Las esculturas de Jansen, catalogado como el “Leonardo Da Vinci del siglo XXI”, semejan a grandes orugas o esqueletos de animales prehistóricos con velas de barco sujetadas a ellos. Cada una ellas ha “nacido” en un año distintos y cada vez más fuerte.

Ciudad de México, 14 de enero (SinEmbargo).– Tubos de PVC conforman el esqueleto principal de las obras llamadas como las “Strandbeest” o “Bestias de playa”, del artista y escultor holandés Theo Jansen, que este fin de semana visitan Mexico.

Desde 1990, Jansen creó a estos esqueletos que parecen tener vida propia y que caminan sin la ayuda de nadie, mas que del viento, por las playas del todo el mundo.

“Hago esqueletos que pueden caminar con el viento, para que no tengan que comer. Con el tiempo, estos esqueletos se han vuelto cada vez mejores para sobrevivir a elementos como la tormenta y el agua y, finalmente, quiero poner a estos animales en manadas en las playas, y vivirán sus propias vidas”, así describe Theo Jansen a sus criaturas en su pagina de Internet.

Probóscide, Uminami, Bruchus Primus, Duabus Caudis… son algunos de los nombres de sus obras que semejan a grandes orugas o esqueletos de animales prehistóricos con velas de barco sujetadas a ellos. Cada una ellas ha “nacido” en un año distintos y cada vez más fuerte.

Las esculturas de Jansen, catalogado como el “Leonardo Da Vinci del siglo XXI”, cuentan con sofisticados sistemas para evitar que la criatura quede inmovilizada o derribada por las olas, y también son capaces de detectar su proximidad al agua y cambiar la dirección de sus pasos.

“Las barreras entre el arte y la ingeniería existen sólo en nuestra mente”, ha recalcado Jansen en múltiples ocasiones.

La idea de estas criaturas surgió después escribir su columna habitual “Strandlopers”, en el diario Volkskrant. Ahí imaginó seres que ayudaran a las playas– de entonces Holanda, hoy Países Bajos– a combatir los estragos por el aumento de las aguas por los efectos del calentamiento global.

Así nacieron estás criaturas de vida propia.

Jansen nació en 1948 en un pequeño pueblo costero de los Países Bajos y estudió física en la Universidad de Tecnología de Delft, donde paralelamente descubrió su vocación artística al realizar sus primeras obras.

Ahora este físico y artista visitará la MATERIA, el nuevo museo del Centro de Ciencia de Sinaloa. La cita es el 16 de enero.

Y para día 17, Theo Jansen realizará un  performance especial en Mazatlán en la Playa Olas Altas.

 

– Con información de EFE