentes federativos dieron por acabada su etapa. El elegido, el argentino Edgardo Bauza, duró dos meses.

Poco antes del sorteo de la fase final de Moscú se conoció la contratación de Pizzi, que acababa de vivir la decepción de no poder clasificar a Chile.

El internacional español aceptó el reto de comandar en Rusia a una selección que basó su clasificación en la firmeza atrás y en los goles de Mohammad Al-Sahlawi, máximo artillero de la fase asiática.

La Federación Saudí llegó a un acuerdo con LaLiga española para que algunos de sus internacionales progresaran. Yahya Al-Shehri (Leganés), Salem Al-Dawsari (Villarreal), Fahad Al-Muwallad (Levante), entre otros, llegaron al torneo hispano, pero apenas se estrenaron, así que la base serán los jugadores de los principales clubes locales, que carecen de experiencia al más alto nivel.

– Participaciones en fases finales: 4 (1994, 1998, 2002, 2006)

– Mejor resultado: Octavos de final, en 1994

– Entrenador: Juan Antonio Pizzi (ARG/ESP). (Santa Fe, Argentina, 7/6/1968): Delantero centro de nacimiento argentino y nacionalizado español, con cuya selección disputó la Eurocopa 1996 y el Mundial de 1998. Tras jugar en el Rosario Central y en el Toluca mexicano llegó a la Liga, en la que militó en el Tenerife, Valencia y Barcelona antes de regresar a su tierra, a jugar a River Plate y de nuevo a Rosario. Oporto, Rosario y Villarreal fueron sus últimos pasos.

En doce años como técnico no ha parado. Arrancó en Colón, Universidad San Martín peruano, Santiago Morning y Universidad Católica chilenos. Rosario Central y San Lorenzo de Almagro confiaron en el ‘lagarto’, que dio el salto a Europa de nuevo a través del Valencia. León mexicano fue la escala previa a la selección de Chile, con la que consiguió la Copa América en 2016, pero no pudo acceder al Mundial. Para su fortuna encontró una oferta inesperada y postrera de Arabia Saudí.

– La figura: Mohammad Al-Sahlawi (Al Hofuf, 10/1/1987) (Al-Nassr). Delantero muy rápido y con olfato de gol que comenzó en el Al-Qadisiya y que en 2009 pasó a uno de los principales clubes del país, el Al-Nassr por un precio de más de diez millones de euros. Aquí se ha asentado y crecido hasta convertirse en una de las grandes estrellas del fútbol moderno saudita. Debutó como internacional ante España en un amistoso en Innsbruck (Austria) jugado en mayo de 2010 con gol incluido. En la fase previa ha marcado más tantos (16) que partidos jugados (14).

– Equipo tipo (4-3-3): Yasser Al Mosailem; Saeed Al-Mowalad, Omar Hawasawi Osama Hawsawi, Mansour Yasir Al-Shahrani; Mohamed Kanno, Taisir Al-Jassim, Hussein Al Mogahwi, Yehya al-Shehri, Fahad Al-Muwallad, Mohammed Al-Sahlawi y Salem Al-Dawsari/Nawal Al-Abed.

EGIPTO

Foto: Twitter @Pharaohs

Los Faraones, versión Héctor Cúper, pendientes de Salah

El experimentado técnico argentino Héctor Cúper llegó al ‘caliente’ banquillo de los Faraones en 2015. Con un estilo de juego sobrio, dando prioridad al orden y partiendo desde una defensa poderosa, ha llevado a Egipto primero al subcampeonato africano en Gabón 2017 y le ha devuelto a una fase final mundialista 28 años después.

Superó a Chad en la segunda ronda de la fase de clasificación de la CAF, tras perder en la ida en Yamena por 1-0 y remontar en El Cairo por 4-0, y lideró el grupo E con autoridad, por delante de Uganda, Ghana y Congo.

Cúper dispone de una mezcla de veteranía, como el guardameta Essam El-Hadary, que podría ser el más veterano en Rusia con 45 años, y de juventud. Pese a la presencia de jugadores de gran relevancia a nivel internacional, como Mohamed Salah o Mohamed Elneny, el bloque prima por encima de las individualidades.

El gran quebradero de cabeza para el técnico argentino y todo el país es el estado de Salah, después de lesionarse en el hombro izquierdo en una caída junto a Sergio Ramos en la final de la Liga de Campeones.

La suerte de Egipto en su regreso a un Mundial desde Italia’90 pasa en buena parte por la participación del zurdo ‘red’ y por su estado de forma.

– Participación en fases finales: 2 (1934 y 1990)

– Mejor participación: Primera fase en ambas

– Entrenador: Héctor Cúper (Chabas, Argentina, 16/11/1955). Jugó en Ferro Carril Oeste, Independiente Rivadavia y Huracán. Como entrenador, antes de llegar a la selección de Egipto, dirigió a Huracán, Lanús, Mallorca, Valencia, Inter Milán, Betis, Parma, Sel. Georgia, Aris Salónica, Racing de Santander, Orduspor y Al Wasl.

Comenzó a ganar prestigio en su país, que incrementó con sus exitosas etapas en el Mallorca y el Valencia españoles, con los que logró dos Supercopas, pero comenzó a ganarse fama de perder finales, al caer en la de la Copa del Rey y la Recopa con el conjunto balear y en la de la Liga de Campeones con el valenciano en dos ocasiones (2000 y 2001). Pese a ello se ganó el fichaje por un grande, el Inter, con el que también firmó la segunda plaza en la Serie A. También perdió la final de la Copa griega con el Aris y añadió otra más en la CAN 2017 con Egipto. Su bagaje, no obstante, le ha hecho ganarse el respeto y la confianza de otros muchos clubes y hasta selecciones.

– La figura: Mohamed Salah (Liverpool/ING) (Basyoun, 15/06/1992): Una de las grandes sensaciones de la temporada en la Premier League. El veloz extremo zurdo, que pasó por equipos como Basilea, Chelsea y Fiorentina antes de fichar por el Liverpool en junio de 2017, está explotando en Anfield. Ha añadido a sus tremendas virtudes que le hicieron progresar y hacerse un hueco en el panorama internacional eficacia ante las porterías rivales, tanto en el torneo doméstico como en la Liga de Campeones. Fue el autor del tanto que significó la agónica victoria ante Congo y la clasificación para Rusia. La incógnita, no obstante, es su estado físico tras lesionarse en la final de la Liga de Campeones.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Mohamed El Shenawy; Ahmed Fathi/Ahmed Elmohamady, Ali Gabr, Ahmed Hegazy, Abdelshafi/Karim Hafez; Mohamed Elneny, Tarek Hamed; Mohamed Salah, Abdallah Said, Ramadan Sobhi/Trezeguet; y Ahmed Hassan.

URUGUAY

Foto: Twitter @Uruguay

Uruguay, reconversión en plena madurez

La selección de Uruguay afronta en Rusia su decimotercera presencia mundialista, la tercera consecutiva tras Sudáfrica y Brasil, en plena renovación pero presionado por la reputación ganada en ediciones anteriores.

Campeón en los dos primeros Mundiales (Uruguay 1930 y Brasil 1950) dejó de ser un equipo a tener en cuenta en los años posteriores. Sin embargo, recuperó el respeto en Sudáfrica, donde solo se estancó en semifinales y terminó con el cuarto puesto después de despertar la euforia del país.

Varios de aquellos futbolistas que explotaron hace ocho años permanecen en el plantel. Incluido el seleccionador Óscar Washington Tabárez, que lleva doce años en el cargo y que ha sido el artífice del establecimiento de Uruguay en los grandes torneos internacionales.

Los celestes se ganaron su sitio en el Mundial en las eliminatorias de repesca, fueron segundos en la tabla sudamericana en esta ocasión, solo superados por Brasil.

La disyuntiva que acompaña al conjunto charrúa está por definir. O mantener el veterano y experimentado grupo que ha recuperado el pulso competitivo o apostar por el talento joven que llama a la puerta del combinado.

Hombres como Luis Suárez, Edinson Cavani, Diego Godín, Martín Cáceres, Maxi Pereira o Fernando Muslera son incuestionables en el plantel. Pero llegan con fuerza futbolistas en gran momento. Ausente definitivamente el joven Federico Valverde, del Real Madrid cedido al Deportivo, savia nueva como Matías Vecino, del Inter, o Rodrigo Betancur, del Juventus, irrumpen en el cuadro charrúa.

La selección de Uruguay sigue sostenida en el potencial en su ataque, donde tiene mayores garantías y también la zaga, experimentada y sólida. El centro del campo es la incógnita mayor en un grupo de jugadores que asume Rusia como su último Mundial.

– Participación en fases finales: 12 (1930, 1950, 1954, 1962, 1966, 1970, 1974, 1986, 1990, 2002, 2010, 2014)

– Mejor participación: Campeón en 1930 y 1950

– Entrenador: Óscar Tabárez (Montevideo, 3 marzo 1947).

Como futbolista jugó en cinco equipos uruguayos (Institución Atlética Sud América, Sportivo Italiano El Tanque, Montevideo Wanderers, Centro Atlético Fénix y Club Atlético Bella Vista) y en uno mexicano (Puebla).

Inició como entrenador en 1980 y dirigió a varios equipos uruguayos antes de ir al Deportivo Cali en 1988 aunque al poco tiempo fue contratado, por primera vez, por la selección de Uruguay (1988-90). Entrenó en Argentina (Boca Juniors y Vélez Sarsfield), Italia (Cagliari y Milan) y España (Oviedo). En el 2006 volvió a la selección de Uruguay, con la que ganó la Copa América en el 2011.

Rusia será su cuarto Mundial tras Italia 1990, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

– La figura: Luis Suárez (FC Barcelona; Salto, Uruguay, 24 enero 1987). El máximo goleador histórico de Uruguay afronta su tercer mundial tras Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. El delantero del Barcelona tiene una cuenta pendiente en esta competición, de la que salió de mala manera tras el mordisco que propinó a Giorgio Chiellini en el partido entre Uruguay e Italia, que le supuso una larga sanción. En plena madurez es una garantía para Uruguay. Es el referente de la Celeste.

– Equipo tipo (4-4-2): Fernando Muslera; Maxi Pereira/Guillermo Valera, José M. Giménez, Diego Godín, Gastón Silva/Diego Laxalt; Carlos Sánchez, Matías Vecino, Rodrigo Betancurt, Cristian Rodríguez; Luis Suárez y Edison Cavani.

GRUPO B

PORTUGAL

Portugal, sueños de gloria con el aval de Cristiano y la Euro

Foto: Twitter @selecaoportugal

De nuevo Portugal acude a un Mundial con la vitola de alternativa al poder establecido. Con sus galones de vigente campeona de Europa, con Cristiano Ronaldo en plena madurez y lanzado y con un bloque perfectamente armado, las ‘Quinas’ quieren de una vez hacer saltar la banca.

En su séptima presencia en una fase final mundialista, con la tercera plaza de su mejor participación en Inglaterra 1966, el equipo que dirige con mano de hierro Fernando Santos y que lidera Cristiano Ronaldo tratará de hacer saltar la banca.

El aval de la Eurocopa, donde exprimió una gran capacidad competitiva, y la medida mezcla de veteranía y juventud, son factores que tratarán de imponer los lusos al amparo de la pegada del delantero madridista.

No lo tuvo fácil para sellar el pase directo. Suiza se lo puso complicado, pero a la postre, en la última jornada, en el estadio de La Luz, la victoria por 2-0 ante los helvéticos, con un gol clave del milanista Andre Silva, metió a Portugal en un torneo en el que luchará por un título que han ansiado generaciones doradas del balompié luso.

– Participación en fases finales: 6 (1966, 1986, 2002, 2006, 2010, 2014)

– Mejor participación: 3ª, en 1966.

– Entrenador: Fernando Santos (Lisboa, 10/10/1954. Jugó en Benfica, Marítimo y Estoril. Se retiró en el equipo costero en 1985 y fue en el mismo en el que comenzó dos años después su carrera como entrenador, gracias también a que el dueño le dio trabajo en el equipo de mantenimiento de uno de sus hoteles. Su paso exitoso por el Estrela Amadora le abrió las puertas del Oporto, al que hizo pentacampeón, antes de marcharse al AEK Atenas, más tarde al Panathinaikos, y tras otros periplos por el Sporting y el AEK, accedió al club de sus orígenes, el Benfica, con lo que se convirtió en el primer luso en dirigir a los tres poderosos del país.

No tuvo mucho éxito. No tardó en volver a Grecia, al PAOK Salónica. Tres años después se hizo cargo de la selección helena, a la que llevó a los cuartos de la Euro 2012 y a los octavos en Brasil 2014 por primera vez en su historia. En septiembre firmó como técnico de Portugal para reconstruir a su selección tras su fracaso mundialista. Apostó por el orden y el rigor y los lusos alcanzaron su mayor éxito al proclamarse campeones de Europa.

– La figura: Cristiano Ronaldo (Real Madrid/ESP). (Funchal, Madeira, 5/02/1985): El gran estandarte de la selección portuguesa y una de las principales estrellas del panorama futbolístico actual. Un auténtico caníbal ante el gol. Quizá el mejor rematador de los últimos tiempos. Devorador de récords con su equipo nacional y con el Real Madrid, con el que acaba de lograr su tercera Champions consecutiva y la quinta de su carrera.

El actual capitán luso, que ha alcanzado su cima en el Santiago Bernabéu tras sus orígenes en el Andorinha, su paso por el nacional y su explosión en el Sporting y en el Manchester United, llega pletórico a la que se perfila como su última gran oportunidad de encumbrarse en un Mundial. Además, tiene la espina clavada de la lesión sufrida en la final de la Eurocopa y ansía con volver a estar y a ser protagonista sobre el césped.

– Equipo tipo (4-4-2): Rui Patricio; Cédric Soares, Pepe, José Fonte, Raphael Guerreiro/Mario Rui; Bernardo Silva, William Carvalho, Adrien Silva/Bruno Fernandes, Joao Mario/Gonçalo Guedes; André Silva y Cristiano Ronaldo.

ESPAÑA

Foto: Twitter @SeFutbol

España recupera la identidad y las credenciales

La selección española ha dejado aparcados los batacazos del Mundial de Brasil 2014 y de la Eurocopa de Francia 2016. Bajo la batuta de Julen Lopetegui ha recuperado la identidad que le llevó a enlazar dos títulos continentales en 2008 y 2012 y el universal de Sudáfrica 2010 y, por lo tanto, vuelve a partir con credenciales de aspirante a luchar por el título.

