De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ CDMX), Juan Carlos había huido a EU el 30 de noviembre, días antes de que se diera a conocer que se habría enviado una carta a un Juez de Control en donde confesaba que temía por su integridad.

Ciudad de México, 13 de diciembre (SinEmbargo).- La Interpol emitió una orden de búsqueda y detención para Juan Carlos “N”, presunto feminicida de Abril Pérez, quien huyó a Estados Unidos el pasado 30 de noviembre.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ CDMX), Juan Carlos había huido a EU el 30 de noviembre, días antes de que se diera a conocer que se habría enviado una carta a un Juez de Control en donde confesaba que temía por su integridad.

El ex directivo de Amazon México cruzó la frontera entre México y Estados Unidos a pie, en forma ilegal, desde Tijuana a San Diego, California, según informan fuentes de la PGJ.

Además, un Juez de Control liberó una orden de aprehensión, la cual fue motivada por la ausencia de Juan Carlos “N” a dicha audiencia que él mismo solicitó.

Juan Carlos no acudió a firmar la medida cautelar de firma periódica cada 20 días. Además, el Juez agregó que el acusado había sido notificado de la audiencia a través de un correo electrónico desde el pasado viernes.

“Yo no tengo evidencia preventiva de su estado de salud, simplemente no se presentó, por lo que está ajustada la solicitud del Ministerio Público de pedir que se revoque la medida cautelar y se pida la acción penal contra el imputado”, expresó el Juez del Reclusorio Oriente.

En la carta, el ex directivo de Amazon México y Elektra, pidió que se fijara un lugar reservado para acudir a firmar en vez de la Unidad de Medidas Cautelares, ubicada en la colonia Doctores.

En tanto, la nueva defensa de Juan Carlos “N” argumentó que su cliente “no tenía conocimiento de la decisión de la medida cautelar”, por lo que pidieron que el acto judicial quedara “sin efecto”, petición que fue denegada por el Juez.

Cabe señalar que esta sería la segunda ocasión en que una orden de aprehensión es girada en contra del ex ejecutivo de Amazon; en enero pasado, tras agredir a su esposa con un bate y hasta con un bisturí, fue arrestado y pasó 10 meses en prisión, sin embargo fue
liberado.