Menor crecimiento económico, mayor volatilidad financiera y un aumento en la inflación, es el panorama que en los siguientes meses tendrán que enfrentar los mexicanos, de acuerdo con Bank of America Merrill Lynch. A esta difícil situación prevista por analistas se le suma el desencanto de los inversionistas extranjeros hacia México y sus reformas que aún no terminan por dar los frutos esperados. De acuerdo con Reuters, la decepción de los empresarios es tal, que empiezan a ver a Brasil como una prometedora apuesta de cambio de rumbo. Aquellos que apostaron por ese país sudamericano a inicios de año ya han visto buenos retornos mientras que en México la depreciación del peso mermó las ganancias en dólares.

En su comparación anual, el consumo privado creció 3.2 por ciento en términos reales en el mes de referencia. Foto: Cuartoscuro

En el caso de la inflación, Bank of America mencionó que los mexicanos se enfrentarán a mayores precios de mercancías y en algunos servicios. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 13 de julio (SinEmbargo).– Un menor crecimiento económico, una mayor volatilidad financiera y un aumento en la inflación, son los problemas que en los siguientes meses tendrán que enfrentar los mexicanos, aseguró Bank of America Merrill Lynch (BofA).

Hoy mismo, la agencia de noticias Reuters destacó que los inversionistas extranjeros en América Latina enfrían su interés por México y una histórica Reforma Energética que aún no da frutos.

El economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch, Carlos Capistrán, dijo que el pronóstico de crecimiento para este año es similar al que estimaba desde hace semanas BofA de 2.3 por ciento, sin embargo, para 2017 lo redujo de 2.5 por ciento a 2.3 por ciento, debido a una mayor debilidad en el sector manufacturero de los Estados Unidos, así como por los recortes presupuestarios anunciados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“El proceso de recortes ha sido importante y entre lo anunciado este año y para el próximo, se habrán recortado entre 2 y 3 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB)”, dijo en conferencia de prensa.

En el caso de la inflación, Bank of America mencionó que los mexicanos se enfrentarán a mayores precios de mercancías y en algunos servicios.

Capistrán detalló que la razón de ese incremento es que la depreciación del tipo de cambio ya tiene un traspaso a los precios de varias mercancías, cuya inflación ya alcanzó 4 por ciento, mientras que a lo largo del segundo semestre se realizarán más alzas al precio de las gasolinas, lo que afectará al bolsillo de los mexicanos.

Bank of America prevé que al cierre de 2016 se ubique en 3.3 por ciento y hacia 2017 estima que alcance 3.4 por ciento.

EL DESENCANTO DE LAS REFORMAS

Foto: Cuartoscuro

Para algunos analistas consultados por este medio, las reformas estructurales que traerían crecimiento y desarrollo para los mexicanos son vistas por algunos analistas como un fracaso. Foto: Cuartoscuro

De acuerdo con Reuters, inversionistas extranjeros en América Latina empiezan a ver a Brasil como una prometedora apuesta de cambio de rumbo, mientras se enfría el interés por México y una histórica Reforma Energética que aún no da frutos.

“Mientras la agenda de reformas del Presidente interino de Brasil, Michel Temer Lulia, ofrece algunas promesas, México -hasta hace poco la niña bonita de los inversores extranjeros- es ahora una fuente de decepción”, señaló la agencia en una nota firmada por Michael O’Boyle y Bruno Federowski.

Dijo que el desplome de los precios del petróleo frustró la expectativa de que la apertura del sector energético, liderada por el Presidente Enrique Peña Nieto en 2013, junto con reformas a las telecomunicaciones y la banca, impulsarían la inversión extranjera y el crecimiento. En tanto, algunos nubarrones acechan ahora el presupuesto y la economía.

De 12 fondos consultados por Reuters, siete han vendido recientemente bonos de México y nueve han comprado bonos de Brasil. Cinco de los compradores de Brasil fueron vendedores de México. Cinco mantuvieron estables sus inversiones mexicanas, mientras que tres dejaron sin cambio su exposición a Brasil.

Según el texto, fondos mutuos de bonos brasileños vieron hasta mayo compras netas y retornos del 16 por ciento en dólares, mientras que los fondos de deuda mexicana perdieron un 4.5 por ciento y registraron retiros, según datos de Lipper.

“Brasil ofrece mucho potencial de un cambio de rumbo”, dijo a Reuters Michael Ganske, jefe de renta fija de mercados emergentes en AXA Investment Managers, quien mencionó un regreso a políticas más creíbles, una inflación a la baja y potencial para agresivos recortes de la tasa de interés.

Aquellos que apostaron por Brasil a inicios de año ya han visto buenos retornos mientras que en México la depreciación del peso mermó las ganancias en dólares.

Las acciones, bonos y moneda brasileñas están entre los activos de mejor desempeño en el mundo este año, con el real en el número uno entre las 36 divisas más negociadas, con una apreciación en torno al 20 por ciento frente al dólar.

En el otro extremo, el peso mexicano ha sido la segunda moneda con peor desempeño entre las principales divisas emergentes este año, solo detrás del peso argentino, y está operando cerca de su mínimo récord pese a un agresivo incremento de la tasa de interés que apuntó a detener su caída.

PROMO-EPN

Para algunos analistas consultados por SinEmbargo, las reformas estructurales que traerían crecimiento y desarrollo para los mexicanos son vistas por algunos analistas como un fracaso, mientras que otros consideran que no han tenido el impacto esperado porque están diseñadas para dar resultados a largo plazo.

“Lo que falla en las reformas implementadas por el Presidente es el enfoque, todo mundo esperaba que beneficiaran al país, pero los beneficiados son las empresas”, dijo Alfredo Bravo Olivares, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Para Ángel Iván Olvera, profesor de cátedra de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, las reformas implementadas por el Presidente sí eran necesarias, pero los resultados no se iban a ver en corto plazo.

“Las reformas estructurales que hemos tenido tenían que hacerse, pero los beneficios que nos dijo el Gobierno que se iban a tener no podrían lograrse en el tiempo que ellos nos dijeron, además los primeros dos años del sexenio los desperdiciamos en el puro papel, solamente en estar analizando y se descuidaron muchas cosas”, explicó el economista.

En un tiempo récord de 20 meses, la administración de Peña Nieto logró impulsar los acuerdos políticos que permitieron la discusión y aprobación de once reformas de fondo, lo que ha sido considerado histórico por algunos personajes.

Entre las aprobaciones destacan: la Reforma Energética, en materia de Telecomunicaciones, en Competencia Económica, la financiera, Hacendaria, Laboral, Educativa, Código Nacional de Procedimientos Penales, Ley de Amparo, la Reforma Política-Electoral y en materia de Transparencia.

De acuerdo con analistas, la mayoría de las reformas implementadas por el Presidente carecen de sentido y no atacan el problema de fondo.

BRASIL Y TRUMP: LAS AMENAZAS DE MÉXICO

El candidato republicano Donald Trump fue acusado de violentar mujeres. Foto: EFE

El candidato republicano Donald Trump ha expresado en varias ocaiones su intención de sacar a Estados Unidos del TLCAN si llega a la Presidencia. Foto: EFE

Reuters señaló que las promesas del Presidente Interino de Brasil, Michel Temer Lulia, de recortar el gasto y reducir la deuda, en una reversión de las políticas de su predecesora izquierdista Dilma Rousseff, han mejorado la confianza de los consumidores y las empresas.

Un Congreso dividido sigue siendo un reto, pero se mantiene la expectativa de que el Senado confirme el proceso de juicio político contra Rousseff en agosto, dando a Temer mayor autoridad. Los fondos ven más margen de ganancias.

México, por el contrario, se encuentra al principio de lo que parece ser una mala racha con un crecimiento muy por debajo de la tasa del 6.0 por ciento que Peña Nieto prometió y sus finanzas bajo creciente presión.

“El gasto gubernamental se disparó en el Gobierno de Peña Nieto, pero la caída del petróleo golpeó sus ingresos y los ingresos fiscales no petroleros de México son de los más bajos de América. Las cosas podrían empeorar si México no cumple con la poda de presupuesto prometida en Petróleos Mexicanos”, expuso Reuters.

La débil inversión extranjera directa deja a México dependiente de los flujos de cartera para financiar su déficit de cuenta corriente y lo expone a los vaivenes del mercado.

Otra de las amenazas para México es la posibilidad de que Donald Trump, quien amenaza con romper el Tratado de Libre Comercio de América de Norte (TLCAN), llegue a la Presidencia de Estados Unidos, pues esta situación podría aumentar aún más la volatilidad del peso mexicano.

“Podrías tener a México cada vez más en el ojo del huracán”, dijo a Reuters Benito Berber, economista de Nomura en Nueva York.

Bank of America Merrill Lynch también coincidió en este punto. En la conferencia de hoy dijo que las elecciones de Estados Unidos tendrán un impacto negativo para la volatilidad financiera, sobre todo por la retórica proteccionista que han expresado los candidatos.

PROMO-JACOBSON