La Roja, como fue bautizada por Luis Aragonés, el ‘creador’ del equipo de ensueño, vuelve a brillar con luz propia. Ha completado una fase de clasificación magnífica, sin tacha alguna, en cuanto a juego y resultados.

Lopetegui ha recuperado buena parte de las virtudes que la convirtieron en una de las mejores selecciones de la historia, añadiendo nuevas variantes tácticas. Ha regresado la confianza, la presión alta para anular virtudes del rival y aumentar la posesión de balón. El equipo vuelve a ser un enamorado de la pelota, a desarrollar por momentos rondos de la más alta escuela, a parecerse a aquel ‘tiki-taka’ que enamoró al mundo.

Andrés Iniesta, el autor del gol de la final del Soccer City ante Holanda, se despedirá de la selección tras este Mundial, pero aún le queda magisterio por mostrar en Rusia. Junto a él otros magos, otros ‘locos bajitos’ alrededor del balón, como David Silva, Isco Alarcón o Thiago Alcántara, prometen mucho y bueno.

Lopetegui ha continuado con la ‘transición dulce’ anunciada por su predecesor, Vicente del Bosque. Nuevos nombres que triunfaron en su pasado en la sub-21, han aparecido en el panorama de la Roja, que no obstante mantiene la misma columna vertebral y la ya eterna duda del ‘9’. Ausente de la lista Álvaro Morata, entre Diego Costa, Iago Aspas y Rodrigo Moreno uno se quedará fuera. Es una de las decisiones más difíciles que debe tomar el técnico vasco.

Cada uno tiene sus características. Todos han tenido sus momentos en una posición que desde la Eurocopa de 2012, cuando el éxito llegó acompañado en buena parte por la figura del ‘falso 9’ que encarnaba Cesc Fábregas, no tiene un dueño fijo.

Pese a ello, España asume el cartel de aspirante de nuevo, lo recibe con honores en su undécima fase final consecutiva y en la decimoquinta de su historia.

– Participación en fases finales: 14 (1934, 1950, 1962, 1966, 1978, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014).

– Mejor participación: 1º puesto, en 2010

– Entrenador: Julen Lopetegui (Asteasu, 28/8/1966): Guardameta formado en la cantera de la Real Sociedad, se incorporó al filial del Real Madrid, el Castilla. Fue cedido incluso a Las Palmas y cuando se incorporó a la primera plantilla blanca apenas tuvo opciones. Por ello buscó minutos y progresión en el Logroñés, donde se confirmó como un gran portero y se ganó el fichaje por el Barcelona, pero tampoco tuvo fortuna, así que tuvo que acabar su carrera en el Rayo Vallecano donde fue un jugador importante. Fue numerosas veces convocado por la selección nacional, incluso para el Mundial de EEUU 1994, aunque tan solo jugó un partido.

Como entrenador comenzó en el propio Rayo Vallecano, posteriormente fichó por el Real Madrid Castilla en dos etapas que también aprovechó para mostrar sus conocimientos en canales de televisión. Formó parte del cuerpo técnico de la RFEF durante cuatro años en los que dirigió a selecciones inferiores hasta la sub-21, con la que logró el título Europeo en 2013. En 2014 dio el gran salto al fichar por el Oporto, en el que estuvo algo más de una temporada, y en julio de 2016 fue designado sustituto de Vicente del Bosque como seleccionador absoluto. España no conoce la derrota bajo su mando. Acumula 19 encuentros sin perder.

– La figura: Andrés Iniesta (Barcelona) (Fuentealbilla, 11/5/1984): El nombre de Andrés Iniesta figura con letras de oro en los libros de historia del fútbol español. Es el autor del gol más importante de todos los tiempos, el que marcó a Holanda en el minuto 116 de la final del Mundial de Sudáfrica.

El manchego es, junto a Xavi Hernández, uno de los padres del estilo que marcó la etapa dorada de la selección española. Magia con el balón en los pies. Visión de juego. Fútbol de seda. Ya le queda, según ha reconocido, poco con el equipo nacional. Pero aún atesora una calidad indiscutible que provoca la admiración de propios y rivales. Tan solo le han faltado a este jugador que ha desarrollado su carrera profesional en el Barcelona -etapa que acaba de terminar para irse a Japón-, a cuya cantera llegó de muy niño desde Albacete, premios internacionales del máximo nivel (fue segundo en el Balón de Oro en 2010 y tercero en 2012). El fútbol, en este sentido, tiene una deuda con Iniesta.

– Equipo tipo (4-2-3-1): De Gea; Carvajal, Piqué, Ramos, Jordi Alba; Busquets, Thiago/Koke; Silva, Isco, Iniesta; y Diego Costa

MARRUECOS

Los ‘leones del Atlas’ rugen de nuevo

Foto: Twitter @FRMFOFFICIEL

Mucho tiempo ha pasado desde su última presencia. Veinte años nada menos. La primera selección africana en alcanzar unos octavos de final de un Mundial vuelve a escena. Los ‘leones del Atlas’, como se conoce al equipo africano, vuelven a rugir.

Y lo hacen dirigidos por uno de los entrenadores más expertos y, por qué no, exitosos, del balompié africano, el francés Hervé Renard, primer técnico en ganar la CAN con dos selecciones (Zambia y Costa de Marfil).

El francés, un estudioso de las mejores escuelas, está graduado en África, y ahora quiere hacer lo propio con un equipo al que no le basta con haber vuelto a un Mundial.

Marruecos presenta un proyecto ambicioso, basado en la firmeza defensiva, en la solidaridad y en la velocidad de sus atacantes. Logró la clasificación sin perder partido alguno e imbatido en la fase de grupos, en la que lideró un grupo tremendo con Costa de Marfil, Gabón y Mali.

Mehdi Benatia, lidera al equipo desde el centro de la zaga, pero no está solo. Aunque no podrá contar con el delantero Munir El Haddadi, tras haber debutado con España, Marruecos presenta una lista de jugadores relevantes, como Hakim Ziyech (Ajax), Fayçal Fajr (Getafe), Nordin Amrabat (Leganés), Khalid Boutaib (Malatyaspor), sin olvidar a dos buenos porteros como Yassine Bono (Girona) y Munir el Kajoui (Numancia), y a la ilusionante juventud del lateral derecho Achraf Hakimi (Real Madrid).

– Participaciones en fases finales: 4 (1970, 1986, 1994 y 1998)

– Mejor resultado: Octavos de final, en 1986

– Entrenador: Hervé Renard (FRA) (Aix-les-Bains, 30/9/1968). Futbolista modesto en su país (Cannes, Stade Vallauris y Draguignan), es uno de los técnicos con más experiencia en África. A parte de Cambridge, Cherbourg, Sochaux y Lille, siempre ha dirigido en este continente y principalmente selecciones. Ha estado en las de Ghana, Zambia, Angola, Costa de Marfil y Marruecos, a la que comanda desde 2016. Fue el primer técnico en ganar la Copa Africana de Naciones con dos conjuntos distintos, el zambiano en 2012 y el marfileño en 2015.

Su gran conocimiento del medio y estos éxitos le condujeron a Marruecos, a cuya selección ha clasificado después de 20 años sin encajar gol alguno en un grupo temible, con Costa de Marfil, Gabón y Mali.

– La figura: Medhi Benatia (Juventus/ITA) (Courcouronnes/FRA/ 17/4/1987): Defensa central franco-marroquí criado en la cantera del Marsella, que buscó minutos en equipos como Tours, Lorient y Clermont, desde donde dio el salto a Italia a través del Udinese. Tres años después fichó por el Roma y su magnífica labor le permitió pasar al Bayern Múnich, en el que no obstante no pudo sobresalir de la misma manera. En julio de 2016 fue cedido con opción de compra al Juventus, que acabó por ejercerla a la vista del buen rendimiento de este central poderoso y con buen manejo del balón.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Munir; Nabil Dirar, Medhi Benatia, Romain Saïss, Hamza Mendyl/Achraf Hakimi; Karim El Ahmadi, Moubarak Boussoufa; Nordim Amrabat/Medhi-Carcela, Younes Belhanda/Harit, Hakim Ziyech; y Boutaïb.

IRÁN

El magisterio de Queiroz y la firmeza defensiva

Foto: Twitter @TeamMelliIran

Irán se presenta en el Mundial de Rusia 2018 como la mejor selección asiática del momento. De hecho fue la primera de su confederación en sacar el billete. Lo hizo con la base del magisterio del portugués Carlos Queiroz en el banquillo y la firmeza defensiva.

La selección ‘Melli’, de hecho, estuvo 1.121 minutos sin conceder gol alguno y un total de doce partidos, los tres últimos de la segunda fase previa y los nueve primeros de la tercera. Tan solo encajó dos en el último partido, ante Siria, cuando ya tenía todo hecho.

Pese a anuncios de marcha, Queiroz continuó en el cargo al que había llegado en 2011 y, con la base del equipo que compitió en Brasil 2014, completó una clasificación para Rusia modélica, fraguada principalmente en esa seriedad defensiva.

Ahora su pretensión es, de una vez, al quinto intento, alcanzar los octavos de final de un Mundial. Queiroz ha asegurado que su equipo no va de turismo a Rusia. A Messi y compañía ya les hicieron sufrir en Brasil. Ahora pretenden hacer lo propio con Cristiano Ronaldo y su Portugal y Andrés Iniesta y su España, ante la que tiene la espina clavada de la eliminación en Sudáfrica 2010 cuando el mozambiqueño de nacimiento dirigía a la selección lusa.

– Participaciones en fases finales: 4 (1978, 1998, 2006 y 2014)

– Mejor resultado: Primera fase en las cuatro

– Entrenador: Carlos Queiroz (Nampula, 1/3/1953): Ha encontrado en Irán la continuidad que tan solo había tenido como ayudante de Sir Alex Ferguson en el Manchester United. El luso antes había dirigido a los escalafones inferiores de Portugal, con las que lideró la etapa de oro, a la selección absoluta, al Sporting, al MetroStars de Nueva York, al Nagoya Grampus nipón y hasta a las selecciones de Emiratos Árabes y Sudáfrica, a la que llevó al Mundial 2002.

Dio el gran paso cuando fichó por el Real Madrid galáctico, pero tras un buen inicio de campaña el equipo se ‘cayó’ y tuvo que volver a Old Trafford. Vivió más tarde una segunda etapa al frente de las ‘Quinas’, a las que guió a Sudáfrica 2010 hasta que se cruzaron con España, y desde 2011 lleva las riendas de Irán, a la que condujo a Brasil 2014 y ahora a Rusia 2018. Gran conocedor, por tanto, del fútbol internacional y de sus múltiples escuelas y tendencias.

– La figura: Sardar Azmoun (Rubin Kazan) (1/1/1995, Gonbad-e Qabus). Dentro del marcado carácter de contención de su equipo, Azmoun sobresale como el gran referente en la faceta ofensiva. Ha sido el máximo artillero en la fase de clasificación y muchos lo consideran el heredero de todo un mito del fútbol iraní como Ali Daei. Buen manejo con ambas piernas y hábil en el juego aéreo. Jugará ‘en casa’, puesto que milita en el Rubin Kazán ruso, al que llegó muy joven procedente del Sepahan. Tras una corta cesión al Rostov, donde confirmó sus dotes, está muy asentado en su equipo.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Alireza Beiranvand; Ramin Rezaeian, Mohammad Khanzadeh, Pejman Montazeri, Milad Mohammadi; Ehsan Hajsafi/Saeid Ezatolahi×, Ali Karimi; Alireza Jahanbakhsh, Saman Ghoddos/Dejagah, Mehdi Taremi; y Sardar Azmoun/Reza Ghoochannejhad.

×Se pierde el primer partido por sanción.

Las selecciones: Grupo C
Madrid, 6 jun (EFE).-

FRANCIA

Francia a la búsqueda del título que confirme las expectativas

Foto: Twitter @equipedefrance

Francia busca en el Mundial de Rusia el título que confirme las expectativas que se han creado en una selección que, en los últimos años, no se quita el cartel de favorito pero no logra levantar el título que le consolide como un grande.

De la mano de Didier Deschamps, los “bleus” han dejado atrás las nubes del pasado y los cuartos de final en el pasado Mundial se vieron refrendados con el subcampeonato de Europa en su tierra dos años más tarde.

Una trayectoria ascendente que pasa por levantar el trofeo, que sería el primero desde la Eurocopa de 2000, que puso fin al ciclo virtuoso que encabezó Zinedine Zidane.

Desde entonces, Francia recolectó un conjunto de sangrantes reveses que han parado de la mano de Deschamps, que capitaneaba aquel equipo glorioso.

Ahora, liderados por Antoine Griezmann y con una gran generación de futbolistas, Francia afronta con confianza el Mundial de Rusia.

La fase de clasificación, menos brillante de lo que se le suponía en función de su plantilla, ha contribuido a moderar la euforia, pero Francia sabe que figura entre los principales candidatos a la victoria.

Oficialmente, los dirigentes federativos han señalado las semifinales como un mínimo, aunque saben que una vez alcanzado ese nivel, todo es posible.

– Participación en fases finales: 14 (1930, 1934, 1938, 1954, 1958,

1966, 1978, 1982, 1986, 1998, 2002, 2006, 2010 y 2014).

– Mejor participación: Ganador en 1998

– Entrenador: Didier Deschamps (Bayona, 15/10/1968). Centrocampista que militó en el Nantes, Olympique de Marsella (con quien se proclamó campeón de Europa en 1993), Girondins de Burdeos, Juventus de Turín, Chelsea y Valencia, donde acabó su carrera en el césped en 2001, año en el que se pasó a los banquillos de la mano del Mónaco, al que condujo a la final de la Liga de Campeones en su primer año.

En 2006 se hizo cargo del Juventus, el club donde escribió sus páginas más gloriosas como jugador (campeón de Europa en 1996, tres ligas italianas y una copa), cuando los problemas de corrupción le llevaron a segunda división, y logró el ascenso a primera.

Pese a ello, abandonó el club y no volvió a los banquillos hasta que le rescató el Marsella, a quien llevó a ganar la liga 17 años después de su última victoria.

En sus 103 partidos con la selección fue el capitán de los años más gloriosos, en los que ganó el Mundial de 1998 y la Eurocopa de 2000.

– La figura: Antoine Griezmann (Atlético de Madrid)(Macon,

21/03/1991). En cuatro años se ha convertido en el líder de Francia pese a la cantidad de buenos atacantes que hay en ese país. Formado en España, en las categorías inferiores de la Real Sociedad, dio un salto de calidad cuando en 2014 fichó por el Atlético de Madrid, con quien ha disputado la final de la Liga de Campeones de 2016. También disputó la final de la Eurocopa ese año, competición que acabó como máximo goleador.

