El hombre siempre ha sido un lujurioso. Pero la fotografía le abrió aún más la posibilidad de alimentar su deseo. Desde el origen mismo, capturar escenas eróticas se volvió tarea de muchos. Los fotógrafos de desnudos llevan especializándose durante más de un siglo.

Esta colección rescata fotos eróticas de finales el Siglo XIX y principios del Siglo XX. El tema es el sexo libre: mujeres con mujeres, mujeres y hombres. Son fotos posadas pero claramente tienen como fin despertar el animal dentro.

Así se divertían nuestros bisabuelos. Y también nuestras bisabuelas.