Las y los internautas dijeron estar sorprendidos por los posibles nexos revelados por el abogado de “El Chapo”, Lichtman entre grupos del narcotráfico con el ex mandatario Felipe Calderón y el Presidente Enrique Peña Nieto, incluso aseguraron que la carrera política de ambos estaba perdida.

En el caso de Felipe Calderón, expuso un usuario de redes noticias, la noticia tal vez impediría la creación del nuevo partido que anunció la semana pasada.

Ciudad de México, 13 de noviembre (SinEmbargo).– Usuarios de redes sociales reaccionaron con burlas y memes a la declaración que Jeffrey Lichtman, abogado de Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, hizo durante el primer día del juicio donde señaló que Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa recibieron sobornos millonarios por parte del Cártel de Sinaloa.

Internautas bromearon y trataron de adivinar las reacciones que habrían tenido el ex mandatario Calderón Hinojosa y el Presidente Peña Nieto.

De acuerdo con la declaración del abogado, Ismael “El Mayo” Zambada, a quien considera “el verdadero narcotraficante”, fue quien entregó los sobornos.

Lichtman dijo lo anterior durante la primera audiencia contra “El Chapo”, de acuerdo con la agencia France-Presse.

En redes sociales los memes compararon el momento con escenas de la caricatura Los Simpsons y resaltaron la supuesta complicidad entre los dos políticos.

Luego de conocerse la noticia, Felipe Calderón negó las afirmaciones en Twitter.

“Son absolutamente falsas y temerarias las afirmaciones que se dice realizó el abogado de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Ni él, ni el cártel de Sinaloa ni ningún otro realizó pagos a mi persona”, dijo en la red social. La respuesta también generó burlas.

Las y los internautas  dijeron estar sorprendidos por los posibles nexos revelados por el abogado Lichtman, incluso aseguraron que la carrera política de ambos estaba perdida.

En el caso de Felipe Calderón, expuso uno de ellos, la noticia tal vez impediría la creación del nuevo partido que anunció la semana pasada.

El primer día de juicio en contra de Joaquín Guzmán Loera,  no solamente ha salpicado de acusaciones de corrupción a los ex presidentes mexicanos Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa, sino también a la agencia antidrogas estadounidense conocida como la DEA.

La defensa del narcotraficante mexicano ha expuesto que su cliente fue “víctima de una conspiración transfronteriza” que involucra a Ismael “El Mayo” Zambada, el actual líder del Cártel de Sinaloa.

Guzmán, extraditado en enero de 2016 a Estados Unidos y en máxima seguridad desde entonces, se ha declarado no culpable de once cargos de narcotráfico, el principal de mantener una empresa criminal continua, de portar armas y blanqueo de dinero producto de ese tráfico.