Esta campaña contribuyó decisivamente a que el cuadro rojiblanco lograse ante el Marsella la Liga Europa y está pendiente de anunciar si continúa en el Wanda Metropolitano o cambia de aires.

– Equipo tipo (4-3-3): Hugo Lloris; Sidibé; Umtiti, Varane, Benjamin Mendy; Pogba, Kanté, Matuidi; Mbappé, Giroud y Griezmann.

AUSTRALIA

Los ‘Socceroos’ recurren a la experiencia de Van Marwijk

Foto: Twitter @Socceroos

Australia encara su quinta participación mundialista -cuarta consecutiva- al resguardo de la experiencia de su nuevo técnico, el holandés Bert van Marjwik y con la misión de mejorar anteriores prestaciones.

La Federación Australiana se decantó por el técnico que llevó a la ‘Oranje’ a la final de Sudáfrica 2010 y al que clasificó para Rusia a la selección de Arabia Saudí, aunque luego dimitió. Tras manejar un ramillete de candidatos se decantó por su bagaje tras la salida, después de sacar el billete, del técnico que había guiado a los oceánicos durante los últimos años, Ange Postecoglou.

Australia vivió una más que complicada fase de clasificación en la zona asiática. Fue tercera del grupo B de la fase decisiva, tras Japón y la propia Arabia Saudí y quedó abocada a una eliminatoria ante Siria, que le puso en notables aprietos. De hecho necesitó la prórroga en la vuelta en casa, donde emergió su gran capitán, Tim Cahill, para sellar el billete.

Este triunfo le dio derecho a participar en la repesca intercontinental ante Honduras. Igualó a cero en San Pedro Sula y en la vuelta, en el estadio ANZ de Sydney, un triplete de Mile Jedinak hizo el resto

Van Marwijk, si mantiene el bloque empleado por Postecoglou, dispone de un equipo bien armado, con hombres que se han abierto un hueco en grandes clubes europeos, con un guardameta experto como Matt Ryan, el incansable Aaron Mooy, el hábil Tommy Togic, el veloz Mathew Leckie, el todoterreno Mile Jedinak y el sobrio Mark Milligan, sin olvidar a los James Troisi o Massimo Luongo.

– Participación en fases finales: 4 (1974, 2006, 2010, 2014)

– Mejor participación: Octavos de final, en 2006.

– Entrenador: Bert van Marwijk (Deventer, 19/5/1952). Desarrolló su carrera en activo en clubes modestos, Go Ahead Eagles, AZ Alkmaar, MVV Maastricht, Fortuna Sittard y FC Assent, pero llegó incluso a ser internacional absoluto.

Como técnico, tras empezar en el Herderen belga, el Limmel, el Meerssen, empezó a hacerse un nombre en el Fortuna Sittard y triunfó en el Feyenoord al ganar una Copa de la UEFA al Borussia Dortmund, al que luego dirigió. Regresó al club de Rotterdam y en 2008 fue elegido seleccionador de Holanda, con la que alcanzó la final de Sudáfrica 2010, perdida ante España. Dimitió tras la Euro 2012, al caer en la fase de grupos. Al año siguiente fichó por el Hamburgo, en el que estuvo cerca de cinco meses y en 2015 se hizo cargo de la selección de Arabia Saudí, a la que clasificó para Rusia 2018, pero las discrepancias con los dirigentes le hicieron renunciar. Este mismo enero fue elegido por Australia para ocupar el puesto dejado vacante por Ange Postecoglou.

– La figura: Tim Cahill (Millwall/ING) (Sydney, 6/12/1979): Hijo de madre samoana y padre inglés, es el eterno capitán de los ‘Socceroos’. Pese a su edad, ha sido y es la imagen de la selección oceánica. Podría entrar en el ilustre y selecto grupo de jugadores que marca en cuatro mundiales. De hecho fue el primer australiano en marcar en una fase final, en Alemania 2006, con un doblete ante Japón. Fue el autor del tanto del triunfo en la vuelta de la repesca ante Siria y que clasificó a Australia.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Mathew Ryan; Joshua Risdon, Mark Milligan, Milos Degenek, Aziz Behich; Mile Jedinak, Aaron Mooy/Massimo Luongo; Robbie Kruse, Tom Rogic, Mathew Leckie y Tomi Juric/Tim Cahill.

PERÚ

El regreso a los orígenes… con Guerrero

Foto: Twitter @TuFPF

El último equipo en coger el tren hacia Rusia 2018 regresa a una fase final treinta y seis años después para disfrutar de su cuarta experiencia mundialista, con el objetivo de sobrepasar la primera fase y nutrir de experiencia a la nueva generación de futbolistas.

Lo hace además con el impulso moral de poder contar con una de sus figuras, Paolo Guerrero, que retornó al equipo nacional después de que el Tribunal Federal Suizo suspendiera la inhabilitación de 14 meses por dopaje que le impuso el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

Perú vivirá en Rusia su cuarta presencia en una fase final. Los cuartos que alcanzó en México 1970, su debut en esta competición, es su papel más brillante. Sin embargo, el combinado de ‘los incas’ afronta su participación sin presiones extras después de su larga travesía en el desierto.

La selección blanquirroja, que terminó en el quinto puesto en la fase de clasificación sudamericana, consiguió el último pasaporte mundialista en la eliminatoria de repesca contra Nueva Zelanda gracias a los goles de Jefferson Farfán y Christian Ramos.

La presencia en Rusia 2018 reafirma el emerger del fútbol peruano tras años de decadencia. La llegada en el 2015 de Ricardo Gareca al banquillo fue determinante para la mejoría de Perú.

El técnico argentino ha recurrido a futbolistas nuevos, entonces sin excesiva presencia internacional para recuperar un estilo de juego que había caído en el olvido. El conjunto inca busca el manejo de la pelota. Pases cortos y posesión de balón. Los resultados le han dado la razón.

Perú cuenta con un equipo joven sostenido por el meta Pedro Gallese, el defensa Alberto Rodrigues y el centrocampista Yashimar Yotún. La experiencia la ponen Jefferson Farfán y Paolo Guerrero, pletórico éste tras conseguir el permiso para disputar el Mundial.

Otros hombres como Aldo Corzo, Miguel Trauco o Christian Cueva integran también un plantel que afronta con entusiasmo y amplias perspectivas su presencia en Rusia.

– Participación en fases finales: 3 (1970, 1978, 1982)

– Mejor participación: Cuartos de final en 1970

– Entrenador: Ricardo Gareca (Tapiales, provincia de Buenos Aires, Argentina;, 10 febrero 1958). Fue delantero del Boca Juniors, River Plate, Vélez Sarsfield e Independiente en Argentina. Completó su carrera con cuatro años en Colombia en el América de Cali. Fue internacional con la selección albiceleste en 20 ocasiones, con la que marcó seis goles.

Como técnico dispone de una dilatada experiencia que arrancó en el San Martín de Tucumán. Dirigió al Talleres, en tres etapas distintas, al Independiente, al Colón, al Quilmes y al Argentinos Juniors. También al Vélez después de su etapa en Colombia (América Cali y Santa Fe, y Perú, en el Universitario). Entrenó en Brasil, al Palmeiras y en el 2015 se comprometió con la selección de Perú, a la que ha devuelto a un Campeonato del Mundo.

– La figura: Jefferson Farfán (Villa El Salvador, Provincia de Lima, Perú, 26 octubre 1984). El delantero que actualmente juega en el Lokomotiv Moscú disputará, a los 33 años, su primer Mundial. Sobresale el atacante en medio de un grupo plagado de jóvenes talentosos. Asegurar Farfán goles y experiencia. En la fase de clasificación fue el autor de goles decisivos y en la repesca ante Nueva Zelanda fue clave.

Jugador vertical y de una gran velocidad comenzó en el Alianza de Lima de su país pero sobresalió en el PSV Eindhoven holandés, donde estuvo cuatro años, y en el Schalke alemán, donde completó siete campañas antes de probar el fútbol de los Emiratos Árabes, en el Al Jazira. Regresó a Europa hace dos años para jugar en el Lokomotiv Moscú, donde permanece en la actualidad.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Pedro Gallese; Luis Advíncula, Anderson Santamaría/Alberto Rodríguez, Christian Ramos, Miguel Trauco; Yoshimar Yotún/Edison Flores, Renato Tapia; André Carrillo, Christian Cueva, Farfán; y Raúl Ruidíaz.

DINAMARCA

La nueva ‘dinamita roja’ anuncia batalla

Foto: Facebook Herrelandsholdet

Dinamarca ha salido del ostracismo en el que quedó sumida los pasados años. La nueva ‘dinamita roja’ anuncia batalla bajo la dirección del veterano técnico noruego Age Hareide y un equipo formado por jugadores que se han convertido en realidades en las mejores ligas del continente.

Hareide, experimentado entrenador del fútbol nórdico, principalmente vinculado a su país e incluso a Suecia, se hizo cargo de la selección cuando Morten Olsen no pudo llevar a su Dinamarca a la nueva Euro.

El técnico noruego recompuso líneas y con Christian Eriksen como capitán y baluarte consiguió alcanzar la segunda plaza del grupo tras Polonia y posteriormente superar a Irlanda en la repesca para que Dinamarca alcanzara por quinta vez en su historia una fase final mundialista.

Junto a Eriksen aparece un ramillete de jugadores con muchas posibilidades y un bloque que, si encuentra la regularidad y mantiene la concentración en los partidos, están capacitados para lo mejor.

Quizá salvo Eriksen no aparezcan figuras de otras épocas en esa Dinamarca, pero los pupilos de Hareide han demostrado que saben su función, sus capacidades y lo que tienen que hacer. Forman un equipo que cuando está equilibrado tiene armas suficientes para hacer daño a cualquiera. La ‘dinamita roja’ quiere volver a estallar en un gran torneo.

– Participaciones en fases finales: 4 (1986, 1998, 2002, 2010)

– Mejor resultado: Cuartos de final, en 1998

– Entrenador: Age Fridtjof Hareide (NOR) (Hareid, 23/9/1953). Defensa durante los años 70 y 80 que llegó a jugar, a parte del Hodd y el Molde, en el Manchester City y el Norwich. Dilatada trayectoria como técnico en equipos de su país, de Suecia y también estuvo en la selección noruega entre 2003 y 2008.

Recibió el encargo danés para releva a Morten Olsen después de que no lograra el pase a la Eurocopa y ha logrado devolver a la ‘Dinamita Roja’ a una gran cita.

– La figura: Christian Eriksen (Tottenham/ING) (Middelfart, 14/2/1992): Centrocampista ofensivo con mucho gol, tanto con disparos lejanos como llegando al área. Sabe como pocos desplegarse entre líneas y acceder a posiciones ideales de forma sorpresiva para las defensas rivales. Jugador así mismo de gran despliegue físico.

Comenzó en su ciudad natal de Middelfart, accedió a las categorías inferiores del Odense, donde comenzó a hacerse un nombre y el Ajax se fijó en él para su cantera y luego para el primer equipo. Fue adquiriendo relevancia, ganando títulos, se convirtió en internacional y en agosto de 2013 fichó por su actual club, el Tottenham, en el que se ha convertido en uno de sus principales pilares. Clave en el pase de Dinamarca al Mundial.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Kasper Schmeichel; Henrik Dalsgaard, Simon Kjaer, Andreas Christensen, Stryger Larsen; Delaney, Kvist/Schöne; Pione Sisto, Eriksen, Yussuf Poulsen/Andreas Cornelius; y Nicolai Jorgensen. EFE

GRUPO D

ARGENTINA

Argentina, la asignatura pendiente de Messi

Foto: Twitter @Argentina

La conquista de un Campeonato del Mundo es, por ahora, la asignatura pendiente de Leo Messi, el alma de la selección de Argentina que irrumpe en Rusia 2018 con un grupo de futbolistas abocados a un pronto adiós a su selección.

El Mundial venidero es quizá la última oportunidad para unos cuantos jugadores de la albiceleste, resignados a echar el cierre a su etapa en el equipo nacional.

Brasil 2014 es una espina clavada en Argentina, campeón en Argentina 1978 y México 1986), pocas veces, recientemente, tan cerca de la Copa. Maracaná coronó a Alemania y condenó al cuadro argentino guiado por Messi, elegido el mejor jugador del Mundial.

Aquella final supuso el fin de Alejandro Sabella en el banquillo y la llegada de Gerardo Tata Martino, que dejó el combinado tras perder la final de dos Copas América. Le sustituyó Edgardo Bauza, que permaneció menos de un año. Argentina apostó por Jorge Sampaoli, que había logrado exprimir el rendimiento de Chile y que se aposentó en el cargo en mayo del 2017.

No mejoró el juego de la albiceleste, sostenida solo por el talento y la determinación de Messi. Aún así, consiguió su pasaporte para el Mundial como tercera en el grupo de la ronda clasificatoria por detrás de Brasil y Uruguay y por delante de Colombia y Perú. Tres técnicos en tres años para intentar derribar la maldición de finalista y llevar a Argentina a la fase final del Campeonato del Mundo.

Tiene Argentina el objetivo de lograr un título que no consigue desde México 1986. La presencia de Messi le ha hecho ya dar un paso al frente y ataviarse del cartel de candidato. El jugador del Barcelona logró terminar con un período de penurias en cinco ediciones anteriores (Estados Unidos 1994, Francia 1998, Corea y Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010) y llegar a una final.

La presión y la obligación condición del favorito es el principal enemigo del conjunto de Sampaoli, centrado de dotar de equilibrio al conjunto y de solidez defensiva. La imaginación y el gol son, de por sí, virtudes de Argentina.

Rusia 2016 es un ahora o nunca para Argentina, una fiesta de despedida para futbolistas como Angel Di María, Sergio Kun Agüero, Ever Banega, Nico Otamendi, Javier Mascherano o Gonzalo Higuaín.

La albiceleste ha sufrido una importante baja de última hora, la del guardameta que se perfilaba titular, Sergio Romero, por una lesión en la rodilla derecha

– Participación en fases finales: 16 (1930, 1934, 1958, 1962, 1966, 1974, 1978, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014)

– Mejor participación: Campeón en 1978 y 1986

– Entrenador: Jorge Sampaoli (Casilda, Santa Fe, 13 marzo 1960). No destacó como jugador, obligado a una prematura retirada por una lesión en la tibia y peroné. Como preparador comenzó en Argentina (Alumini de Casilda, Belgrano, Argentino de Rosario) para marchar después a Perú (Juan Aurich, Sport Boys, Coronel Bolognesa o Sporting Cristal), Chile (Universidad) y España (Sevilla) a donde llegó tras dirigir a la selección chilena, donde explotó. Alcanzó los octavos de final en Brasil 2014. Después de dirigir al Sevilla fue designado responsable de Argentina, con la que estará en Rusia 2018.

