Perder peso, lucir una piel más sana y aumento en tu condición física son algunos beneficios que puedes obtener al dejar de tomar alcohol.

Por Andrea Núñez-Torrón Stock

Ciudad de México, 14 de enero (TICbeat/SinEmbargo).- Te contamos cuáles son las beneficiosas consecuencias para tu cuerpo y mente el hecho de abandonar el alcohol a comienzos de este mes de enero, algo que se propuso descubrir una reciente investigación científica.

La resaca inutiliza tu cuerpo y te provoca síntomas tan desagradables como las náuseas, el hormigueo muscular, el dolor de cabeza o la sensación de fatiga y debilidad. Además, si consumes alcohol con frecuencia es probable que tu cuenta bancaria se resienta, pierdas capacidad de ahorro y tus gastos hormiga se multipliquen. Pero, ¿Qué pasa si decides abandonar el alcohol a partir del presente mes de enero?

Escena de Los Simpson. Imagen: Especial

Una investigación de la a Universidad de Sussex basada en una encuesta a 816 personas realizada el pasado enero de 2018 reveló que mantenerte totalmente libre de alcohol hasta febrero te permite tener un mayor control de sus hábitos de bebida, te proporciona más energía de cara al inicio de año, puede ayudarte a adelgazar y perder peso e incluso mejora la textura de la piel.

Este ejercicio conocido como “enero seco” está siendo incentivado por la Universidad de Sussex, cuyo psicólogo e investigador Richard de Visser, revela que “el simple hecho de tomar un mes libre de alcohol ayuda a las personas a beber menos a largo plazo: para agosto, las personas reportan un día sin beber adicional por semana”.

Otros de los beneficios destacados de un enero libre de bebidas alcohólicas es que nueve de cada diez personas ahorran dinero, siete de cada diez duermen mejor y tres de cada cinco pierden peso. “Curiosamente, estos cambios en el consumo de alcohol también se han observado en los participantes que no lograron mantenerse sin alcohol durante todo el mes, aunque son un poco más pequeños”, apuntaba Visser.

Richard Piper, CEO de Alcohol Change UK, que realizó una investigación similar, aportó que 1 de cada 10 personas en el Reino Unido estaban planeando un enero seco. “Estar libre de alcohol durante 31 días nos muestra que no necesitamos alcohol para divertirnos, para relajarnos, para socializar. Eso significa que durante el resto del año podemos tomar decisiones sobre nuestra forma de beber y evitar caer en este hábito más de lo que realmente queremos”.

Cabe recordar que el consumo moderado o excesivo de alcohol está relacionado con una muerte temprana, problemas de salud mental, mayor riesgo de cáncer, daño cerebral y, por supuesto, daños en el hígado.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE TICbeat VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.