227745_10151162984176339_941070521_n (1)

Foto: Facebook

Ciudad de México, 13 de noviembre (SinEmbargo).– Debido a que fue confundida con una vendedora ambulante por su aspecto, Ali Roxox, indígena guatemalteca y estudiante de Doctorado, fue sacada de una cafetería en Chiapas el día de ayer.

El caso lo dio a conocer el periodista Julio Hernández López por medio de su cuenta de Twitter [@julioastillero]: “Montserrat Balcorta, @Memoriaz , denuncia humillación racista y violencia vs mujeres indígenas en restaurante Oh la la SanCristobalDLasCasas”.

“En Oh La La de SanCrisDLCasas ‘A Ali Roxox la detuvieron en la puerta de manera déspota diciéndole q no podía entrar a vender’: @Memoriaz”, escribió el comunicador en un segundo tuit.

Por medio del mismo medio, Montserrat Balcorta respondió al periodista sobre lo ocurrido: “Ali Roxox es de GUATEMALA y mi compañera de doctorado. Para que veas como se trata a las mujeres indígenas en Chiapas”.

El local de “Oh la la! Pastelería Francesa” se encuentra en la Calle Real de Guadalupe 2, Centro, San Cristóbal de las Casas, según información que brinda en su página de Facebook, donde varios usuarios ya le han hecho llegar sus comentarios tras haber corrido a la joven guatemalteca.

De acuerdo con reportes de la prensa local, Ali Roxox, quien actualmente estudia Doctorado en el Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, dijo que lamentable que en el siglo XXI los indígenas son considerados como “personas inferiores sólo por su identidad étnica” y que son asociados en este contexto con el comercio informal, con el analfabetismo, y son discriminados por su condición económica, educativa, cultural y de género.

“Los y las indígenas poseemos el mismo nivel de inteligencia y habilidades que las y los demás, tenemos los mismos derechos y que podemos optar y desenvolvernos en los diferentes espacios académicos, laborales, políticos y económicos”, afirmó.

Roxox dijo que se siente orgullosa “de ser una mujer indígena maya K’iche’ de Guatemala y que haya tenido la oportunidad de acceder a estos espacios académicos en donde me desenvuelvo actualmente, producto de mis esfuerzos personales durante todo el proceso”.

El día de hoy la cafetería hizo una aclaración a través de su cuenta de Facebook, dirigida a Ali Roxox como a sus clientes: “Jamás hemos tenido una actitud racista o discriminatoria y nos encontramos con la mayor disposición de aclarar el mal entendido, somos un negocio público y nuestras puertas nunca se cierran a nadie”, escribió la gerencia del negocio  y agregó:  “recordándoles que todos cometemos errores  en cierto momento pero es de humanos aclararlo”.