Durante la semana pasada, la Profeco localizó en 52 gasolinerías de Durango, Estado de México, Morelos, Nayarit y Tamaulipas un artefacto pulsador que impide dar litros completos. Sheffield anunció que la dependencia ya dio aviso y presentó la denuncia respectiva en la Fiscalía General de la República.

Ciudad de México, 13 de julio (SinEmbargo).- Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) explicó que la dependencia encontró en gasolinerías de cinco estados más de 50 aparatos pulsadores para robar en el pulsador de la bomba. Además dio a conocer los datos de la semana anterior sobre el “Quién es quién” en el precio de los combustibles.

Profeco, encontró alteraciones en el pulsador de las bombas que permite a las gasolinerías no dar litros completos. Uno de los dispositivos se encontró en una estación de Huehuetoca, Estado de México. “Las 12 bombas de esta gasolinera de encontraban con este dispositivo que sólo existe ahí para estar dando menos de un litro cuando despacha”, dijo Sheffield.

Sin embargo, a lo largo de la semana Profeco encontró en total 52 de estos aparatos en los pulsadores, de los que ya dio aviso y presentó la denuncia respectiva en la Fiscalía General de la República, para proceder en los estados de Durango, Estado de México, Morelos, Nayarit y Tamaulipas.

“Realizamos un operativo que encabezó la Secretaría de Marina, el operativo más amplio que hemos hecho a lo largo de esta administración, de hecho el más amplio en la historia de este país”, explicó el funcionario. En la inspección también participó la Secretaría de Seguridad, el Centro Nacional de Inteligencia, la Fiscalía General de la República, el SAT, la CRE, ASEA y Pemex.

Este operativo se realizó en Ciudad del Carmen, Campeche y todas las dependencias encontraron algún tipo de irregularidad.

QUIÉN ES QUIÉN EN LOS PRECIOS

Sobre la gasolina regular, o Magna, G500 de Villa de Tututepec, Oaxaca, fue la más cara, con un precio de 20.48 pesos, con un margen de 3.21 pesos; el precio más bajo se encontró en Combustibles BP en San Nicolás de los Garza, Nuevo León, con un costo de 16.89 pesos por litro, con un margen de 19 centavos por litro.

En la Premium el más caro fue Pemex en Coatzacoalcos, Veracruz, en 21.23 pesos por litro, además destacó que tuvo un margen de ganancia de 4.34 pesos, por uno; la más económica fue Cargo Gas, en Saltillo, Coahuila, en 17.29 por litro, con un margen de 19 centavos.

El diesel G500, en Santiago Pinotepa Nacional, Oaxaca, lo vendió hasta en 21.47 por litro, un margen de 3.36 pesos por litro. “Este G500 de Pinotepa Nacional lleva tiempo pasándose de rosca y apareciendo con frecuencia con precios altos en todos los combustibles”, dijo Sheffield. La más barata fue la misma marca pero en Chihuahua, Chihuahua, en 17.49 centavos por litro con un margen de 27 centavos.

RedCo, Arco, Chevron y Oxxo Gas fueron las que otorgaron los precios más altos, y los más económicos siguen siendo Repsol, G-500, Total y Orsan.

En tanto a la verificación de gasolineras se tuvieron 180 denuncias a través de la aplicación “Litro por litro”. Se atendieron 148 visitas o verificaciones.

“Encontramos cuatro gasolineras que se negaron a ser verificadas y estos angelitos son Johanna Isaura Arellano Ureta en Tijuana, Baja California, operadora del servicio San Lucas en Pantepec, Chiapas; gasolinera Palmas en San Isidro, Torreón, Coahuila; y Gaso Siete en Querétaro, Querétaro”, comentó el Procurador.

Otras tres no se dejaron imponer sellos de suspensión, por lo por lo que la Profeco hará un operativo conjunto con la Guardia Nacional en Avecón, en Cuauhtémoc, Chihuahua; Jorge Luis Trevizo Peña en Cuauhtémoc, Chihuahua también; y Combustibles Velarde Espinosa en Ahome, Sinaloa.

En otros tres casos este lunes la Fiscalía General de la República dará vista a 16 bombas inmovilizadas por no dar litros de litro.

En la venta del gas LP en tanque estacionarios se encontró el precio más alto en Los Cabos, Baja California, con un margen 2.85 pesos por litro, en 12.09 pesos por litro. La expendedora ubicada en Regio de Monterrey, Nuevo León, ha mantenido el margen más bajo de 2.16 pesos, con el precio en 7.70 pesos por litro.

En cilindros, el primer lugar fue en Los Cabos, Baja California, en 22.38 pesos por kilo, con un márgen de 4.67 pesos; el más económico se vendió en Gas Butano del Bajío en Guanajuato, Guanajuato, en 16.11 pesos por kilo, un margen de 2.68 pesos.