– La figura: Leo Messi (Barcelona) (Rosario, 24 junio 1987). Considerado el mejor jugador del mundo y uno de los mejores de la historia, disputará en Rusia 2018 su cuarto Mundial. El máximo goleador de todos los tiempos de la selección de Argentina, cinco veces Balón de Oro y designado el más destacado en Brasil 2014, es el hombre en el que se sustentan las esperanzas de toda Argentina.

Messi ha ganado todo con el Barcelona. El jugador argentino más joven en acudir a un Mundial, en Alemania 2006 (18 años) destacó ya en Sudáfrica 2010 y consolidó su brillo en Brasil 2014. Logró el Mundial sub 20 en el 2005 y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Sin embargo, espera el premio mayor, al qu aspira en Rusia.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Willy Caballero; Gabriel Mercado, Federico Fazio, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Lucas Biglia, Javier Mascherano/Éver Banega; Sergio Agüero/Cristian Pavón, Lionel Messi, Ángel Di María; y Gonzalo Higuaín.

También 3-3-1-3: Sergio Romero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Federico Fazio; Javier Mascherano, Éver Banega, Lucas Biglia/Giovani Lo Celso; Lionel Messi; Agüero/Cristian Pavón, Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero/Cristian Pavón, Ángel di María.

ISLANDIA

El milagro vikingo

Foto: Twitter @footballiceland

Es la auténtica revelación del fútbol europeo de los últimos tiempos. Esta modesta selección, no satisfecha con haber hecho historia al acceder y competir al máximo nivel en la Euro 2016, ha hecho lo propio al alcanzar la gesta de convertirse en el país más pequeño que se clasifica para un Mundial.

Este país nórdico de casi 340.000 habitantes superó a Trinidad y Tobago, que con una población de 1,4 millones fue a Alemania 2006. El milagro islandés tiene su origen en la gran transformación que inició la Federación a principios de siglo al construir instalaciones cubiertas para jugar y entrenarse todo el año e impulsar la formación de técnicos y jugadores.

Los frutos se empezaron a ver en 2011, con el pase a la Eurocopa sub-21 de Dinamarca. La llegada al puesto del seleccionador del sueco Lars Lagerbäck, que había llevado a su país a jugar cinco fases finales seguidas, fue clave: le dio orden y solidez y fue renovando el equipo, dando paso a la generación dorada de Gylfi Sigurdsson, Alfred Finnbogason, Birkir Bjarnasson y el capitán Aron Gunnarsson.

Islandia se quedó a las puertas de Brasil 2014 -cayó en la repesca contra Croacia-, pero su crecimiento ha sido geométrico con el pase a la Euro y al Mundial de Rusia.

En Francia, aparte de una actuación brillante, dejó para el recuerdo un rito: toques de tambor, palmadas y un rugido, “¡uh!”, que se suceden acelerando el ritmo hasta concluir en una explosión.

Aunque copiado de hinchas escoceses, ese grito ha sido asumido propio, quizás porque casa con la rudeza de los vikingos y la mentalidad islandesa de trabajo duro y arrojo en un medio inhóspito.

Tras el éxito de la Eurocopa asumió el cargo de seleccionador Heimir Hallgrímsson, que había sido ayudante de Lagerbäck. No vario en nada la forma de jugar -orden, juego físico y contraataque-, ni tampoco tradiciones tan especiales como reunirse en su bar con la “Tolfan” (La Doce), principal organización de hinchas islandeses, antes de los partidos en casa de la selección.

– Participaciones en fases finales: 0

– Entrenador: Heimir Hallgrimsson (Islas Vestman, 10/6/1967). Como futbolista jugó en el IBV de su ciudad, Vestmannaeyjar. Dentista de profesión, entrenó al equipo femenino de dicho conjunto y luego como asistente del cuadro masculino. Comenzó con la selección como ayudante de Lars Lagerbäck, y tras la Eurocopa 2016 asumió las riendas del banquillo de Islandia para continuar haciendo historia al ganar el pase como primero del grupo I.

– La figura: Gylfi Sigurdsson (Everton/ING) (Hafnarfjördur, 8/9/1989): Emerge dentro de un equipo cuya mejor virtud es el bloque, el trabajo conjunto, el equilibrio. La gran incógnita es saber si el mediapunta nórdico llegará en las mejores condiciones después de lesionarse en una rodilla a mediados de marzo en un partido del Everton ante el Brighton.

Gylfi Sigurdsson, de 28 años, llegó el pasado verano al Everton procedente del Swansea City por 45 millones de libras -récord del club-. Es clave dentro del bloque de Islandia, por su capacidad de llegada y sus asistencias.

– Equipo tipo (4-4-1-1): Hannes Halldórson; Birkir Saevarsson, Ragnar Sigurdsson/Sverrir Ingason, Kari Arnason, Hördur Magnússon/Ari Skúlason; Johann Gudmundsson, Aron Gunnarsson, Emil Hallfredsson, Birkir Bjarnason; Gylfi Sigurdsson; y Alfred Finnbogason.

CROACIA

Bajo la batuta de Modric y Rakitic

Foto: Twitter @HNS_CFF

Rusia 2018 podría convertirse en la última gran oportunidad de gloria para una generación que prometía mucho y que, a la postre, no ha logrado acercarse a la gloriosa selección que brilló con luz propia en Francia 1998 y se hizo con el tercer puesto.

El actual conjunto ajedrezado, representante de la inagotable y rutilante cantera croata, tuvo que sufrir más de la cuenta para acceder a la fase final. Con la clasificación encarrilada, se dejó ir y fue superada por la sorprendente Islandia. El equipo entró en crisis y el técnico, Ante Cacic, fue destituido.

Davor Suker, presidente de la Federación y gran referencia de aquella selección gloriosa, eligió a Zlatko Dalic, quien logró en Kiev un triunfo que le mandó a la repesca. Ahí sí que Croacia impuso su categoría y jerarquía. No dio ni una opción a Grecia y selló la que será su quinta presencia mundialista.

El madridista Luka Modric y el barcelonista Ivan Rakitic son los hombres llamados a llevar la batuta del equipo por experiencia, empaque y calidad. Entre ambos dirigirán a un bloque de jugadores curtidos en las principales ligas europeas que como conjunto tratarán de elevarse a los lugares que, por potencial, deben transitar.

– Participaciones en fases finales: 4 (1998, 2002, 2006, 2014)

– Mejor resultado: 3º, en 1998

– Entrenador: Zlatko Dalic (Livno, 26/10/1966): El técnico bosnio-croata se hizo cargo del equipo en sustitución de Ante Cacic ante la ‘caída’ del equipo que ponía en peligro su presencia mundialista. Logró que, con la victoria en Kiev, alcanzara la repesca y que en ésta, los croatas superaran con claridad a Grecia tras ganar en la ida por 4-1.

Mediocampista defensivo como jugador, antes de llegar a la selección absoluta había dirigido a la sub’21, al Varteks, al Rijeka croatas y al Slaven Belupo croatas, al Dinamo Tirana albanés, y luego dio el salto al fútbol saudí y emiratí.

– La figura: Luka Modric (Real Madrid/ESP) (Zadar, 9/9/1985): El futbolista más talentoso de la última década en el fútbol croata. En el Real Madrid ha alcanzado su cima y sus grandes logros en cuanto a títulos. Dotado de una visión de juego privilegiada, desborde y gran manejo de balón. Capacitado para ejercer de mediapunta con grandes dosis para el último pase e incluso de mediocentro. Sabe además sacrificarse para el equipo en el trabajo defensivo.

Como otros muchos, vivió la dureza de la guerra de los Balcanes, pese a lo cual pudo acabar dedicándose al fútbol. Zrinjski, Inter Zapresic y sobre todo Dinamo Zagreb impulsaron al joven Luka hacia la Premier, al Tottenham, donde dio lustre a su progresión, tanto que el Real Madrid, tras meses de duras negociaciones, acabó por ficharle. En el Santiago Bernabéu se ha convertido en santo y seña de los éxitos de los últimos años.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Danijel Subasic; Sime Vrsaljko, Domagoj Vida/Dejan Lovren, Vedran Corluka, Ivan Strinic; Marcelo Brozovic/Mateo Kovacic, Ivan Rakitic; Ivan Perisic, Luka Modric, Mario Mandzukic; Andrej Kramaric/Nikola Kalinic.

NIGERIA

Las ‘Súper Águilas’, dispuestas a volar de nuevo

Foto: Twitter @NGSuperEagles

Se convirtieron en el primer equipo africano en sellar su clasificación para Rusia. La victoria contra Zambia (1-0) con gol de Alexander Iwobi significó la que será su sexta presencia mundialista.

Bajo el mando de todo un experto del fútbol africano como el alemán Gernot Rohr, Nigeria parece haber recuperado buena parte de sus señas de identidad, las que les hicieron asombrar al mundo por su vigor, poderío y hasta calidad.

La magnífica andadura por la fase de clasificación, en la que dejaron en la cuneta a equipos también potentes como Argelia, Camerún y Zambia, campeona continental en 2012, ha reforzado su confianza, agrandada con victorias de prestigio en amistosos ante rivales de postín.

Rohr renovó buena parte del plantel a su llegada y entre los jóvenes que vienen pegando fuerte y la experiencia de jugadores como John Obi Mikel o Victor Moses, acostumbrados a la exigencia de las principales competiciones europeas, el cóctel se presenta ilusionante y peligroso para sus rivales.

– Participaciones en fases finales: 5 (1994, 1998, 2010, 2014)

– Mejor resultado: Octavos de final, en 1994, 1998 y 2014

– Entrenador: Gernot Rohr (GER) (Mannheim, 28/6/1953). Este veterano técnico alemán es un auténtico conocedor del fútbol africano. A parte de sus estancias en Francia (llevó al Girondins de Burdeos a la final de la Copa de la UEFA y dirigió al Nantes), de ser director deportivo del Eintracht de Fráncfort, su carrera principalmente se desarrolla en este continente, en el Estoile Sportive du Sahel y en las selecciones de Gabón, Níger, Brkina Faso y finalmente, desde agosto de 2016, de Nigeria, a la que clasificó a falta de un partido.

– La figura: John Obi Mikel (Tianjin Teda/CHN) (Jos, 22/4/1987). Alejado de los focos del fútbol europeo al aceptar la oferta del fútbol chino (Tianjin Teda), el capitán continúa siendo el alma mater de las Súper Águilas. Atesora ya la experiencia necesaria, el conocimiento del juego, poderío físico y serenidad en el eje de la medular.

Desarrolló la gran parte de su carrera en el Chelsea londinense tras comenzar en el Plateau United de su país y el Ajax de Ciudad del Cabo sudafricano, y de dar el salto a Europa por medio del Lyn Oslo. Tras casi una década emigró a China.

– Equipo tipo (4-4-1-1): Ikeckukwu Ezenwa; Abdullahi Shehu/Tyronne Ebuehi, Leon Balogun, William Troost-Ekong, Elderson Echiejile; Victor Moses, Wilfred Ndidi, Ogenyi Onazi, John Obi Mikel, Alex Iwobi/Moses Simon; y Odion Ighalo.

GRUPO E

BRASIL

Brasil y Neymar buscan su sitio

Foto: Twitter @CBF_Futebol

La única selección presente en todas las ediciones de los Campeonatos del Mundo, que han conquistado en cinco ocasiones, aspira de nuevo a recuperar su sitio en el fútbol internacional después de asumir notables decepciones en sus últimas participaciones.

Desde que fue campeón en Corea y Japón 2002 todo han sido contratiempos para el combinado amarillo, que se estancó en los cuartos de final en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 y terminó cuarto hace cuatro años, cuando ejerció como anfitrión.

En Brasil no olvidan la mala manera en la que dejaron de aspirar al título en Belo Horizonte. Sonrojados en semifinales contra Alemania, que ganó por 7-1. Un lastre que aún afecta al seguidor de Brasil, futbolero por naturaleza.

El golpe de timón dado por el técnico Tité, que sustituyó a Dunga en junio del 2016, fue determinante. Adenor Leonardo Bacchi ‘Tité’ se hizo cargo del equipo en plenas eliminatorias de clasificación. Tomó a la selección situado en el sexto puesto y terminó como primero en la tabla con diez puntos de ventaja sobre el segundo.

El cambio ha sido evidente sin apenas el tiempo deseado para abordar la regeneración del combinado. Aún así, sus decisiones han beneficiado a la canarinha, amparada al talento de Neymar, recuperado de la lesión que tuvo en riesgo su presencia, como demostró en su reaparición en Liverpool ante Croacia.

El seleccionador ha dado galones a Casemiro en la medular y ha optado por el atacante del Manchester City Gabriel Jesús como su gran delantero sin olvidar, tras una brillante temporada, al punta del Liverpool Roberto Firmino. Cuenta con laterales que son puñales por las bandas pese a la baja por lesión de Dani Alves y rentabiliza la presencia de Paulinho, del Barcelona.

Tite tiene talento para elegir con una portería bien cubierta gracias a Alisson y la imaginación de futbolistas como Philippe Coutinho o Willian.

La presión, no obstante, es el gran enemigo de Brasil, obligada a ganar cada partido y cada gran torneo. La ‘canarinha’ pretende recuperar en Rusia el trono. Es Brasil el equipo que más Mundiales atesora con cinco. Aunque su poderío está puesta en entredicho por Alemania, vigente campeón y gran favorito, que acumula cuatro. Los mismos que Italia, la gran ausencia en Rusia.

– Participación en fases finales: 20 (1930, 1934, 1938, 1950, 1954, 1958, 1962, 1966, 1970, 1974, 1978, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014)

– Mejor participación: Campeón en 1958, 1962, 1970, 1994 y 2002

– Entrenador: Adenor Leonardo Bacchi ‘Tité’ (Caxias do Sul, 25 mayo 1961). Sin una carrera exitosa como jugador, ejerció de centrocampista siempre en Brasil. En el Caxias, Esportivo, Portuguesa y Guaraní, donde comenzó también su carrera como técnico.

Su trayectoria como entrenador es más relevante. Ganó la Copa Sudamericana en el 2008 con el Internacional de Porto Alegre y la Copa Libertadores y el Mundial de Clubes de la FIFA con el Corinthians. En junio del 2016 fue designado seleccionador de Brasil en sustitución de Dunga.

