Se determinó que a quienes incurran en esos delitos se les excluirá de la posibilidad de gozar de libertad condicionada.

Ciudad de México, 13 de octubre (SinEmbargo).– Con 375 votos a favor y uno en contra, la Cámara de Diputados aprobó que los sentenciados por feminicidio y violación no gozarán de libertad anticipada ni de sustitución de penas.

Además, se determinó que a quienes incurran en esos delitos se les excluirá de la posibilidad de gozar de libertad condicionada.

El Senado de la República precisó que no existe razón suficiente para justificar un trato distinto entre las personas sentenciadas por un delito del fuero común y uno del federal, como para exigir un cumplimiento mayor en el caso de delitos federales.

También se señaló que de no contar con la solvencia económica,los sentenciados podrán llegar a un convenio judicial de paga con la Autoridad Penitenciaria.

Por su parte, la Diputada Esmeralda de los Ángeles Moreno Medina, del Partido Encuentro Social (PES), estimó pertinente aumentar las condiciones de delimitación de goce de la libertad condicionada y anticipada en los mencionados ilícitos, por considerar que la violencia de género es de los principales problemas, en todos sus niveles y durante las últimas décadas.

El pleno de la Cámara de Diputados también aprobó en lo general reformas que permitirán dictar prisión preventiva oficiosa a quienes son investigados por los delitos de feminicidio, corrupción, abuso o violencia sexual contra personas menores de 18 años, robo a casa habitación, uso de programas sociales con fines electorales, robe de hidrocarburos, entre otros.

Con 266 votos a favor, dos abstenciones y 127 en contra, las y los diputados avalaron hoy el dictamen que incorporará al catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva la corrupción para el enriquecimiento ilícito y ejercicio abusivo de funciones, robo al transporte de carga en cualquiera de sus modalidades, la desaparición forzada de personas y desaparición cometida por particulares, además de los delitos relacionados con el uso de armas de fuego y explosivos de manejo exclusivo del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea.