Grupo Aeromexico hizo esta solicitud a más de un mes de que anunció a la Bolsa Mexicana de Valores que había iniciado un “proceso voluntario de reestructura”.

Ciudad de México, 13 de agosto (SinEmbargo).- Grupo Aeroméxico presentó una solicitud de aprobación de financiamiento preferencial (DIP Financing, por sus siglas en inglés) por mil millones de dólares ante la Corte de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York.

Aeroméxico obtuvo la aprobación por mil millones de dólares con fondos administrados por afiliadas a de apoyo Global Management, sin embargo, aún está sujeto a la aprobación de la Corte estadounidense.

El DIP Financing consiste en un Tramo 1 preferencial y garantizado de 200 millones de dólares y un Tramo 2 preferencial y garantizado por 800 millones de dólares.

Los recursos de este financiamiento solo podrán ser utilizados para ciertos gastos de operación y corporativos generales, así como gastos de reestructura.

 Las condiciones del DIP Financing requieren que la aerolínea firme un convenio de Apoyo a Accionistas, en la que los accionistas deberán votar a favor de un aumento de capital social para llevar a cabo la conversión del Tramo 2 incluyendo la renuncia a sus respectivos derechos de preferencia para suscribir dicho aumento.

Asimismo, se tendrán que someter a la jurisdicción de la Corte bajo el Capítulo 11 de la ley de bancarrota de Estados Unidos, en donde no podrán vender sus acciones durante el proceso de reestructuración.

Anteriormente, Aeroméxico dijo que utilizaría las ventajas que el Capítulo 11, para fortalecerse económicamente y tener liquidez para proteger y preservar sus operaciones y activos. Además, para poder implementar los ajustes operativos para enfrentar el impacto de la COVID-19.

Aeroméxico anunció el pasado 30 de junio a la Bolsa Mexicana de Valores que había iniciado un “proceso voluntario de reestructura”.