Pocas personas lo saben, pero en México hay expertos de la UNAM dedicados a cuidar la salud de los viajeros, ya sea un paseo de placer, de negocios o un intercambio estudiantil, cada viaje al extranjero implica un riesgo para aquellos que toman un avión hacia un sitio distinto al que viven. Por ello, expertos de la Facultad de Medicina buscan sensibilizar sobre la importancia de la medicina preventiva, pues sólo se atienden alrededor de 5 mil viajeros, de los 42 millones que transitan por el Aeropuerto.

Ciudad de México, 13 de octubre (SinEmbargo).– La Clínica de Atención Preventiva para el Viajero de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) opera desde 2011 en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en donde a la vez que se da orientación, consulta y tratamiento para miles de turistas al año, sirve como unidad de investigación para conocer cuáles son los males físicos y mentales que más aquejan a los transeúntes de la terminal aérea.

El doctor Jorge Baruch Díaz  es el encargado tanto de esta sede como de la que abrió posteriormente en Ciudad Universitaria, al sur de la ciudad y habló con Mundano sobre las funciones, procesos e importancia de esta clínica.

– ¿Cómo y con qué fin surgió la Clínica del viajero?

– La clínica es una unidad mixta de la UNAM, como tal, debe de desarrollar tres funciones: servicio, investigación y docencia, en áreas que sean poco desarrolladas en México, como es el caso de la medicina del viajero. La idea surge en 2011, es encomendada a la Facultad de Medicina por el rector en ese entonces José Narro, forma un equipo de trabajo y me nombra a mí como director del proyecto y es así como nos abocamos a crear la Unidad Mixta de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero.

Se pensó en primera instancia ponerla en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México porque es el punto más importante de reunión de todos los viajeros internacionales, mexicanos y extranjeros. Se firmó un convenio con el AICM para ubicar la primera sede en la Terminal 2, ya para mayo de 2016 se crea la sede de Ciudad Universitaria, para dar atención a la comunidad universitaria como tal, pero también para toda la zona sur y centro de la región metropolitana.

El proyecto ha sido exitoso, básicamente la misión es crear una consciencia de la cultura de la prevención al viajar y la cual es inexistente hasta el momento, por lo que debe ser constante la promoción de este tipo de proyectos para que se permee la cultura entre todos los viajeros, tanto desde las aerolíneas, las agencias de viaje, los operadores turísticos, hasta el viajero que es el principal actor.

La Clínica se encuentra en la Terminal 2 del AICM, junto al área de comida rápida. Foto: Daniela Medina, SinEmbargo

– ¿A qué pacientes reciben?

– Va dirigido a todo el público viajero nacional o internacional, nuestros principales pacientes que se atienden en esta clínica son los que apenas van a viajar porque la idea precisamente es que durante el proceso de planeación de un viaje tomen en cuenta la salud y prevengan, para reducir los riesgos.

Pero también aquellos extranjeros que están en México y van a viajar, se acercan porque ellos ya traen ese chip de la prevención y buscan este tipo de servicio. Los que vienen hacia México y van a estar un periodo también se acercan a la clínica, pueden venir enfermos o para prevenir.

Esto pasa mucho sobre todo con los estudiantes de intercambio extranjeros que llegan a México y necesitan ser orientados, porque también eso es importante, generalmente los países de mediano y bajo ingreso, de acuerdo con el Banco Mundial, generan pocas cifras de salud y viajes internacionales para que los extranjeros de otro tipo de ingresos puedan prevenir, entonces esta es un clínica que también se enfoca a generar ese tipo de conocimientos.

– ¿Cómo es el proceso para ser atendido?

Tenemos un acuerdo de colaboración con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para que a través de “La Guía del Viajero”, la Universidad es una fuente confiable de conocimiento, por ende trabajamos en colaboración para generar alertas o recomendaciones previas al viaje.

Otro mecanismo es que del 60 al 70 por ciento de los viajeros planean por internet, entonces tenemos una presencia importante a través de nuestro sitio web, que es un sitio oficial de la Universidad aunque tenga un dominio diferente, pero es precisamente porque la UNAM cierra en periodos de vacaciones, a veces les da mantenimiento de servidores y nosotros es justo la época en que más presentes tenemos que estar.

El mecanismo de contacto que más hemos utilizado en la clínica es que se tiene que agendar cita para acceder a los servicios, preferentemente. Debe ser una consulta programada, entonces el viajero llena un formulario en el sitio, en el que solicita información de su viaje. Los médicos evalúan cada itinerario por separado de acuerdo a las alertas de viaje en ese momento porque cambian diariamente; de acuerdo a los requisitos que también cambian, reglamentos, etc y emiten las recomendaciones oficiales desde la UNAM. Ya con ellas, el viajero llama, agenda una cita y acude a la clínica. El proceso de la consulta tiene un tiempo de entre 40 y 60 minutos, es una consulta bastante larga, pero es precisamente porque va enfocada a detectar los riesgos, tanto del viajero, del itinerario y el vuelo en general, las regiones y de acuerdo a eso reducir los riesgos con vacunación, consejo médico y algunos anti maláricos y medicamentos que se tengan que tomar.

Una vez que acuden a consulta, los que tienen que vacunarse, se tratan y se les da seguimiento durante todo el viaje, a su regreso pueden acceder sin costo adicional a los servicios en caso de haber enfermado.

– ¿Cuál es el costo de la consulta?

– Va desde los 500 hasta los 700 pesos, depende porque la UNAM tiene dos tarifas en la Clínica del Viajero, las de la comunidad universitaria y las del público en general.

Como es una unidad mixta, la Clínica debe de ser autosustentable, entonces no recibe subsidio por parte de la Universidad, genera recursos o ingresos extraordinarios para ella. Entonces, todos nuestros servicios e insumos los pagamos con los ingresos que nosotros generamos y las campañas de promoción y difusión también se pagan.

También se invierte en proyectos de investigación con estos recursos.

Además de brindar el servicio de clínica, tiene función de docencia e investigación. Foto: Daniela Medina, SinEmbargo

– ¿Qué proyectos de investigación tienen?

– La Clínica tiene detectada una población de viajeros vulnerable, que son los mexicanos que están siendo deportados y se internan todos los martes, miércoles y jueves. Entonces la clínica tiene proyectos de investigación dirigidos a ellos, para detectar problemas de salud y después mejorar su calidad de vida.

En este momento estamos detectando problemas de salud mental. Entonces ese tipo de recursos que se generan, nos sirven para promover investigación, desarrollar docencia y mantener el servicio.

Además de otro con estudiantes de intercambio, que hablaremos más adelante.

– ¿Cuáles son los principales padecimientos en la población promedio?

– Los principales padecimientos durante el vuelo son las enfermedades respiratorias; en segundo lugar, padecimientos relacionados con trastornos de sueño, como el jet lag; y en tercer lugar, los que tienen que ver con problemas circulatorios, que es la trombosis venosa de viajero, conocida como “síndrome de clase turista”.

La gran gama de padecimientos se da durante el viaje. Los viajeros que más nos visitan viajan hacia América del Sur, alrededor del 30-33 por ciento; un 28 por ciento hacia África Subsahariana y el restante se reparte, una proporción importante va al sudeste asiático, otra también viaja a Asia Meridional; en cuarto lugar, está Europa; quinto, Norteamérica y sexto, Oceanía.

Entonces de acuerdo a eso tienen diferentes necesidades de salud. El motivo por el cual nos contactan es porque existen vacunas obligatorias al viajar, entonces cuando las embajadas les dicen que falta vacunarse, es cuando buscan este tipo de servicios de manera intencionada. La vacuna obligatoria en México para viajar es la de la Fiebre Amarilla para algunos países  de América del Sur, África y Asia.

Pero eso es un porcentaje del 40 por ciento; el otro 60 es porque busca recomendaciones del viaje, lo cual está muy bien.

Y sus motivos varían, en primer lugar, los que más nos visitan son los viajeros por negocios. En segundo lugar, lo que van a hacer placer convencional; luego los que van a visitar a familias y amigos y los que van a estudiar de intercambio.

Entonces es diferente de lo que se enferman los viajeros por negocios que los estudiantes; en esta población en específico ahorita tenemos a un médico encargado de hacer un proyecto de investigación este año, en el cual estamos viendo los padecimientos más frecuentes de los estudiantes extranjeros que vienen a México, de qué se están enfermando. Porque Ciudad Universitaria, alberga entre 2 mil y 3 mil extranjeros durante todo el año, pero aparte en el Centro de Estudios para Extranjeros (Cepe) hay una rotación impresionante de al alrededor de 200 estudiantes por cada seis meses. También otras universidades nos han externado problemas de salud relacionados con el choque cultural, que tiene que ver con salud mental, trastornos del sueño, que no se están acostumbrando por la barrera del idioma.

En cambio, tenemos a los estudiantes universitarios que viajan al extranjero, que son otro tipo de problemas, algunos se enfrentan con barreras de discriminación racial, que también los deprime y tenemos que darles apoyo vía ‘Telemedicina’, a través de la misma Clínica del viajero.

Los viajeros de negocios, visita familiar, de placer, tienen otro perfil de necesidades. Normalmente los de negocios son los más susceptibles a las complicaciones cardiovasculares, por los múltiples destinos y viajes frecuentes, son cuatro veces más susceptibles a enfermedades respiratorias, como la influenza.

Los viajeros por visita a familia y amigos, se enferman hasta seis veces más frecuentemente de cualquier cosa que los otros, porque son los que menos se apegan a las recomendaciones de salud. Son una población difícil porque piensan que por haber nacido en ese país a donde vuelven, ya son inmunes.

Cuenta con consultorios con todo lo necesario, así como un amplio abasto de vacunas y medicamentos. Foto: Daniela Medina, SinEmbargo

– ¿Qué alertas de viaje hay en la época actual?

