Lancaster explicó que estaba extremadamente fastidiado por el trabajo, porque se sentía agobiado por una presión constante por tener que entregar más paquetes y hacerlo más rápido. Además, dijo que hace poco llegó tarde a la fiesta de graduación de su hermana porque estaba trabajando.

Ciudad de México, 13 de julio (RT).- Un repartidor de Amazon renunció a su trabajo en plena jornada laboral, tras publicar un tuit este lunes diciendo que dejaba la furgoneta de la empresa “llena de gasolina y con la llave” puesta en una estación de servicio en un suburbio de Detroit.

Derick Lancaster, autor del mensaje, no esperaba que su tuit se hiciera viral. “No pensé que tendría más de 10 millones de interacciones”, dijo el joven estadounidense, de 22 años, a Free Press este miércoles. “Pensé que iba a obtener como 50 ‘me gusta’ y 20 retuits y ya está”.

Mientras tanto el mensaje de Lancaster recibió más de 227 mil “me gusta” y fue compartido más de 26 mil veces. Algunas personas incluso le decían que su acción los inspiró también a renunciar. Sin embargo, según el exempleado de Amazon, eso no era lo que esperaba ni fue la razón por la que decidió escribir en la red social.

Lancaster explicó que estaba extremadamente fastidiado por el trabajo, porque se sentía agobiado por una presión constante por tener que entregar más paquetes y hacerlo más rápido. Además, dijo que hace poco llegó tarde a la fiesta de graduación de su hermana porque estaba trabajando.

Al final Lancaster se calmó y volvió al lugar donde había dejado la furgoneta y esperó hasta que un representante de la empresa fuera a recogerla. Posteriormente, hizo una nueva publicación compartiendo un video de 13 minutos, en el que explica por qué su trabajo y su salud mental no valían 15.50 dólares la hora.

Según Lancaster, él se levantaba a las 09:00 de la mañana y trabajaba hasta las 21:00 o 22:00, mientras que durante su jornada laboral tenía que entregar unos 200 paquetes. Luego iba a dormir, se levantaba de nuevo y volvía a hacer lo mismo. En una entrevista con Free Press el joven confirmó que no se arrepentía de haber renunciado.

“Esto no refleja los altos estándares que tenemos para los socios que se encargan del reparto. Tomamos en serio este asunto, lo hemos investigado y estamos tomando las medidas apropiadas”, dijo Amazon en un correo electrónico dirigido al medio.

Desde el comienzo de la pandemia el gigante estadounidense del comercio electrónico ha sido acusado de no proteger lo suficiente a sus empleados. A principios de esta semana varios activistas colocaron una guillotina cerca de la casa del fundador de Amazon, Jeff Bezos, exigiendo mejores condiciones de trabajo para los empleados de la empresa.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.