– La figura: Neymar (PSG/FRA) (Mogi das Cruzes, Sao Paulo, 5/2/1992). El futbolista de los 220 millones de euros afronta su gran ocasión en Rusia para consolidarse como uno de los mejores jugadores del mundo y poder cuestionar el Balón de Oro a Leo Messi y Cristiano Ronaldo.

La incorporación al París Saint Germain desde el Barcelona no ha cubierto las expectativas tal y como preveía Neymar. El cuadro parisino apenas hizo ruido en la liga de Campeones, el principal torneo de clubes, y la estrella cayó lesionado durante meses sin tener protagonismo en el tramo final del curso.

Recuperado de su lesión en el pie derecho, afronta Neymar su segundo Mundial tras el de Brasil 2014. Las esperanzas de Brasil están depositadas en el talento de este jugador que ya logró la Copa Confederaciones y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

– Equipo tipo (4-3-3): Alisson; Fágner/Danilo, Marquinhos/Thiago Silva, Miranda, Marcelo; Renato Augusto/Fernandinho, Casemiro, Paulinho; Coutinho/Willian, Gabriel Jesús/Firmino y Neymar.

SUIZA

Cuestión de continuidad

Foto: Twitter @SFV_ASF

La selección de Suiza enfoca su undécima presencia mundialista, la cuarta consecutiva, amparada en la continuidad del bloque que, tras triunfar en categorías inferiores, como en el Mundial de Nigeria 2009, ha mantenido al cuadro helvético en los últimos grandes torneos.

La clave será comprobar si este grupo se mantiene en posiciones secundarias, que alcanza como mucho los octavos de final, o da un salto cualitativo en los momentos de la verdad, hecho que aún no ha ocurrido.

Vladimir Petkovic, el técnico bosnio-suizo que lleva casi cinco años en el cargo, asegura tener un conjunto con un gran espíritu de equipo y tremendas ganas de alcanzar el éxito. Pero lo debe demostrar.

Con el mediocampista del Arsenal Granit Xhaka como corazón y brújula del equipo Suiza debe recurrir de nuevo a la magia del zurdo Xherdan Shaqiri, el jugador de más talento, al despliegue desde los laterales de Stephan Lichtsteiner y Ricardo Rodriguez, y al acierto en ataque de los Haris Seferovic y compañía.

– Participaciones en fases finales: 10 (1934, 1938, 1950, 1954, 1962, 1966, 1994, 2006, 2010, 2014)

– Mejor resultado: Cuartos de final en 1934, 1938 y 1954.

– Entrenador: Vladimir Petkovic (BIH/SUI) (Sarajevo, 15/8/1963). Discurrió su época de jugador por clubes de la antigua Yugoslavia (Sarajevo, Rudar Prijedor, Koper) y de Suiza (Coire 97, Sion, Martigny-Sports, Bellinzona, Lugano), país en el que también ha desarrollado su labor como técnico (Bellinzona, Malcantone Agno, Lugano, Young Boys, Sion) salvo escalas en Turquía (Samsunspor) e Italia (Lazio).

En diciembre de 2013 se hizo cargo de la selección helvética, a la que guió a los octavos en la Eurocopa -cayó en los penaltis ante Polonia- y al Mundial de Rusia, para lo que necesitó acudir a la repesca y superar a Irlanda del Norte después de haber caido en el partido decisivo en Portugal.

– La figura: Granit Xhaka (Arsenal) (Basilea, 27/9/1992). Formado y lanzado al escaparate internacional en el Basilea, fue contratado por el Borussia Mönchengladbach alemán, donde confirma su progresión como centrocampista que auna poderío físico, capacidad de mando, manejo del equipo y llegada al área rival. Todas estas cualidades le acaban llevando al Arsenal inglés en 2016. Es el tempo y el eje de la selección suiza desde las categorías inferiores, con las que se coronó campeón mundial sub’17 en Nigeria.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Yann Sommer; Stephan Lichtsteiner, Manuel Akanji, Fabian Schär/Johan Djourou, Ricardo Rodríguez; Remo Freuler/Gelson Fernandes, Granti Xhaka; Xherdan Shaqiri, Blerim Dzemaili, Breel Embolo; y Haris Seferovic.

COSTA RICA

Costa Rica, la revelación que pretende la consolidación en Rusia

Foto: Facebook Federación Costarricense de Fútbol

Rusia 2018 será la quinta experiencia mundialista de Costa Rica, desprovista ya del factor sorpresa con el que contaba en ediciones anteriores y que aspira a una consolidación internacional después del buen papel realizado en Brasil 2014.

El cuarto Mundial consecutivo para el combinado ‘tico’ pretende reafirmar un plantel asentado en el alto nivel y que explotó cuatro años atrás, en Brasil, donde fueron primeros en un grupo que compartieron con Uruguay, Italia e Inglaterra. Solo el lanzamiento de penaltis impidió una gesta mayor de Costa Rica. fue eliminado en los cuartos de final por Holanda en los tiros de desempate desde los once metros.

Quedó en puertas de semifinales Costa Rica, que irrumpe en Brasil con un técnico distinto pero con el grueso del plantel que ejerció de revelación del torneo. Fue la sensación.

El reto del cuadro que ahora dirige Óscar Ramírez es igualar el papel de entonces. Mantuvo el mismo carácter en la fase de clasificación, que consiguió con dos jornadas de antelación y en el hexagonal final solo superado en la clasificación por México.

Ramírez ha mantenido el bloque costarricense de Brasil 2014, que lideran Bryan Ruiz, centrocampista del Sporting Lisboa y Celso Borges, del Deportivo de la Coruña, que propician el equilibrio al equipo. El portero del Real Madrid Keylor Navas es la estrella. Fue uno de los mejores metas en el Mundial 2014. El atacante del San Jose Earthquakes de Estados Unidos Marco Ureña y el defensa del Bolonia Giancarlo González, completan la columna vertebral del plantel tico.

– Participaciones en fases finales: 4 (1990, 2002, 2006 y 2010)

– Mejor participación: Cuartos de final en Brasil 2014

– Entrenador: Oscar Ramírez (Belén, Heredia, 8 diciembre 1964). Jugó como centrocampista y desarrolló toda su carrera en Costa Rica como miembro del Alajuelense, del Deortivo Saprissa en dos etapas, del Belén y del Guanacasteca. Saltó a los banquillos al año de su retirada para tomar las riendas del Belén. Fue segundo técnico del Saprissa y también ayudante de la selección de Costa Rica. Tras dirigir al Santos de Guapiles y al Alajuelense cinco temporadas, en el 2015 asumió la responsabilidad del combinado tico como seleccionador.

Fue jugador de la selección en la primera ocasión en la que Costa Rica disputó un Mundial, en Italia 1990. Destaca por su versatilidad táctica y creativa.

– La figura: Keylor Navas (Real Madrid/ESP) (San Isidro de El General, 15 diciembre 1986), es el portero con más partidos jugados en la historia de la selección de Costa Rica. Acumula ocho temporadas en el fútbol español, al que llegó procedente del Deportivo Saprissa para integrarse en el Albacete. Sus buenas actuaciones le llevaron al Levante para jugar en la máxima división del fútbol español. Tres años en el conjunto valenciano le dispararon al Real Madrid, donde completó cuatro cursos y donde, entre otros logros, ha conseguido tres Ligas de Campeones consecutivas.

Fue convocado por primera vez en la selección en el 2006 aunque no debutó hasta octubre del 2008. Keylor fue el portero menos goleado de Brasil 2014, con solo dos goles encajados y fue el artífice del buen papel costarricense, que llegó hasta cuartos de final.

– Equipo tipo (5-4-1): Keylor Navas; Cristian Gamboa, Johnny Acosta/Francisco Calvo, Óscar Duarte, Giancarlo González, Bryan Oviedo; Bryan Ruiz; David Guzmán/Yeltsin Tejeda, Celso Borges, Christian Bolaños; y Marco Ureña.

SERBIA

Regreso a primera línea

Foto: Twitter @FSSrbije

Después de siete años de travesía por el desierto, de no alcanzar ningún gran torneo desde Sudáfrica 2010, la selección de Serbia regresa a la primera línea, a una cita universal, tras superar buena parte de las expectativas y dejar atrás en un duro grupo a conjuntos como Irlanda, Gales o Austria, entre otros.

Con tan solo una derrota en los diez encuentros de la fase clasificatoria, Serbia lideró el grupo D con victorias de prestigio, incluida la obtenida en el Aviva Stadium de Dublín.

Carácter competitivo, firmeza atrás, despliegue por las bandas y eficacia en ataque le hicieron caminar con paso firme, lo que no impidió que Slavoljub Muslin fuera relevado del cargo por desavenencias con la cúpula directiva y su ayudante Mladen Krastajic fuera el elegido para llevar las riendas serbias en Rusia.

La ‘vieja guardia’, encabezada por el defensa Branislav Ivanovic, el capitán y líder espiritual, y la juventud de los campeones del mundo sub’20, liderados por Sergej Milinkovic-Savic, forman una mezcla que tiene que agitar desde su posición de eje, Nemanja Matic, centrocampista del Manchester United.

– Participaciones en fases finales: 1 como Serbia (2010), 8 como Yugoslavia (1930, 1950, 1954, 1958, 1962, 1974, 1982, 1990) y 2 como Serbia y Montenegro (1998 y 2006)

– Mejor resultado: Primera ronda como Serbia, en 2010. 4º en 1930 y 1962

– Entrenador: Mladen Krstajic (Zenica, BIH, 4/3/1974): Exdefensa internacional que jugó en el Mundial de Alemania 2006, militó en equipos como Senta, Kikinda, Partizan, Werder Bremen y Schalke 04.

Fue el elegido para, primero provisionalmente y luego con carácter definitivo, ser el encargado de llevar las riendas de Serbia en el Mundial tras la destitución de Slavoljub Muslin en octubre de 2017.

– La figura: Nemanja Matic (Manchester United/ING) (Sabac, 1/8/1988): Está llamado a ser, como en sus equipos, el eje, el faro por el que pase todo el juego, tanto en labores de construcción como a la hora de resguardarse en defensa. El zurdo de Sabac es el cerebro que propone y dispone. Por momentos, le falta descolgarse algo más en ataque.

Radnicki Obrenovac, Estrella Roja, Partizan Belgrado, Jedinstvo, Lazarevac y Kosice le dieron paso al Chelsea. Marchó cedido al Vitesse holandés y luego despuntó en el Benfica luso antes de retornar en 2011 al Chelsea. Después de tres años aceptó ser traspasado al Manchester United al no disponer de los minutos que pretendía.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Vladimir Stojkovic; Antonio Rukavina, Dusko Tosic, Branislav Ivanovic, Aleksander Kolarov; Luka Milivojevic, Nemaja Matic; Dusan Tadic, Sergej Milinkovic-Savic, Adem Ljajic y Aleksander Mitrovic. EFE

GRUPO F

ALEMANIA

La ‘Mannschaft’, favorita a revalidar el título por derecho propio

El conjunto alemán, el actual campeón del mundo. Foto: Twitter @DFB_Team

La ‘Mannschaft’ parte con el indiscutible cartel de favorita en Rusia 2018. Lo hace por derecho propio, por haber desplegado una trayectoria inmaculada y brillante que le sitúan en el podio de grandes aspirantes.

Alemania, a parte de los rivales, tan solo tiene en contra la historia. Nadie, desde que Brasil enlazó los títulos en 1958 y 1962, fue capaz de revalidar el título mundial.

Pero Joaquim Low ha conseguido mantener el elevado nivel de una selección que, salvo la derrota en la semifinal de la Eurocopa 2016 ante Francia -doblete de Antoine Griezmann-, ha seguido siendo una maquinaria perfectamente engrasada.

Low ha sabido dar paso a los jóvenes ante la marcha de históricos de la selección que dijeron adiós tras Brasil y el bloque no se ha visto mermado un ápice. Mantiene su poderío y vigor físico, el empaque y el gusto por desplegar un fútbol de calidad.

Una de las principales cuestiones será saber si su guardameta titular, Manuel Neuer, llega en perfectas condiciones tras toda la campaña lesionado. Ha podido reaparecer antes del Mundial y parece que mantendrá su estatus, aunque Low tiene la garantía de otro de los mejores porteros del mundo, Marc-André ter Stegen (Barcelona),, así como de Kevin Trapp (PSG).

El resto de la columna vertebral permanece inalterable y el plenitud. Mats Hummels es el líder de la zaga, Toni Kroos el cerebro, Thomas Muller aporta su carácter competitivo y el gol y Mesut Ozil la magia y el desequilibrio.

El coctel es absolutamente temible. Alemania llega a Rusia en disposición de sumar su quinta corona y alcanzar en la cima de la historia a Brasil.

– Participación en fases finales: 18 (1934, 1938, 1954, 1958, 1962, 1966, 1970, 1974, 1978, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014).

– Mejor participación: 4 títulos (1954, 1974, 1990, 2014)

– Entrenador: Joachim Low (Schonau, 3/2/19602). Como jugador desarrolló su carrera entre Alemania (Friburgo, Stuttgart, Eintrach Fráncfort y Karlsruher) y Suiza (Schaffhausen, Winterthur y Frauenfeld), así como fue internacional sub’21. Empezó ya a dirigir en los juveniles del Winterthur cuando todavía estaba en activo y en el Frauenfeld actuó como entrenador-jugador. Lo tenía claro. Poco después ingresó en el Stuttgart como ayudante de Rolf Fringer como primer entrenador. Acabó siendo el entrenador a todos los efectos con magníficos resultados en Alemania y en Europa. Sus siguientes pasos le llevaron por el Fenerbahce, el Karlsruher, el Adanaspor, el Tirol Innsbruck y el Austria Viena, hasta que en agosto de 2004 Jurgen Klinsmann, con quien le unía amistad desde edad escolar, le reclamó para ser su ayudante en la selección.

Hicieron un gran tándem hasta que Klinsmann decidió en julio de 2006 no renovar y Low fue designado nuevo seleccionador. Alemania intensificó un nuevo estilo, de gran gusto por el balón, y tan solo el hecho le cruzarse con la gran España le impidió coronarse antes. Tuvo que esperar al Mundial de Brasil 2014 para que la ‘Mannschaft’ sumara su cuarto título bajo su batuta. Añadió, el pasado año, la Copa de las Confederaciones en Rusia con un equipo muy joven

– La figura: Toni Kroos (Real Madrid/ESP) (Greifswald, 4/1/1990): El auténtico cerebro de la selección germana. Seguridad en el pase, precisión, trabajo y organización. Internacional absoluto desde 2010, es uno de los fijos. Indispensable. Fue uno de los artífices del título mundial en Brasil.