– Hay una alerta muy importante en América del Sur, por todo el descontrol que ha habido de la fiebre amarilla, ha invadido territorios que no se habían visto afectados con esta enfermedad, sobre todo en la región de la cosa sureste de Brasil, donde hay un flujo muy importante de turismo, que está afectando ya a Río de Janeiro. Esta alerta también está afectando a Bolivia y a Perú. Adicional a esto se ve afectada por el desabasto regional que estamos teniendo en este momento de la vacuna de fiebre amarilla.

En Asia están terminando su época de monzones, hay inundaciones, brotes de cólera, chikungunya, zika, dengue y la más mortal de todas es la malaria, porque mata a cuatro de cada 10 viajeros que no van con un adecuado tratamiento preventivo, que solamente se puede conseguir en las clínicas del viajero de México. En África, también incrementan las enfermedades por malaria.

También va empezando la época de frío y en octubre inicia la influenza, entonces van a empezar a elevarse la cantidad de enfermedades respiratorias tanto en este aeropuerto como en todo el Hemisferio Norte.

La consulta ronda entre los 500 y los 700 pesos. Foto: Daniela Medina, SinEmbargo

– ¿En la sede de CU se llevan las mismas funciones?

– En la misma unidad médica está la Clínica del Viajero, que da los mismos servicios que aquí; la Clínica del Sueño, que tenemos una colaboración muy importante para desarrollar investigación en el tema de la fatiga y jet lag sobre todo en tripulación aérea; y la Clínica de oncodermatología, que se enfoca en cáncer de piel.

– ¿Aproximadamente a cuántos pacientes atienden?

– El promedio de personas que se atienden varía según la temporada, en las elevadas se atienden entre 10 y 20 personas por día; en las bajas, de 5 a 6 al día por sede. Más o menos de mil a tres mil personas por año.

Pero hay excepciones, cuando fue el año del Mundial de Futbol, la cifra llegó a tres mil viajeros por sede; el año pasado la cifra alcanzó alrededor de dos mil.

Es una cantidad muy insignificante si tomamos en cuenta la cantidad masiva de viajeros que por lo menos este aeropuerto maneja, que son alrededor de 42 millones de viajeros por año, entre las dos sedes estaríamos atendiendo entre cuatro mil y seis mil viajeros, que no es ni el uno por ciento de los viajeros que se mueven en esta terminal y es la Clínica que más viajeros atiende en todo el país.

Sí existe una necesidad muy grande de comunicar la importancia de la prevención antes de viajar, se pueden evitar muchos problemas.

Su sitio web contiene información útil, así como el enlace para programar una consulta. Foto: Daniela Medina, SinEmbargo

– ¿Qué tiene que saber la gente para de verdad tomar precauciones?

– En primer lugar, la efectividad que tiene una consulta previaje es del 70 por ciento en reducir la probabilidad de enfermar con algo asociado, ese es el mensaje más importante.

Luego, el costo-efectividad, pues el costo es muy bajo comparado con el gasto de enfermar y requerir atención médica en el extranjero, mientras una consulta de urgencias en otro país te puede costar mínimo 30 mil pesos, una de viaje ya con vacunas y medicamentos, máximo cuesta 6 mil pesos, en promedio 3 mil.

Así como nos tomamos el tiempo para ver qué maleta nos vamos a llevar, elegir el traje de baño y esas cosas comunes comparadas con la salud que es lo más importante, nos debemos de tomar en tiempo para considerarla y planificarla, de preferencia mínimo tres o cuatro semanas antes de partir.

Aparte de eso, hay otros dos factores que debemos de tomar en cuenta, como el seguro de gastos médicos al viajar, que es muy importante, que cubra desde que nos subimos al avión en México hasta que regresamos a esta terminal aérea.

Inscribir nuestro itinerario en el Sistema de Registro para Mexicanos en el Exterior (Sirme), de la SRE, que es la única manera en la que la Secretaría sabe a qué mexicanos buscar en caso de alguna eventualidad social o natural, sino va a tardar semanas en recabar la información. Si nosotros nos inscribimos de manera voluntaria, tenemos la seguridad de que por lo menos el Consulado o la Embajada más cercana va a estar al pendiente ante cualquier evento social o natural, que lamentablemente ya es más frecuente en Europa, estos eventos trágicos de terrorismo y en América del Sur, África y hasta en nuestro país, justo en esta temporada, los naturales.

 

LA CLÍNICA DEL VIAJERO

Sede AICM T2: Av. Santos Dumont S/N. Col. Zona Federal. Del. Venustiano Carranza

Sede CU: Unidad de Atención Médica de Alta Especialidad. Circuito Escolar S/N. Del. Coyoacán

Horarios:

  • Lunes – Viernes
    9.00 – 19.00
  • Sábado
    10.00 – 14.00

Teléfono: 5255 43130190
[email protected]