Un corto de apenas dos minutos de duración, obra de Tim Luecke, está plagado de guiños a las películas más emblemáticas del director, sus personajes, su particular universo y la figura del legendario cineasta.

MADRID, 13 agosto (EuropaPress).- Alfred Hitchcock, el gran maestro del suspenso, nació en Leytonstone (Londres) el 13 de agosto de 1899 y murió en California, Estados Unidos el 29 de abril de 1980. Nominado al Óscar en cinco ocasiones como Mejor Director, pero la Academia de Hollywood solo le concedió el premio de honor que recibió en 1968 de manos de Robert Wise.

El hombre que sabía demasiado, La ventana indiscreta, Con la muerte en los talones, Vértigo, Los pájaros, Treinta y nueve escalones, Extraños en un tren y, cómo no, Psicosis. Ocho de los clásicos básicos de Alfred Hitchcock se dan cita en este pequeño homenaje animado.

Un corto de apenas dos minutos de duración, obra de Tim Luecke, está plagado de guiños a las películas más emblemáticas del director, sus personajes, su particular universo y la figura del legendario cineasta.


Este medley de las obras más significativas del director arranca con Hitchcock como director de orquesta en el Hitchcock Hall donde tiene lugar su presunto asesinato. En el momento de su muerte, el director llevaba consigo sus “planes secretos” que le son arrebatados.

A partir de ahí, carreras por los 39 escalones, rubias gritando de pánico, pájaros asesinos, vértigos, misteriosos trenes e incluso una vista al Bates Motel se suceden en esta pequeña joya de animación que culmina, cómo no podía ser de otra manera, con el giro final que el maestro Hitchcock tenía preparado para sus personajes.