Comenzó a jugar en su localidad natal y en el juvenil del Hansa Rostock antes de llegar con 16 años a la cantera del Bayern Múnich, donde experimentó una progresión imparable y tras jugar el Mundial sub’17 de Corea, en el que recibió el balón de oro y la bota de bronce, pasó al primer equipo, que acabó por cederlo por 18 meses al Bayer Leverkusen. Volvió más hecho al cuadro bávaro y fue indiscutible. Ganó todo, incluida una Champions.

En julio de 2014 el Real Madrid aprovechó su buen precio para incorporarlo a sus filas, donde se ha convertido también en indispensable y donde ya ha ganado, entre otros trofeos, otras tres Ligas de Campeones. Reúne ya un palmarés impresionante.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Manuel Neuer/Marc André ter Stegen, Joshua Kimmich, Jerome Boateng/Niklas Süle, Mats Hummels, Jonas Hector/Marvin Plattenhardt; Toni Kroos, Sami Khedira; Thomas Müller, Mesut Ozil, Julian Draxler; Timo Werner/Mario Gómez.

MÉXICO

El Tri y la maldición de octavos

Selección mexicana. Foto: Twitter / @miseleccionmx

México irrumpe en su decimosexta experiencia mundialista, la séptima consecutiva, sostenida por un grupo en plena madurez encomendada a derribar la maldición de los octavos de final, frontera en la que ha quedado estancado en sus recientes apariciones.

La selección mexicana nunca ha faltado a una fase final desde que estuvo ausente en Italia 1990. Desde entonces siempre superó la fase de grupos. Pero siempre cayó en la eliminatoria de octavos.

Superar este tramo es el gran objetivo del combinado que dirige el colombiano Juan Carlos Osorio, que no tuvo problemas para sellar su presencia en Rusia. Lo hizo como primera de la fase de clasificación de la CONCACAF, por delante de Costa Rica y Panamá, con solo una derrota en diez partidos.

México llega cargada de expectativas al Mundial 2018, con un grupo de jugadores en plena madures, asentados en el fútbol internacional y con un grupo numeroso de futbolistas con experiencia en el fútbol europeo.

Javier ‘Chicharito’ Hernández, actualmente en el fútbol inglés, el West Ham, es el máximo goleador del equipo y el más mediático. Disfruta México, además, del atacante del crecimiento de Hirving Lozano y del asentamiento de Raúl Jiménez, del Benfica. Héctor Moreno, del Espanyol, Andrés Guardado, del Betis, o Miguel Layún, del Sevilla, se han dejado ver en el fútbol español que abandonó el meta Guillermo Ochoa, ahora en el Standard Lieja de Bélgica.

Un grupo de futbolistas responsabilizado en igualar, al menos, el mejor papel realizado por México en un Mundial. Los cuartos de final que solo obtuvo cuando fue anfitrión, en México 1970 y en 1986. Fuera del país, nunca superó los octavos y siete de sus quince participaciones previas terminaron en la primera fase.

– Participación en fases finales: 15 (1930, 1950, 1954, 1958, 1962, 1966, 1970, 1978, 1986, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010 y 2014)

– Mejor participación: Cuartos de final: 1970 y 1986

– Entrenador: Juan Carlos Osorio (Santa Rosa de Cabal, Risaralda, Colombia; 8 de junio de 1961). Fue un centrocampista de la década de los 80 que tuvo una corta carrera a causa de una lesión. Durante cinco años formó parte de la plantilla del Deportivo Pereira de Colombia y después fue a Estados Unidos, al Chicago Fire, donde se retiró como jugador.

Adquirió experiencia en los banquillos como preparador físico y ayudante del Manchester City, donde llegó de la mano de Kevin Keegan aunque fue el Millonarios de Bogotá su primera vivencia como máximo responsable técnico. Marchó a Estados Unidos, al Chicago Fire y el Nueva York Red Bull.

En el 2010 fue entrenador del Once Caldas colombiano con el que fue campeón. Tuvo un paso fugaz por el fútbol mexicano en el Puebla y después se asentó en el Atlético Nacional colombiano. Inició el 2015 como preparador del Sao Paulo pero en octubre fue presentado como seleccionador mexicano.

Llevó a México a Rusia 2018. Quedó cuarta en la Copa Confederaciones 2017 y tercera en la Copa de Oro 2017. Alcanzó los cuartos de final en la CopaAmérica Centenario.

– La figura: Javier ‘Chicharito’ Hernández (West Ham (ING)). El máximo goleador de la selección mexicana de todos los tiempos (Guadalajara, México, 1 junio 1988) afronta su tercera experiencia mundialista tras Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

Permaneció seis años en el Manchester United donde compartió experiencia con jugadores como Wayne Rooney o Michael Owen. Fue cedido después al Real Madrid durante una temporada donde anotó goles importantes y con el que ganó un Mundial de Clubes.

Ya no volvió a Manchester. Chicharito se marchó a la Bundesliga, al Bayer Leverkusen, donde estuvo dos campañas. Jugó 76 partidos y anotó 39 goles.

Regresó a la Premier, a Londres, para jugar en el West Ham, donde vive una nueva aventura ya consolidado como uno de los jugadores más relevantes del fútbol mexicano.

– Equipo tipo (3-1-2-3-1): Guillermo Ochoa/José de Jesús Corona; Hugo Ayala, Héctor Moreno, Carlos Salcedo, Diego Reyes/Héctor Herrera, Andrés Guardado, Miguel Layún; Carlos Vela/Jesús Manuel Corona, Marco Fabian/Gio Dos Santos, Hirving Lozano/Jesús Gallardo; y Javier Hernández/Raúl Jiménez.

SUECIA

Sin Zlatan emerge el equipo

Foto: Twitter @FIFAWorldCupSWE

La retirada de todo un referente y un mito como Zlatan Ibrahimovic, que acaparaba todo lo bueno y todo lo malo, tras la Eurocopa 2016 y la marcha como el seleccionador de Erik Hamren obligaron a una renovación, tanto de ‘modus operandi’ como de concepción.

Sin ‘Ibra’ el conjunto sueco, comandado desde el banquillo por Janne Andersson, tuvo que recomponer su estructura y hacer prevalecer el bloque a la individualidad que marcaba todo.

Andersson también tuvo que introducir savia nueva, ir metiendo a jovenes valores que quizá no brillaban como en etapas precedentes en las mejores ligas pero consiguió conformar un equipo en toda la extensión de la palabra.

El proceso ha resultado reconfortante. Suecia se ganó un puesto en la repesca al ser superada tan solo en su grupo por Francia y en la eliminatoria decisiva hizo saltar la banca y los pronósticos al dejar a la todopoderosa Italia en la cuneta.

Los Marcus Berg, Emil Forsberg, Victor Lindelof y compañía consiguieron el objetivo y la selección nórdica vuelve a un Mundial doce años después tras sus ausencias en Sudáfrica y Brasil.

Estuvo medio abierta la puerta para un regreso de Ibrahimovic con su exitosa irrupción en la MLS estadounidense. Hubo ‘coqueteos’ y rumores que finalmente no cuajaron. No obstante, su ausencia no modifica un ápice los planteamientos y posiciones de Andersson.

– Participaciones en fases finales: 11 (1934, 1938, 1950, 1958, 1970, 1974, 1978, 1990, 1994, 2002, 2006)

– Mejor resultado: 2º, en 1958

– Entrenador: Janne Andersson (Halmstad, 29/9/1962). Hombre de la tierra. Ha desarrollado toda su carrera en casa, como jugador en equipos como Alets, Halmia y Laholms, y como técnico en los conjuntos Alets, Laholms, Halmstads, Örgryte y Norrköping. Con este último logró un inesperado título de liga y le permitió dar el salto, tras la Eurocopa 2016, a la selección.

– La figura: Marcus Berg (Torsby, 17/8/1986): La retirada de Zlatan Ibrahimovic concedió más protagonismo al actual delantero del Al Ain. No ha defraudado. Su poderío, buen manejo de ambas piernas y velocidad le han convertido en una de las claves de esta Suecia, a la que lidera como nuevo artillero.

Formado en el club de su ciudad natal, se ganó un hueco en el profesionalismo en el Goteborg, donde creció y llegó a ganar la Liga. A partir de ahí inició una carrera por el Groningen, el Hamburgo, el PSV Eindhoven, el Panathinaikos y el Al Ain emiratí, club al que actualmente pertenece.

– Equipo tipo (4-4-2): Robin Olsen; Mikael Lustig/Emil Krafth, Andreas Granqvist, Victor Lindelöf, Martin Olsson/Ludwig Augustinsson; Jimmy Durmaz, Albin Ekdal/Sebastian Larsson, Oscar Hiljemark/Gustav Svensson, Emil Forsberg; Ola Toivonen y Marcus Berg.

COREA DEL SUR

Décima presencia y un reto, volver a ser los ‘Guerreros Taeguk’

Foto: Twitter @theKFA

La selección de Corea del Sur encara su décima presencia mundialista -novena consecutiva- con el anhelo de volver a ser los ‘Guerreros Taeguk’ y ser de nuevo protagonistas, aunque el reto de emular al equipo que alcanzó las semifinales en 2002 se antoja como un sueño casi inalcanzable.

En aquella oportunidad se aunaron una serie de factores que difícilmente podrán volver a producirse: ejercer de locales -junto a Japón-, una magnífica generación de jugadores y polémicas clasificaciones con fuertes críticas arbitrales.

Ahora acuden a Rusia 2018 con otro bloque con posibilidades, con jugadores que se han hecho un hueco en varios equipos importantes del fútbol europeo, encabezados por Ki Sung-yueng (Swansea), Son Heung-min (Tottenham) o Kwon Chang-hoon (Dijon).

No lo pasó nada bien Corea del Sur en la fase de clasificación. Pese a lograr el subcampeonato asiático en 2015, la irregular marcha le costó el puesto al alemán Uli Stielike. Su relevo, Shin Tae-yong, logró que el equipo, sin alardes y resultados discretos, obtuviera el pase al Mundial sin tener que pasar el calvario de la repesca. Su reto es devolver la confianza en el bloque y recuperar sensaciones para mejorar el rendimiento y los resultados.

– Participaciones en fases finales: 9 (1954, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014)

– Mejor resultado: 4º, en 2002

– Entrenador: Shin Tae-yong (11/4/1969, Yeongdeok). Concretó la clasificación surcoreana tras ocupar el cargo de seleccionador en julio de 2017 en sustitución del alemán Uli Stielike. Aún con apuros y algunas críticas selló la décima presencia de su país en un Mundial.

Como jugador fue un centrocampista ofensivo ligado casi toda su carrera al Seongnam Ilhwa Chunma salvo un pasaje por el Queensland Roar australiano. Un problema de rodilla le obligó a retirarse. Su paso a los banquillos también estuvo estrechamente ligado al club de su vida, al que guió al título de la Liga de Campeones de Asia en 2010 y con el que ganó varias coronas surcoreanas.

Llamado por algunos el ‘Mourinho Asiático’, pero con una filosofía de dirección que deja lugar a la improvisación, obtuvo buenos resultados con las selecciones inferiores, incluidos los Juegos Olímpicos de Río. Ahora pretende hacer lo propio con los ‘Guerreros de Taeguk’, que, no obstante, tienen muy complicado emular al equipo que acabó cuarto en casa en 2002.

– La figura: Son Heung-min (Tottenham Hotspur/ING) (8/6/1992). Despuntó desde muy pequeñito. Por ello, aún siendo casi un crío fichó por el Hamburgo, que le abrió las puertas de la Bundesliga. El Bayer Leverkusen fue su sigiente destino y en 2015 llegó al Tottenham.

Extremo rápido, hábil, con mucho trabajo para el equipo y cada vez más gol está explotando en el club londinense a las órdenes del argentino Mauricio Pochettino. Ha aprovechado a la perfección el escaparate de la Liga de Campeones, donde ha protagonizado magníficas actuaciones hasta que su equipo cayó frente al Juventus de forma inmerecida.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Kim Seung-gyu, Lee Yong, Kwon Kyung-won, Jang Hyun-soo/Kim young-gwon, Kim Jin-su/Park Joo-ho; Jung Woo-young, Ki Sung-yueng, Kwon Chang-hoon, Koo Ja-cheol, Son Heung-min/Lee Jae-sung; Kim Shin-wook/Hwang Hee-chan.

BÉLGICA

Los ‘diablos rojos’ y su deuda histórica

Foto: Twitter @BelRedDevils

Una vez más Bélgica acude a una gran cita con el cartel de gran aspirante a la gloria. De nuevo lo hace con un tremendo equipo, de posibilidades casi infinitas, con maravillosos jugadores que brillan cada semana en los clubes más poderosos.

Por eso mismo, los ‘diablos rojos’, como se conoce a la selección belga, sienten la obligación y la presión de dar por fin ese salto de calidad en un Mundial. De recuperar protagonismo y luchar por lo máximo.

Hasta ahora, el cuarto puesto en México 1986 es su gran logro. No lo hizo quizá con los mejores mimbres de su historia. La actual selección, cuya amplia base adquirió la experiencia mundialista en Brasil, es, nombre por nombre, muy superior.

Dispone de primeros espadas en todas sus líneas, grandes estrellas, lideradas por Thibaut Courtois en la portería, Vincent Kompany en defensa, Kevin de Bruyne y Eden Hazard en la creación y Romelu Lukaku en punta.

Y al frente un técnico de gusto por el orden y la creatividad como el español Roberto Martínez, el elegido para tratar que este espectacular equipo sea una mezcla de bloque y de magia con la gran misión de dar el salto hacia la corona universal.

– Participaciones en fases finales: 12 (1930, 1934, 1938, 1954, 1970, 1982, 1986, 1990, 1994, 1998, 2002, 2014)

– Mejor resultado: 4º puesto, en 1986

– Entrenador: Roberto Martínez (ESP) (Balaguer, 13/7/1973). Formado en el equipo de su localidad natal, el Balaguer, pasó al Zaragoza, pero no se afianzó y, junto a compañeros del filial aragonés, inició la aventura inglesa en el modesto Wigan, de Tercera, en el que acabó siendo su jugador más emblemático. Ya no abandonó las islas. Prosiguió su carrera por el Motherwell escocés, el Walsall, el Swansea y el Chester.

Nada más retirarse inició su periplo como entrenador, toda en el Reino Unido. Su labor en el Swansea y el Wigan le condujeron al Everton, donde alcanzó los objetivos marcados en las dos primeras campañas, pero en la tercera, poco antes del final, fue destituido.

