A un año de los juegos olímpicos de Tokyo 2020, tenemos una nueva entrega de Mario & Sonic, con algunas adiciones que buscan mejorar y redondear la experiencia que representa el juego, además de empezar a prepararnos para el ambiente de los juegos olímpicos del próximo año. Mario & Sonic at the Olympic Games Tokyo 2020 llega en exclusiva para el Nintendo Switch utilizando todas las características de la consola híbrida de Nintendo, desde el modo portátil y el modo TV, hasta los controles de movimiento de los Joy-Con y el giroscopio de la consola.

Ciudad de México, 13 de noviembre (SinEmbargo).- Durante más de una década hablar de Mario & Sonic at the Olympic Games es hablar de uno de los títulos de competencia más divertidos de los últimos tiempos, llevando al límite los deportes, los controles y sobre todo el fanatismo por el equipo de Sonic o el equipo de Mario Bros.

En esta ocasión, a un año de los juegos olímpicos de Tokyo 2020, tenemos una nueva entrega de Mario & Sonic, con algunas adiciones que buscan mejorar y redondear la experiencia que representa el juego, además de empezar a prepararnos para el ambiente de los juegos olímpicos del próximo año. Mario & Sonic at the Olympic Games Tokyo 2020 llega en exclusiva para el Nintendo Switch utilizando todas las características de la consola híbrida de Nintendo, desde el modo portátil y el modo TV, hasta los controles de movimiento de los Joy-Con y el giroscopio de la consola.

Contamos con diferentes modos de juego, entre ellos un modo historia que nos introduce a una aventura totalmente nueva, donde los enemigos de ambas sagas, Bowser y Dr. Egg combinan sus fuerzas para acabar con Mario y Sonic creando un dispositivo en forma de consola o arcade conocido como Tokyo 64, el cual transporta a nuestros héroes principales, y para su mala fortuna también a nuestros antagonistas, a un mundo virtual de los juegos olímpicos de Tokyo 1964. Además de esto, el juego se transforma en un mundo 2D de 8-bits, como las consolas de antes, brindando una experiencia nostálgica y completamente diferente, aunque las actividades siguen siendo las mismas y solo algunas son funcionales para este modo 2D, la experiencia competitiva no se pierde.

Hay adición de personajes de ambas franquicias. Foto: Especial

Sin embargo, uno de los puntos más negativos de este modo historia está en los diálogos, ya que existen demasiados en cada uno de los capítulos, al punto que podemos leer mucho más texto de lo que jugamos logrando opacar bastante la experiencia que representa competir en deportes que duran pocos minutos y te dejan con ganas de competir mucho más.

La adición de personajes de ambas franquicias, desde los tradicionales como Mario, Luigi o Peach por un lado y Sonic, Dr. Egg o Knuckles, se agradece bastante hasta tener un repertorio tan amplio de 28 personajes y posiblemente más en algún futuro. Tenemos nuevas adiciones como Rosalina de Super Mario Galaxy o Silver y Metal Sonic de las más recientes entregas de la serie de Sonic The Hedgehog.

Por otro lado, tenemos modos multijugador donde puedes conectar hasta 4 controles en una misma consola para experimentar el juego en modo de pantalla dividida, o bien, puedes utilizar diferentes consolas Nintendo Switch para disfrutar del modo multijugador. Pero si lo tuyo es el multijugador en línea, el juego también tiene la opción para poder competir en deportes olímpicos como fútbol, tenis de mesa, natación, 100m, gimnasia y muchos más.

Contamos con diferentes modos de juego, entre ellos un modo historia que nos introduce una aventura totalmente nueva. Foto: Especial

Una diferencia del modo multijugador normal o local al modo en línea es que podemos experimentar de partidas igualadas donde podrás destacar en ser el mejor de todo el mundo en cada una de las disciplinas que están dentro del juego, desde lograr el mejor tiempo en 100m planos, en natación o lograr la mayor cantidad de puntos en una partida de box o karate.

Sin embargo, Mario & Sonic at the Olympic Games Tokyo 2020 no logra sobresalir de lo que representa y además de la adición de un modo historia que deja mucho que desear con una gran idea de por medio, pero muy mal ejecutada, el juego representa partidas cortas de deportes olímpicos y nada más, una experiencia que en solitario puede no ser tan divertida, pero a su vez puede ser muy divertida con algunos amigos.