Al menos otras ocho mujeres, incluidas siete cantantes y una bailarina, han formulado acusaciones similares contra Domingo, pero Wulf ha sido la única que ha permitido ser identificada. Por su parte, el tenor, de 78 años, dijo en una declaración que siempre creyó que todas sus “interacciones y relaciones” con mujeres eran “bienvenidas y consensuadas”, y que las “alegaciones” de “individuos anónimos” que cita la agencia “datan al menos de 30 años atrás” y son “profundamente preocupantes” e “inexactas”.

Washington, 13 de agosto (EFE).– La mezzosoprano Patricia Wulf, una ex cantante de ópera que acusó al tenor Plácido Domingo de acoso sexual, se ratificó este martes en sus acusaciones y dijo tener un testigo del presunto comportamiento inadecuado del director de la Ópera de los Ángeles.

“Mi relato de lo que ocurrió es exacto”, dijo a Efe Wulf, de 61 años, quien en su curriculum asegura haber cantado “en múltiples ocasiones” con Plácido Domingo en la Ópera Nacional de Washington, institución de la que el cantante español fue también director artístico y director general.

“Tengo un testigo que respaldará esto”, añadió la artista ya retirada, quien excusó dar más detalles del caso porque, dijo, “es muy difícil hablar de ello”.

Al menos otras ocho mujeres, incluidas siete cantantes y una bailarina, han formulado acusaciones similares contra Domingo, pero Wulf ha sido la única que ha permitido ser identificada.

Wulf con Plácido Domingo después de una presentación. Foto: AP

Domingo, de 78 años, dijo en una declaración que siempre creyó que todas sus “interacciones y relaciones” con mujeres eran “bienvenidas y consensuadas”, y que las “alegaciones” de “individuos anónimos” que cita la agencia “datan al menos de 30 años atrás” y son “profundamente preocupantes” e “inexactas”.

“Reconozco que las normas y estándar de la actualidad son muy diferentes hoy de lo que eran en el pasado. Soy un afortunado y privilegiado por tener una carrera de más de 50 años en la ópera y mantendré los más altos estándar”, añadió el artista.

Wulf, quien ahora es una agente de bienes raíces, vive en el área de Winchester, unos 120 kilómetros al oeste de Washington DC, con su esposo.

Una nota biográfica de Wulf indica que fue soprano lírica antes de pasar a papeles de mezzosoprano.

Las mujeres indican que contaron sus casos a raíz del movimiento #MeToo, aparecido con motivo de las acusaciones de acoso sexual contra el director de cine Harvey Weinstein en 2017.