El hombre de 26 años no solía correr, pero decidió hacer ejercicio para mejorar su salud. Tras detectarle neumotórax espontáneo, el médico recomendó a las personas estar atentas a síntomas como la tos severa o el dolor torácico al realizar actividad física.

Ciudad de México, 13 de julio (Vanguardia).- Todas las personas ya se han acostumbrado al uso de la mascarilla para salir a las calles en estos días de pandemia de la COVID-19. Es así que un joven en Wuhan, China, sufrió un grave problema pulmonar después que saliese a correr con su boca cubierta, tras empezar a realizar actividad física semanas antes.

Zhang Ping, de 26 años, es el seudónimo de un joven al que no le gustan mucho los deportes, de acuerdo a la versión del Hospital Central de Wuhan, pero decidió mejorar su salud y optó por correr tres kilómetros con mascarilla con la intención de evitar contagiarse del coronavirus.

Tras una semana corriendo, aumentó la cantidad de ejercicio que hacía y empezó a recorrer seis kilómetros por día. Pero el jueves 7 de mayo, luego de trotar cuatro kilómetros, comenzó a tener problemas para respirar y dolor en el pecho.

Esas molestias lo obligaron a disminuir la marcha y decidió regresar caminando a su casa, donde los síntomas se agravaron, por lo que su familia decidió llevarlo al Hospital Central de Wuhan.

En el nosocomio le realizaron una serie de exámenes y le diagnosticaron neumotórax espontáneo, su pulmón izquierdo se encogió al 90 por ciento y empujó el corazón hacia la derecha. En conclusión, el paciente tenía un pulmón colapsado.

El cuadro podría haber sido mortal, por lo que fue sometido a una cirugía de emergencia, tras lo cual se recupera y su condición es estable, según anunciaron las autoridades del hospital.

Según el doctor Chen Baojun, director del departamento de cirugía torácica, al ser el paciente delgado y alto, era más susceptible a padecer la enfermedad. “Debido a que un niño con esta figura tiene un tórax largo, una vez que los pulmones no están bien desarrollados, hay ampollas pulmonares congénitas.

En este momento, si realiza ejercicio vigoroso, la presión en los pulmones aumentará repentinamente, lo que puede conducir fácilmente a la ruptura repentina de las ampollas pulmonares, causando aire Ingrese a la cavidad torácica desde los pulmones”, explicó el Hospital Central de Wuhan en su cuenta de Weibo el 11 de mayo.

Además, el doctor dijo que el neumotórax es más común en adultos mayores que tengan una afección pulmonar crónica.

Por otro lado, el especialista recomendó evitar la utilización de mascarillas mientras se practica algún tipo de deporte o ejercicio excesivo, ya que hacerlo causaría “un aumento significativo en la resistencia a la ventilación y una disminución en el volumen de ventilación”.

También dijo que las personas de cuerpo alto y delgado “deben estar atentos a la posibilidad de neumotórax espontáneo si experimentan tos severa o dolor torácico intenso durante el ejercicio”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE VANGUARDIA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.