Tres meses después fue sorprendentemente contratado por la Federación de Bélgica para sustituir a Marc Wilmots como nuevo seleccionador. Comenzó con una derrota ante España en Bruselas, pero condujo con mano de hierro a los ‘diablos rojos’ a su decimotercera Copa del Mundo.

– La figura: Eden Hazard (Chelsea/ING). (La Louviere, 7/1/1991). Desde niño, cuando muy pequeño jugaba en el Royal Stade Brainois, ya fue considerado un superdotado. Cuando jugaba en el Tubize un ojeador del Lille le descubrió y en el club del norte de Francia creció, pasó por sus escalafones inferiores hasta llegar al primer equipo.

Siete años después, considerado ya casi una auténtica realidad de estrella, fichó por el Chelsea por 32 millones de libras. Pese a los reiterados rumores de salidas a otros clubes, se ha mantenido en el club londinense, donde es su gran figura, piedra angular de los ‘blues’, como lo es también de los ‘diablos rojos’, líder de una generación que ha vuelto a hacer soñar a la afición.

Jugador mágico, dotado de una gran técnica, de visión de juego y velocidad en la mediapunta. Antonio Conte le ha hecho jugar también esta temporada de delantero centro, pero en Bélgica su función es encontrar el desequilibrio con su habilidad.

– Equipo tipo (3-4-2-1): Thibaut Courtois; Jan Vertonghen, Toby Alderweireld, Vincent Kompany/Thomas Vermaelen, Thomas Meunier, Axel Witsel/Mousa Dembelé, Kevin De Bruyne, Yannick Carrasco; Dries Mertens, Eden Hazard; Romelu Lukaku/Michy Batshuayi.

PANAMÁ

Panamá, el sueño del debutante

Foto: Twitter @fepafut

Panamá, junto a Islandia las únicas debutantes en la fase final, se adentra en Rusia 2018 sin un objetivo más allá del que marque la propia competición, pero con la intención de competir con cada uno de sus adversarios para calibrar su realidad en el fútbol internacional.

El cuadro canalero ha hecho historia y llega a Rusia también para aglutinar experiencia con un grupo de futbolistas maduros que afrontaban su última oportunidad de cumplir su sueño.

La selección panameña logró la clasificación para el torneo del próximo verano con un triunfo dramático al vencer a Costa Rica en la última jornada de la fase de clasificación de la CONCACAF con un gol, a dos minutos del final, Román Torres. Panamá quedó en el tercer lugar del hexagonal, por detrás de México y Costa Rica pero por delante de Estados Unidos. Panamá compensó así la trágica eliminación cuatro años atrás, en las eliminatorias para Brasil 2014.

El técnico colombiano Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez es la imagen visible del sueño panameño. El preparador sudamericano ha conformado un grupo sostenido por la solidez, la disciplina y el espíritu, en el que sobresalen, además de Román Torres, el talento del centrocampista Gabriel Gómez. Cuenta, además, con la creatividad de Alberto Quintero en un bloque en el que tienen su lugar Blas Pérez, Fidel Escobar y Michael Murillo.

El plantel de Panamá apenas cuenta con experiencia en el fútbol europeo pero sí con futbolistas cargados de presencias en partidos con su país y que siguen en activo. Es el caso de Gabriel Gómez, del Atlético Bucaramanga colombiano, el meta Jaime Penedo, uno de los pocos que compite en el Viejo Continente, en el Steaua Bucarets, o Blas Pérez, uno de los goleadores, del CSD Municipal de Guatemala, todos ellos superan con creces el centenar de partidos internacionales con su selección.

– Participaciones en fases finales: ninguna

– Entrenador: Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez (Medellín, Colombia; 3/02/1956). Jugó de centrocampista y repartió su carrera entre el Independiente Medellín, donde estuvo cinco años, y el Atlético Nacional, donde permaneció cuatro, hasta que se tuvo que retirar por una grave lesión de rodilla. Fue internacional con Colombia.

Fue en este último club donde comenzó como entrenador en 1988 antes de estar en la selección de Colombia como segundo de Francisco Pacho Maturana, donde vivió sus primeras experiencias mundialistas en Italia 1990 y Estados Unidos 1994. Después, fue el máximo responsable del conjunto cafetero en el de Francia 1998. Posteriormente fue seleccionador de Ecuador, a la que dirigió en Corea y Japón 2002 y de Guatemala. Antes de comprometerse con Panamá, dirigió al Santa Fe y al Independiente de Medellín.

Tras clasificar a Panamá por primera vez a un Mundial, Hernán Darío Gómez se convirtió en el segundo técnico en clasificar a tres selecciones diferentes a un Mundial. Colombia, Ecuador y Panamá a los Mundiales de 1998, 2002 y 2018, respectivamente. Sólo el francés Henri Michel supera este registro como preparador de cuatro equipos nacionales.

– La figura: Román Torres (Ciudad de Panamá, 20 marzo 1986). Defensa central del Seattle Sounders de la Liga Profesional estadounidense, a donde llegó en el 2015 tras una dilatada carrera, sobre todo en Colombia.

Después de sus inicios en el fútbol panameño se marchó al Cortuluá colombiano y, después, permaneció cinco temporadas en el Equidad. También formó parte de la plantilla del Junior y del Atlético Nacional y el Millonarios, donde permaneció tres cursos antes de ir al fútbol de Estados Unidos.

Román Torres se ganó un lugar en la historia del fútbol de Panamá el pasado 10 de octubre del 2017, cuando anotó el gol que clasificó a la selección canalera a Rusia 2018, la primera presencia en una fase final de un Mundial.

– Equipo tipo (5-4-1): Jaime Penedo; Michael Murillo, Fidel Escobar, Román Torres, Adolfo Machado/Hárold Cummings, Éric Davis/Luis Ovalle; Yoel Bárcenas, Aníbal Godoy/Gabriel Gómez, Valentin Pimentel, Alberto Quintero; Blas Pérez/Ismael Díaz

TÚNEZ

Las ‘Águilas de Cartago’ y su anhelo de superar la primera fase

Foto: Twitter @tunisiefootball

Las ‘Aguilas de Cartago’ vuelven doce años después a un Mundial. En la historia quedarán como el primer equipo africano en ganar un partido en una fase final (ante México, por 3-1, en Argentina’78). Pero también, hasta ahora figuran como una de las selecciones que nunca, en sus cuatro participaciones han conseguido superar la primera ronda.

Ese es, obtenida la clasificación, el gran anhelo del equipo que dirige Nabil Maaloul, a quien volvió a recurrir el año pasado la Federación tras la destitución de Henryk Kasperczak.

Túnez firmó una fase clasificatoria impecable, sin derrotas, firme atrás, sólida en la medular con Ferhabu Sassi y Mohamed Amine Ben Amor y los goles de Youssef Msakni, una de sus figuras que milita en el Al-Duhail, de la liga qatarí.

En su ansia por mejorar un equipo con mimbres pero sin ese toque de calidad que le conceda el salto definitivo, la Federación Tunecina de Fútbol (FTF) ha tratado de convencer a jugadores con raíces tunecina como el delantero del Sevilla Wissam Ben Yeeder, o el alemán-tunecino Rami Khedira, hermano de Sami Khedira (Juventus). Ambos han agradecido el ofrecimiento pero lo han rechazado.

Además una de sus grandes esperanzas y una de sus principales figuras, el delantero Youssef Msakni, no podrá estar tras romperse el ligamento cruzado de una rodilla en un partido de su equipo, el Al Ahail catarí. También será baja Taha Khenissi y la estrella de la escuadra, Wahbi Khazri, del Rennes, ha estado lesionado las últimas semanas y podría llegar un poco justo para el mundial

– Participaciones en fases finales: 4 (1978, 1998, 2002, 2006)

– Mejor resultado: Primera ronda

– Entrenador: Nabil Maaloul (Túnez, 25/7/1962): Habitual de la selección tunecina en los años 80 y 90, este exinternacional en 74 ocasiones formó parte del cuerpo técnico de Roger Lemerre cuando túnez ganó la CAN en 2004. Ganó la Liga de Campeones de la CAF con el Esperance en 2011, se convirtió en primer técnico durante siete meses en 2013 -hasta que se confirmó que se perdía la clasificación para Brasil 2014-. Continuó su carrera en el Raja Casablanca que disputó el Mundial de Clubes de ese año, en el El Jaish catarí, en la selección de Kuwait y en abril de 2017 retornó al banquillo del equipo nacional para guiarlo hacia Rusia.

– La figura: Wahbi Khazri (Rennes/FRA) (Ajaccio, Francia, 8/2/1991). Una rotura muscular que arrastra desde el final de campaña con su club ha despertado la preocupación en la escuadra tunecina. Se espera, no obstante, que llegue a tiempo este delantero que se formó en la cantera del Ajaccio antes de pasar al Bastia, en cuyo primer equipo llegó a debutar con dieciocho años.

También accedió a la selección sub’21 y luego a la sub’21. En 2012 dio el salto al equipo nacional absoluto al entrar en la lista de la CAN 2013.

Su progresión le permitió pasar al Girondins de Burdeos y más tarde al Sunderland, del que llegó cedido esta campaña al Rennes, que tratará de retenerlo a la vista de su buen rendimiento.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Moez Hassen; Ali Maâloul, Yohan Bel Alouane/Syam Benyoussef, Yassine Meriah, Dylan Bronn/Hamdi Nagguez; Mohamed Ben Amor/Elyes Skhiri, Ferjani Sassi/Ghaylane Chaâleli; Naim Sliti, Anice Bradi, Fakhreddine Ben Youssef/Seifeddine Khaoui; y Whabi Khazri.

INGLATERRA

Kane y Alli lideran a los renovados ‘Tres Leones’

Foto: Twiiter @England

La renovada selección inglesa afronta el Mundial de Rusia 2018 rodeada de incógnitas, con una base predominantemente joven y el eterno cartel de favorito, este último más por nombre que por los resultados cosechados en torneos internacionales en los últimos años.

Después del fracaso en la Eurocopa de hace dos años, cuando se inclinó en octavos de final ante Islandia (1-2), y tras un periodo convulso con la llegada y posterior partida de Sam Allardyce -se vio involucrado en una trama de corrupción de fichajes-, la Federación Inglesa (FA) dio las riendas de la selección a Gareth Southgate, entrenador hasta ese momento del equipo sub-21.

Southgate decidió cambiar radicalmente el modelo y descartó el característico pelotazo inglés de toda la vida y las segundas jugadas y apostó por mandar el balón al piso, un fútbol más propio de España, Alemania o Brasil que de las islas.

Sin algunos veteranos ilustres como Cahill, Rooney, Smalling o Defoe, el técnico ha reclutado para la causa a varios de los futbolistas que han brillado en categorías inferiores y ha dado alas a la que es considerada por muchos como la mejor generación de futbolistas jóvenes de los últimos tiempos.

Con una sólida base del Tottenham Hotspur -Kane, Alli, Rose, Dier, Trippier- y varios futbolistas jóvenes que son titulares o piezas clave en sus equipos -Rashford, Lingard, Sterling, Walker, Henderson, Bertrand, Butland, Pickford-, Southgate ha logrado inyectar un aire nuevo a un equipo que fracasó hace dos años en la Eurocopa de Francia y hace cuatro en el Mundial de Brasil.

El líder indiscutible de esta Inglaterra es el ’10’, Harry Kane, que junto a otro joven como es Dele Alli (22 años) busca extender su sociedad mortífera en el Tottenham a la selección. Junto a ellos, el extremo Raheem Sterling, quien ha crecido a pasos agigantados a las órdenes de Pep Guardiola en el Manchester Ciy y está llamado a ser uno de los indiscutibles de Southgate.

Inglaterra apenas sudó en la fase de clasificación, en la que sumó ocho victorias y dos empates en diez partidos (18 goles a favor y 3 en contra), y acabó por delante de Eslovaquia, Escocia, Eslovenia, Lituania y Malta. Sin embargo, pequeñas pildoritas de su nivel competitivo de verdad se vieron en los amistosos, con igualadas de mérito ante Alemania (0-0) y Brasil (0-0) y triunfos sobre Holanda (0-1).

Encuadrada en el grupo G de Rusia 2018 junto a Bélgica, Túnez y Panamá, los renovados ‘Tres Leones’ parten como favoritos junto a los ‘Diablos Rojos’ para lograr una clasificación a octavos de final que, a priori, no debería ser complicada.

– Participación en fases finales: 15 (1950, 1954, 1958, 1962, 1966, 1970, 1982, 1986, 1990, 1998, 2002, 2006, 2010, 2014 y 2018).

– Mejor participación: campeón en 1966.

– Entrenador: Gareth Southgate (Watford, 3/8/1970). Antiguo defensa inglés con buen trato de balón que militó en tres equipos de renombre -Crystal Palace, Aston Villa y Middlesbrough- y vistió la camiseta de la selección absoluta de Inglaterra en 57 ocasiones.

Se retiró en mayo de 2006 en las filas del ‘Boro’ y un mes después le ofrecieron sentarse en el banquillo del Riverside Stadium, tras de la marcha del entonces técnico, Steve McClaren, a la selección.

En 2009, y con el Middlesbrough militando en la Championship tras su descenso, Southgate fue destituido; y no fue hasta 2013 que tomó las riendas del equipo nacional sub-21. Los resultados no fueron brillantes, pero la polémica surgida en torno a Allardyce en la selección mayor le impulsaron a ser nombrado entrenador de la absoluta.

– La figura: Harry Kane (Tottenham) (Londres, 28/7/1993). Codiciado por los grandes del fútbol europeo, el delantero del Tottenham Hotspur es uno de los futbolistas de moda en el viejo continente y uno de los jugadores llamados a tomar el testigo de Leo Messi y Cristiano Ronaldo.

Después de un carrusel de cesiones entre 2010 y 2013 -Leyton Orient, Millwall, Norwich, Leicester-, ‘Hurricane’ logró asentarse en el primer equipo de los ‘Spurs’ a base de esfuerzo y goles. Y desde entonces nadie le ha movido.

Gran cabeceador, con una visión de juego propia de un enganche, excelente en boca de gol y con dominio de las dos piernas, a Kane se le ha comparado con algunos grandes de la década pasada como Jürgen Klinsmann y Alan Shearer. El ’10’ está llamado a ser una de las estrellas en Rusia y el jugador referente de una Inglaterra que lo necesita a su máximo nivel si ansía llegar lejos.

