La firma de evaluación crediticia advirtió que las transferencias presupuestales a Petróleos Mexicanos (Pemex) pueden ser mayores y más recurrentes en el mediano plazo, lo que presionaría las finanzas públicas.

Ciudad de México, 13 de agosto (EconomíaHoy).- La calificadora Moody’s indicó que el Gobierno federal tiene el dilema de elegir entre déficits fiscales más grandes o mayor austeridad en el gasto, sin embargo, cual sea la decisión generaría una política procíclica que afectaría la situación fiscal de México, en donde el principal riesgo son las transferencias presupuestales a Petróleos Mexicanos (Pemex).

A través de un reporte, la firma de evaluación crediticia advirtió que las transferencias presupuestales a Petróleos Mexicanos (Pemex) pueden ser mayores y más recurrentes en el mediano plazo, lo que presionaría las finanzas públicas.

Moody’s destacó que el subejercicio del gasto mitigó la caída en ingresos gubernamentales, resultando en un déficit más bajo de lo presupuestado para la primera mitad del año, y destacó que la caída en la producción petrolera y, en menor grado, la desaceleración de la economía mexicana, impactaron los ingresos.

“Aunado a nuestra proyección de una desaceleración en los ingresos no petroleros, harán que el déficit fiscal termine más alto de lo presupuestado”, refiere el reporte.

Indicó que pese a que el gobierno ha mencionado que empleará alrededor de la mitad de los recursos en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) para llegar a su meta anual de superávit primario del 1% del Producto Interno Bruto (PIB) al nivel de sector público, sin el uso de éstos estimamos que el superávit primario será de 0.5% como proporción del PIB y el déficit fiscal de 2.4%.

Moody’s advirtió que alcanzar metas utilizando recursos que ya existen no resuelve el problema de fondo, que es el de la caída de ingresos petroleros, pero sí reduce el tamaño de los colchones financieros diseñados para enfrentar desaceleraciones económicas cíclicas y responder a evento de choque.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.