“Hagamos esto juntos” es una campaña presentada por la empresa Coca-Cola para alcanzar la meta “Un Mundo sin residuos” y de esta forma recuperar y reciclar cada uno de los envases que vendieron para el 2030.

México, 13 de noviembre (EFE).- México se ha consolidado como uno de los países con mayor avance en el reciclaje de botellas de plástico (PET) gracias al aumento de la conciencia de los consumidores y la participación de las empresas, según coinciden este miércoles varios expertos consultados por Efe.

Con esta perspectiva ha nacido la campaña “Hagamos esto juntos”, que busca fomentar la suma de esfuerzos entre ciudadanos, autoridades y el sector privado para reducir el desperdicio de botellas de polietileno tereftalato, conocido como plástico PET, y consolidar una economía circular.

La campaña ha sido presentada por Coca-Cola, como parte de la Industria Mexicana de Coca-Cola, para alcanzar la meta “Mundo sin Residuos” y el objetivo de recuperar y reciclar cada uno de sus envases vendidos para 2030, además de que ese mismo año cada uno de sus envases tenga un mínimo de 50 por ciento de materiales reciclados.

“Lo que no queremos es producir nuevas botellas hechas de resina virgen proveniente del petróleo. Queremos que cada uno de nuestros envases de PET den vueltas constantes, logrando tener múltiples vidas”, explicó Jesús Lucatero, subdirector de sustentabilidad de Coca-Cola México.

Por ahora, la IMCC ya recicla seis de cada 10 botellas, aunque admite que no es suficiente, por lo que han lanzado esta campaña para que los ciudadanos aporten ideas a través del sitio unmundosinresiduos.com, sobre cómo alcanzar la meta de un mundo sin residuos, pues la innovación y el trabajo conjunto son necesarios para que esta iniciativa trascienda.

México es uno de los países que más avances ha tenido en cuestiones de reciclaje. Foto: Crisanta Espinosa, Cuartoscuro

De hecho, la IMCC cuenta con PetStar, la planta de reciclaje más grande del mundo, e IMER, la primera construida en Latinoamérica, que en conjunto procesan más de 85 mil toneladas al año de este material.

Es decir, del 56 por ciento de PET que se acopia en México, la IMCC representa el 35 por ciento.

“No creemos que el PET es un desperdicio. Creemos que es un residuo que es valorizable, es decir, las botellas deben ser consideradas como un residuo de múltiples vidas”, afirmó Lucatero.

En eso coincide la especialista en sistemas ambientales Alejandra Valdez, cofundadora de Ecolana, una organización que proporciona información a los consumidores para que sepan dónde reciclar plásticos y otros materiales.

“Ahorita que está todo el tema de la nueva economía del plástico, de la economía circular, es un momento muy bueno para que los ciudadanos empecemos a ver qué están haciendo las empresas chicas y grandes”, opinó.

Las empresas pueden aumentar el porcentaje de reciclajes. Foto: Crisanta Espinosa Aguilar, Cuartoscuro

La experta considera que México, “aunque no lo parezca”, avanza en temas de reciclaje a nivel mundial, algo que se refleja en la creciente relación entre consumidores y compañías.

“Trabajamos con empresas y creemos que la gran mayoría va encaminada a aumentar sus porcentajes de reciclaje y a la responsabilidad compartida con los ciudadanos. Si bien, el ciudadano tiene que hacer su parte, las empresas cada día se van dando más cuenta”, indica.

Valdez invita a los ciudadanos a “dar un paso a la vez” sin “abrumarse”, además de dejar de ver a las empresas como “enemigos” e iniciar una relación más propositiva con ellas, pues en realidad “muchas se han abierto a escuchar”.

La campaña “Hagamos esto juntos” reconoce que el reciclaje de PET es algo en lo que “todos pueden y tienen algo que aportar”, añade Lucatero.

“Las empresas generan valor económico para sus accionistas, pero eso no está peleado con generar un valor social para las comunidades donde operamos. Creo que es parte de nuestra responsabilidad, es parte de lo que tenemos que hacer”, concluyó el subdirector de sustentabilidad de Coca-Cola México.