– Equipo tipo (4-2-3-1): Jordan Pickford/Jack Butland; Kyle Walker/Kieran Trippier, Harry Maguire/Gary Cahill, John Stones/Phil Jones, Danny Rose/Ashley Young; Eric Dier, Jordan Henderson; Raheem Sterling, Dele Alli, Marcus Rashford; y Harry Kane/Jamie Vardy.

GRUPO H

POLONIA

Nawalka y Lewandowski, los guías del resurgimiento polaco

Foto: Twitter @pzpn_pl

Adam Nawalka, desde el banquillo, y Robert Lewandowski, desde el campo, están llamados a ser los guías que conduzcan el resurgimiento de la selección de Polonia, de su regreso a una Copa del Mundo doce años después de su última comparecencia.

El técnico de Cracovia, internacional y mundialista en Argentina 1978, y el artillero incansable del Bayern Múnich aúnan las esperanzas de un equipo que se ha plantado brillantemente en Rusia 2018, donde tiene ilusiones renovadas de, si se dan las cosas, emular a los grandes mitos balompédicos del país.

De partida, todas las comparaciones son odiosas. Parece casi imposible tratar de equiparar el momento actual, por muy bueno que sea, a aquellos ‘dioses’ que enamoraron al mundo como Grzegorz Lato, Kazimierz Deyna, Wladyslaw Zmuda o Zbigniew Boniek. Son palabras mayores.

Pero la filosofía del equipo actual es arroparse del espíritu de aquellos días de ensueño de aquellos equipos que tocaron la gloria en Alemania 1974 y España 1982, para soñar.

Lewandowski es el capitán y la estrella indiscutible de este equipo polaco. Máximo artillero de la fase de clasificación con 16 dianas, por sus goles pasaran todas las opciones de una selección que tiene como otros nombres significativos al meta Wojciech Szczesny, al zaguero Lukasz Piszczek, a los medios Grzegorz Krychowiak, Jakub Blaszczykowski y Piotr Zielinski, y al delantero Arkadiusz Milik.

Otro de los ya ‘clásicos’, el zaguero del Mónaco Kamil Glik, estaba incluido inicialmente en la lista, pero una lesión en un hombro en un entrenamiento esta semana le hizo caerse de la relación de mundialistas y ser sustituido por Marcin Kaminski, del Stuttgart alemán.

– Participaciones en fases finales: 7 (1938, 1974, 1978, 1982, 1986, 2002, 2006)

– Mejor resultado: 3º puesto, en 1974 y 1982

– Entrenador: Adam Nawalka (Cracovia, 23/10/1957). Jugador del Wisla Cracovia que llegó a disputar el Mundial de 1978 pero al que las lesiones le acortaron su carrera. Como entrenador ha dirigido siempre a clubes de su país (Swit Krzeszowice, Wisla, Zaglebie Lubin, Sandecja Nowy Sacz, Jagiellonia, Katowice y Górnik Zabrze), hasta que en octubre de 2013, el máximo dirigente de la Federación Polaca de Fútbol, otro mito universal como Zbigniew Boniek, anunció su nombramiento como seleccionador. Todo un acierto. Nawalka llevó al cuadro polaco a los primeros cuartos de final en una Eurocopa y hacia su primera fase final mundialista desde 2006.

– La figura: Robert Lewandowski (Bayern Múnich/GER) (Varsovia, 21/8/1988): Es uno de los delanteros centro más cotizados de la última década. Goleador infatigable. Hábil con el balón en los piés y certero rematador de cabeza. Un depredador del área y un torbellino en velocidad.

Desde muy joven ya despuntó en el Delta Varsovia, brilló en el filial del Legia y fichó por otro grande, el Lech Poznan. Las grandes ligas no tardaron en fijarse en él. Fue la Bundesliga la que salió victoriosa. El Borussia Dortmund se hizo con sus servicios por 4,5 millones de euros. No defraudó. Cuatro campañas después dio el salto al Bayern Múnich, en el que su figura, si cabe, ha crecido a todos los niveles. Ahora tiene ante sí la oportunidad del escaparate de su primer Mundial.

– Equipo inicial (4-2-3-1): Wojcieh Szczesny; Artur Jedrzejczyk/Tomasz Kedziora, Jan Beznarek, Michal Pazdan/Thiago Cionek, Maciej Rybus; Grzegorz Krychowiak, Karol Linetty; Jauk Blaszczykowski, Piotr Zielinski, Kamil Grosicki; y Robert Lewandowski.

SENEGAL

La reaparición de los ‘Leones de Taranga’

Foto: Twitter @FootballSenegal

Los ‘Leones de Taranga’ irrumpieron hace dieciséis años en el panorama futbolístico mundial con su sorprendente participación en Corea/Japón 2002, donde alcanzaron los cuartos de final tras ganar inesperadamente a Francia y empatar con Dinamarca y Uruguay y ganar en octavos a Suecia.

Otra de las revelaciones, Turquía, acabó con aquel sueño en Osaka, y pareció como si se detuviera el tiempo. Desde entonces, aquel equipo que había derribado la puerta de la elite dio la sensación de desaparecer.

Perdió todo protagonismo y se ausentó de todas las grandes citas y primeros planos. Pero ahora, con uno de aquellos héroes, Aliou Cissé, retorna con la fuerza y vigor de antaño, dispuestos a volver a encandilar al mundo.

Desde 2015 Cissé lleva las riendas de un equipo recompuesto como bloque y con nuevas figuras, rutilantes algunas de ellas. Sadio Mané es el que atrae todas las miradas. Su irrupción en la Premier League y su posterior fichaje por el Liverpool así lo atestiguan.

A su lado, un grupo de futbolistas que han adquirido la experiencia en ligas como la inglesa, la francesa, la alemana o la belga que ha sabido reunirse alrededor de su líder Cissé y, pese a la falta de experiencia, como reconoce el técnico, están dispuesos a volver a ser ese equipo sólido en defensa y desequilibrante en ataque que vuelva a convertirse en revelación.

– Participaciones en fases finales: 1 (2002)

– Mejor resultado: Cuartos de final, en 2002

– Entrenador: Aliou Cissé (Ziguinchor, 24/3/1976). Santo y seña del fútbol de Senegal. Abanderó a la selección que en su debut mundialista, en Corea/Japón 2002, sorprendió a propios y a extraños al alcanzar los cuartos de final y ahora lidera desde el banquillo el retorno a su segunda fase final.

– La figura: Sadio Mané (Liverpool/ING) (Sédhiou, 10/4/1992): Uno de los ‘puñales’ del Liverpool de Jurgen Klopp. Un auténtico diablo. Velocidad, desborde y definición. Una de las sensaciones de la temporada. Está justificando de haber sido en 2016 el jugador africano más caro cuando fichó por el club de Angield por 34 millones de libras.

Metz francés Red Bull Salzburgo austríaco y Southampton inglés contemplaron el despegar de un futbolista llamado a hacer historia, como el triplete en 176 segundos que logró en el propio Southampton.

– Equipo tipo (3-4-1-2): Abdoulaye Diallo/Alfred Gomis; Salif Sané, Kalidou Koulibaly, Kara Mbodji, Youssouf Sabaly/Ismaïla Sarr, Idrissa Gueye, Cheikhou Kouyaté, Saliou Ciss; Sadio Mané; Moussa Konaté y Moussa Sow/M’Baye Niang).

COLOMBIA

Colombia apunta a la consolidación

Foto: Twitter @FCFSeleccionCol

Los cuartos de final obtenidos en Brasil 2014 es el techo en una fase final de Colombia, que en Rusia 2018 acudirá a su sexto Mundial, el segundo consecutivo, con un grupo experimentados de futbolistas que aspiran a su consolidación internacional en un gran torneo.

Los jugadores colombianos están asentados en el fútbol europeo con un peso relevante en gran parte de los mejores clubes. Cuatro años atrás, el bloque que entrena el argentino Jose Pekerman fue una de las buenas noticias de la competición. Para la próxima edición el conjunto cafetero es uno de las selecciones a tener en cuenta.

Colombia, que aseguró su clasificación para Rusia 2018? tras empatar con Perú en la última jornada del clasificatorio sudamericano, cuenta con la calidad de James Rodríguez, Juan Cuadrado, Davinson Sánchez, Carlos Bacca o David Ospina, entre otros, además de Radamel Falcao, el máximo goleador del equipo aferrado a Rusia 2018 después de perderse el Mundial de Brasil por una lesión.

Pekerman, asentado en el fútbol y la selección colombiana, ha mantenido durante estos cuatro años, el bloque que tan buen rendimiento ofreció en Brasil, de donde fue eliminada por el anfitrión en los cuartos de final.

Presume Colombia del fútbol de toque que siempre la ha caracterizado. Con vocación ofensiva y el poder de la posesión que permite el talento de sus futbolistas. Lograr una mayor continuidad al juego y la estabilidad en defensa son los aspectos a apuntillar por el cuadro cafetero, ya asentado entre los habituales en los grandes torneos internacionales.

– Participación en fases finales: 5 (1962, 1990, 1994, 1998 y 2014)

– Mejor participación: cuartos de final en Brasil 2014

– Entrenador: José Pekerman (Villa Domínguez, Entre Ríos, Argentina; 3 septiembre 1949). Rusia será el tercer Mundial de Pekerman, el segundo con Colombia tras el de Brasil 2014. Antes dirigió a Argentina en Alemania 2006. Como futbolista formó parte de la plantilla del Argentinos Junior durante ocho temporadas y del Independiente Medellín, otros cuatro cursos.

Inició su carrera como técnico en la selección sub 20 de Argentina, en la que estuvo seis años. Después se hizo cargo de la absoluta desde el 2004 al 2006. Sus únicas experiencias en clubes son en México, en el Deportivo Toluca y en Tigres. En el 2012 se hizo cargo de la selección de Colombia, con la que lleva seis años.

– La figura: James Rodríguez (Cucuta, 12 julio 1991). Centrocampista cedido al Bayern Múnich por el Real Madrid, al que se incorporó tras el Mundial de Brasil 2014, que supuso su explosión definitiva. En aquél torneo ganó la Bota de Oro como máximo goleador. Firmó seis goles.

James inició su andadura en el Envigado de Colombia y después fue fichado por el Banfield de Argentina. Tardó poco en irrumpir en el fútbol europeo. Con 20 años fue contratado por el Oporto, donde estuvo tres temporadas para pasar al Mónaco el curso anterior al Mundial. Tres temporadas en el Real Madrid, donde tuvo una participación de más a menos, lo que le llevó a buscar su sitio en Alemania, en el Bayern Múnich.

– Equipo tipo (4-2-3-1): David Ospina; Santiago Arias, Davinson Sánchez, Yerry Mina/Cristian Zapata, Frank Fabra; Abel Aguilar/Mateus Uribe, Carlos Sánchez; Juan Cuadrado, James Rodríguez, José Izquierdo; y Falcao/Carlos Bacca.

JAPÓN

Los ‘Samurais Azules’ se ponen en manos de Akiro Nishino

Foto: Twitter @jfa_en

La selección de Japón, conocida por los ‘Samurais Azules’, ha depositado su total confianza en la experiencia de un hombre de la ‘casa’, Akira Nishino, un técnico de prestigio en el fútbol local con títulos incluso internacionales, para reconstruir un conjunto que iba camino de la desintegración.

Los resultados en los últimos amistosos (empate ante Mali y derrota contra Ucrania) en Lieja, el más que discreto juego de los últimos tiempos y la azarosa relación entre Vahid Halilhodzic y algunas de las figuras niponas acabaron con la destitución del técnico bosnio el 9 de abril, a tan solo dos meses del Mundial.

Halilhodzic, un auténtico trotamundos que hizo brillar a Argelia en Brasil 2014, se hizo cargo de los ‘Samurais Blues’ en 2015, y los clasificó con solvencia para Rusia 2018. Pero le ha vuelto a ocurrir lo mismo que cuando dirigía a Costa de Marfil, selección a la que también clasificó pero no llegó al Mundial.

El ‘sargento’ bosnio, que no dudó en aplicar mano dura con algunas de las consideradas ‘vacas sagradas’ dejó paso a Akira Nishino, exjugador internacional nipón y de 63 años.

El nuevo técnico ha dirigido a las selecciones sub-20 y sub-23 de Japón, así como a los equipos de la J-League Kashiwa Reysol, Gamba Osaka, Vissel Kobe y Nagoya Grampus, con los cuales ha obtenido varios títulos nacionales y el Campeonato de Clubes de Asia

La selección asiática, que encara su sexta presencia consecutiva en una fase final, tratará de recuperar protagonismo bajo la batuta del entrenador de Saitama. Dispone de una extensa ‘legión extranjera’ en Europa, e incluso en América. Un ramillete de jugadores que quiere reivindicarse como bloque en el equipo nacional ante las grandes potencias, algo que hasta ahora, por regla general, le ha fallado.

– Participaciones en fases finales: 5 (1998, 2002, 2006, 2010, 2014)

– Mejor resultado: Octavos de final, en 2002 y 2010

– Entrenador: Akira Nishino (Saitama, 7/4/1955). Exjugador internacional nipón que desarrolló su carrera en el Hitachi, fue el elegido el 9 de abril por la Federación nipona para reconstruir un equipo que se venía abajo de la mano de Vahid Halilhodzic, el técnico que logró la clasificación.

Es la solución de la casa -ocupaba el cargo de director técnico- tras haber dirigido a las selecciones sub-20 y sub-23 (fue el técnico en los Juegos de Atlanta’96) y disponer de notable experiencia en el fútbol nipón en clubes como Kashiwa Reysol, Gamba Osaka, Vissel Kobe y Nagoya Grampus.

Posee títulos locales principalmente con el Gamba Osaka, con el que además logró la victoria en la Liga de Campeones de 2008.

– La figura: Maya Yoshida (Southampton/ING) (24/8/1988, Nagasaki): Central de buen gusto y manejo de balón. Eficaz al corte y que suele hacer gala de una gran concentración. Ha ejercido la capitanía con seriedad en los equipos en los que sus entrenadores lo han requerido. También destaca en ataque en las acciones a balón parado. Ha desarrollado su carrera profesional fuera de Japón. Los últimos años ha progresado notablemente en el Southampton pese a la dura competencia que ha tenido.

– Equipo tipo (4-4-1-1): Eiji Kawashima; Hiroki Sakai, Tomoaki Makino, Maya Yoshida, Yuto Nagatomo; Keisuke Honda, Hotaru Yamaguchi, Makoto Hasebe, Genki Haraguchi/Takashi Inui; Shinji Kagawa/Gaku Shibasaki; Shinji Okazaki/Yuya Osako

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas