La agresión ocurrió el pasado 9 de julio y provocó indignación en usuarios de redes sociales, quienes criticaron el actuar del hermano de la funcionaria adscrita a la Secretaría del Bienestar del Gobierno federal.

Ciudad de México, 13 de julio (SinEmbargo).- Un hombre, identificado como hermano de una funcionaria federal en Jalisco, agredió a una mujer al interior de una escuela canina en Zapopan, Jalisco.

Según el video difundido en redes sociales, el sujeto acudió a la escuela Amarok para reclamar por la muerte de su mascota; al salir del lugar, le aventó la puerta a una empleada.

La agresión ocurrió el pasado 9 de julio y provocó indignación en usuarios de redes sociales, quienes criticaron el actuar del hermano de la funcionaria federal.

Luego de las críticas, Abilene Navarro, hermana del hombre acusado de agredir a la mujer en la escuela, negó que se tratara de un ataque, sino “una reacción resultado de la negligencia criminal de Amarok”.

La coordinadora estatal del programa 3×1 para migrantes, adscrita a la Secretaría de Bienestar, dijo que se trató “sólo de un portazo ante el ocultamiento de la verdad”, según se desprende de un mensaje publicado en su cuenta de Facebook.

LA POLÉMICA

A través de sus redes sociales, Navarro denunció que la escuela canina “Amarok” le entregó sin vida a su perro.

Señaló que “les dejamos a nuestro perro Nanuk sano para que lo entrenaran, desde hace 15 días, y hoy nos marcaron diciendo estaba enfermo para ir por él, y no los entregaron muerto”.

Posteriormente dijo que su mascota contaba con todas las vacunas, mismas que estaban registrada en su cartilla, por lo que negó las acusaciones de falta de atención vertidas por la escuela canina.

Como respuesta, “Amarok” apuntó que el animal no presentaba ninguna de las vacunas, y el 8 de julio “el perro amaneció con fiebre, por lo que es atendido por los veterinarios”, hasta que a las 06:00 horas falleció en el centro veterinario “Terranova”.

Añadió que el dueño de la mascota fue avisado del hecho, pero no obtuvieron después hasta 36 horas después, hecho que fue negado por la familia del can.

“No existe ningún registro de llamada, mensaje o de otro medio de comunicación en donde nos hagan del conocimiento tanto de la complicación de la enfermedad como del fallecimiento de nuestra mascota a las 06:00 horas”, señaló la funcionaria en su cuenta de Facebook.